«Ha sido un susto muy gordo, pero los chicos están bien y la organización vino al minuto»

Así quedó el vehículo tras chocar contra el muro de la vivienda./Rosa Sangiao
Así quedó el vehículo tras chocar contra el muro de la vivienda. / Rosa Sangiao

Uno de los coches que participaban en la XIII edición del Rallysprint de Miengo se ha empotrado contra el muro de una casa particular

ELENA TRESGALLO

«Ha sido un susto muy gordo, pero los chicos están bien y la organización vino al minuto». Rosa Sangiao es la vecina de Bárcena de Cudón que esta mañana vio como uno de los coches que participaban en la XIII edición del Rallysprint de Miengo se colaba en su jardín.

El accidente tuvo lugar en torno a las 12 del mediodía, cuando esta vecina se encontraba sóla en su jardín y observó cómo el vehículo atravesó su muro y frenó a «pocos metros» de ella: «En ese momento estaba sola y enseguida fui hacia ellos, para ver si los chicos estaban bien», dice.

Piloto y copiloto están en perfecto estado y todo ha quedado en «un susto», como explicaba Rosa, que agradeció a la organización del Rally la disposición mostrada hacia ella, desde el primer minuto. «No hemos tenido el mínimo problema, la gente de la organización ha sido muy atenta, todo esta bien», dijo.

Fuentes municipales aseguraron a éste periódico que los responsables de la prueba se harán cargo de los destrozos en el muro y el jardín «esta misma semana», tal y como les han trasladado ellos mismos.

Rosa Sangiao

A pesar de la espectacularidad de las imágenes, sólo hubo que lamentar los daños materiales en la vivienda y el vehículo de los dos chicos.

Además, durante la competición, otro vehículo se salió de la calzada y volcó. De ambos accidentes, los cuatro ocupantes han sido trasladados a la Clínica Mompía, en Santa Cruz de Bezana, tres de los cuales padecen cervicalgia y uno un traumatismo en la clavícula. Sin embargo, fuentes de la DYA han informado a esta agencia que, en principio, todos ellos son leves.