El mejor final posible para León

La estación de San Isidro, viviendo el final de la Semana Santa/San Isidro
La estación de San Isidro, viviendo el final de la Semana Santa / San Isidro

Tras vivir la jornada del día de la Comunidad, en San Isidro quieren seguir disfrutando hasta el fin de semana

J. GONZALOMADRID

A pesar de que los mejores días ya pasaron -las grandes jornadas de nieve y esquí se han vivido durante los meses de febrero y marzo-, este final de temporada es para disfrutarlo. En el día de Castilla y León nadie se lo quiere perder, sobre todo unos aficionados a las estaciones de esquí que apuran los últimos descensos en las pistas de la zona. Con el coqueto dominio de Leitariegos cerrado debido a la escasez de nieve en sus pistas, en León todavía se disfruta el oro blanco qué se mantiene en San Isidro.

Podría parecer mentira, pero el centro gestionado por la diputación ha sobrevivido a una Semana Santa muy tardía. Lo hace, además, con excelentes condiciones y espesores que van hasta los 80 cm. Buena parte de culpa tienen las nevadas que se han registrado durante la primera quincena del mes, llegando a permitir alargar durante una semana el final de temporada, cuando la gran mayoría han dicho adiós.

La estación de San Isidro, en una imagen de archivo
La estación de San Isidro, en una imagen de archivo / Archivo

11 de 34 kilómetros

Con las zonas de Cebolledo y Requejines disponibles, se suman 11 de los 34 kilómetros que ofrece San Isidro, donde a pesar de no haber vivido un inicio plácido, se ha disfrutado de una temporada muy positiva. Se espera, por lo tanto, que la situación continúe siendo, al menos, como la de estas últimas jornadas. Ya que la intención es la de despedir el curso con la mayor extensión posible y unas condiciones que permitan a los usuarios aprovechar cada descenso.

Todo ello antes de finalizar esta buena campaña que deja sensaciones positivas viendo el estado actual de las pistas. Por ahora, sigue siendo el momento de disfrutarlo.