Nueva etapa para el parque de bomberos de Camargo

Los agentes del SEIC durante su entrenamiento en Escobedo. /DM .
Los agentes del SEIC durante su entrenamiento en Escobedo. / DM .

El Servicio de Extinción de Incendios de Camargo ha evolucionado hacia la cualificación total de su plantilla y las guardias de 24 horas

María Causo
MARÍA CAUSOCamargo

La profesionalidad ha llegado al parque de bomberos de Camargo. Tras años de polémicas por la voluntariedad inicial del servicio y varios varapalos judiciales, el parque es, a día de hoy, un parque profesional con 17 bomberos cualificados. Precisamente, la semana pasada tomaron posesión trece nuevos agentes: un suboficial, un nuevo cabo conductor y once de bomberos-conductores, que accedieron a sus puestos a través de criterios garantistas en el acceso al empleo público.

A estas nuevas incorporaciones hay que añadir las mejoras en los equipos de intervención que se han efectuado recientemente, con nuevos trajes y arneses, que permiten incrementar la seguridad de los propios bomberos así como su capacidad de intervención en diferentes circunstancias y condiciones.

«Estamos satisfechos y orgullosos de haber puesto en marcha un parque de bomberos municipal y una protección civil de voluntarios municipal», apuntó el concejal de Servicios Municipales y Protección Civil de Camargo, Ángel Gutiérrez.

El mayor número de horas de servicio ha traído consigo un aumento del número de salidas

El crecimiento del parque se puede observar en el aumento de las horas de servicio. Como señaló Gutiérrez, «cuando abrió sus puertas, el parque funcionaba 12 horas, después se amplió a 16 y, desde el 1 de enero de 2019, el servicio funciona las 24 horas del día».

El aumento de horas del servicio ha traído consigo también un crecimiento en el número de salidas. Durante 2017 se efectuaron 523 actuaciones, mientras que, en 2018, el número de intervenciones ascendió hasta las 685. Una cifra que «aumentará sí o sí» por la amplitud del horario. «Creo que llegaremos a las 1.000 salidas este año», apuntó el suboficial y actual jefe de bomberos, Ignacio Antolín.

Precisamente el nuevo servicio 24 horas obliga a los integrantes del SEIC a trabajar por turnos. «Hay cuatro guardias de bomberos. Entonces, cada guardia trabaja un día completo y libra tres», explicó el suboficial. Además, Antolín destacó que en el parque siempre hay cuatro personas trabajando más el jefe de servicio, cuando el mínimo por ley es de tres personas.

Los bomberos realizaron un entrenamiento especial con arneses en la cantera de Escobedo

Como parque profesional, los nuevos integrantes están «constantemente» formándose. «Aquí no paramos», contó el suboficial. Y es que, durante los turnos, siguen estudiando, practican distintas maniobras, limpian los vehículos y las cocheras, revisan los hidrantes, o cualquier otra tarea. No obstante, Antolín señala que descansan «a ratos» para estar recuperados si hay alguna salida, pero reitera que «el trabajo es continuo». «En cada turno, hay una hora de entrenamiento al día. Bien es cierto que no es excesivo, por si hay alguna salida, pero es un entrenamiento de mantenimiento obligatorio», espetó el suboficial.

DM .

Entrenamiento especial

Uno de los últimos entrenamientos de los del SEIC tuvo lugar la semana pasada. El objetivo de esas pruebas era realizar unas jornadas de entrenamientos especiales de cara a incidir en la coordinación de los miembros de la plantilla tras las nuevas incorporaciones.

El concejal de Protección Civil Gutiérrez, explicó que a través de estos ejercicios «se ha buscado que los nuevos bomberos que han tomado posesión de su cargo se adapten a sus puestos y se conozcan entre ellos» para «poder desarrollar mejor sus funciones cuando se produce una emergencia y responder de una manera aún más eficaz en la atención a las urgencias».

Así, los bomberos del valle realizaron ejercicios tanto en las instalaciones del propio parque de Trascueto como en exteriores para simular diferentes situaciones a las que pueden tener que hacer frente estos profesionales en su día a día, además de ocuparse de tareas como mantenimiento de los vehículos, materiales, y las propias dependencias del servicio.

De esta manera, los ejercicios que se han realizando por parte de los bomberos se suman al proceso selectivo previo en el que los agentes tuvieron que superar las preceptivas pruebas teóricas, físicas y psicotécnicas para obtener las mejores puntuaciones que les posibilitaron acceder a sus plazas.

En concreto, los bomberos han realizado diversos ejercicios en la Cantera de Bilbao, situada en Escobedo, en los que han empleado los nuevos arneses. Se trata de dispositivos aptos para trabajos en altura, descensos, anti caídas, y cuyo mantenimiento anual será realizado por los mandos del servicio gracias a la formación que han recibido por parte del propio fabricante de los arneses, la cual les autoriza para efectuar las revisiones del material de rescate vertical y de los arneses.

Además, a estas acciones se suma la solicitud de participación del SEIC en los cursos de entrenamiento con fuego real que organice el Gobierno de Cantabria.

Estas medidas se añaden a las ya efectuadas previamente en este servicio de emergencias desde que se puso en marcha en noviembre de 2016, como la ampliación del servicio a las 24 horas del día o la instalación de líneas de vida en los camiones del SEIC para incrementar la seguridad de los bomberos durante el desarrollo de su trabajo.