Obras Públicas estudiará si es posible modificar la construcción de un puente sobre el Besaya en Los Corrales

Reunión de Mazón con los vecinos del barrio de Penías/Nacho Cavia
Reunión de Mazón con los vecinos del barrio de Penías / Nacho Cavia

La intención es evitar en la medida de lo posible cortar el paso directo de los vecinos del barrio de Penías con el centro del pueblo

NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

Ante un centenar de vecinos del barrio de Penías el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, se ha comprometido a estudiar de manera urgente la posibilidad de modificar las obras de construcción de un nuevo puente sobre el río Besaya entre Los Corrales y San Felices de Buelna. Esa decisión llegará, dijo, antes de la demolición del actual viaducto (prevista a partir de este miércoles), derribo que ha puesto en pie de guerra a los habitantes de ese barrio porque supondrá eliminar su vía de conexión directa con el centro de Los Corrales. De cualquier forma, Mazón avanzó que se pondrá a disposición de los vecinos unalínea de transporte público gratuita que, en caso de cortar el paso directo con el casco urbano, garantice el traslado de los habitantes de ese barrio al centro del pueblo, ya sea para hacer la compra, para ir a trabajar o al médico.

El tercer compromiso fue el de reestudiar la posibilidad de colocar una pasarela provisional si la decisión es continuar con la demolición del puente actual, al menos hasta que se levante la nueva estructura. Una cuestión que avalaron los alcaldes del valle, Josefina González de Los Corrales y José Antonio González Linares de San Felices de Buelna, presentes en la reunión, además de un técnico de la consejería y representantes de los dos ayuntamientos del valle y varias formaciones políticas.

Los vecinos habían pedido la semana pasada soluciones al «aislamiento» que supondría, especialmente para las personas mayores, tirar el puente del Matadero. El jueves salieron a la calle y el viernes se presentaron en el Ayuntamiento de Los Corrales, donde la alcaldesa les comunicó que este lunes, 25, el propio consejero daría explicaciones sobre las obras y las soluciones previstas.

En la cita con José María Mazón los habitantes de Penías lo dejaron muy claro, querían «conclusiones y compromisos» y reiteraron que la opinión general era favorable a no tirar el puente actual hasta que no hubiera una solución que evitara dejarles sin comunicación directa con el casco urbano. Las preguntas al consejero fueron muchas, tantas como las muestras de preocupación de vecinos que se sentían «engañados y abandonados». Preguntaron qué pasará si las obras se alargan más de los cinco meses previstos o cómo se gestionará el transporte entre Penías y el casco urbano para dar satisfacción a todas las personas en cualquier circunstancia («desde ir a misa o al médico a tomar un café o al trabajo diariamente»).  Preguntaron cómo se regulará el paso por la conocida como M30 (una de las alternativas por carretera), en la que se levanta el Tanatorio Municipal o el Punto Limpio y que está marcada por un viejo y estrecho puente apuntalado, un paso bajo las vías del tren angosto y otro puente sobre el río Besaya igual de estrecho. También mostraron su preocupación sobre el rodeo de unos cuantos kilómetros que tendrán que dar los servicios de emergencia para llegar, si fuera necesario, a ese barrio.

Dejaron claro que todos quieren el nuevo puente y se quejaron de la falta de previsión en el inicio y desarrollo de unas obras que paró a finales del pasado año la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y que ahora se acometen con una premura que rechazan los habitantes de Penías, que insistieron en que prefieren esperar con el actual puente abierto «el tiempo que sea» hasta que llegue otra solución menos lesiva para ellos.

Nuevas soluciones

También lo quiere así el consejero. Afirmó que «volveremos a estudiar una solución alternativa en los próximos dos días y si no hay otra vía técnicamente buena haremos la obra de la manera que los vecinos la sufran lo mínimo posible«. Ese estudio sentará en la misma mesa a la consejería, a los técnicos, a las dos empresas adjudicatarias e incluso el servicio de Intervención y tendrá que haber una decisión esta misma semana, antes, en cualquier caso, de que tiren el puente del Matadero. »Vamos a estudiar la mejor fórmula para todas las partes sin parar la obra«, remató el consejero casi hora y media después de iniciarse la reunión. En cualquier caso, y ante una de las propuestas vecinales avalada por los alcaldes, la de levantar una pasarela provisional, el consejero también se comprometió a intentar de nuevo salvar las reticencias de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

Denuncia ante la Guardia Civil

En el transcurso de la reunión la alcaldesa de Los Corrales de Buelna explicó que el mismo lunes se vio obligada a interponer una denuncia ante la Guardia Civil por mensajes recibidos en sus cuentas personales en los que se la «insultaba y amenazaba gravemente». «Me da mucha pena que pasen estas cosas, pero ya adelantó que no voy a retirar la denuncia pase lo que pase y venga de donde venga».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos