El bombero de Castro que salvó a un perro de la muerte en su última guardia

Mario, con chaquetón, junto a 'Tula' y un compañero. /DM .
Mario, con chaquetón, junto a 'Tula' y un compañero. / DM .

Una familia hace viral el rescate de su cachorro tras saber que el profesional que le sacó del mar había sido cesado de su puesto en el parque de extinción de Castro

AINHOA DE LAS HERAS

Mario Cerecedo, baracaldés de 32 años, cumplió el pasado viernes su última guardia como interino en el parque de Bomberos de Castro Urdiales, donde lleva trabajando desde junio de 2017. Tiene plaza como bombero en el aeropuerto de San Sebastián y figura en la bolsa de Policía Local del Gobierno vasco, por lo que «no me faltará trabajo». Pero a él lo que le gusta es apagar fuegos, hacer rescates y, en definitiva, la frenética actividad de un parque municipal.

Ver más

Pese a saber que cesaba en su puesto al eliminarse la vacante que estaba cubriendo, ese día hizo gala de una gran profesionalidad, como no podía ser de otra manera. Sobre las 13.30 horas, el 112 recibió una llamada de auxilio de una familia de Valladolid, un matrimonio con dos niños y dos perros. 'Tula', un precioso cachorro de color negro que habían adoptado en una perrera de Guardo (Palencia), había caído al agua en el acantilado de la iglesia de Santa María.

Mario y un compañero se colocaron el traje de neopreno mientras un tercero buscaba la mejor zona para llegar hasta el animal y otro colocaba los arneses. No es habitual que haya cuatro bomberos en la guardia. Este pasado verano, época en la que se multiplica la población en el municipio cántabro, algunos días sólo ha habido dos profesionales y han tenido que acudir a incendios.

Cadeneta sobre las rocas

Mario descendió por las rocas y se lanzó al mar a por 'Tula', mientras los niños y la mujer gritaban angustiados. Desde arriba, su dueño intentaba tranquilizarla para que no les mordiera. Subieron a la perra, sujeta con un arnés, haciendo una cadeneta sobre la ladera y se la devolvieron a sus dueños. Muy agradecida, la mujer corrió a abrazar a Mario y al resto del equipo.

Estaban pasando el fin de semana en Castro para celebrar el cumpleaños de la madre. Alguien les contó la difícil situación laboral que atravesaba el bombero baracaldés, para el que podía haber sido su último rescate. La mujer, conmovida, colgó las fotos y una explicación del caso en Facebook. En cuestión de horas, el archivo se viralizó y fue compartido por 800 usuarios.

Mario ha solicitado una cita con el alcalde de Castro Urdiales, Ángel Díaz-Munío, para el próximo miércoles para pedirle explicaciones sobre el motivo de su cese y recordarle que días atrás había asegurado ante los medios de comunicación «que no se iba a despedir a nadie» tras el reciente cambio de director del parque de Bomberos, sino que «se ganaría un efectivo más».

 

Fotos

Vídeos