La venta de dos pisos heredados deja a la Residencia de Castro 500.000 euros

La venta de dos pisos heredados deja a la Residencia de Castro 500.000 euros
I. Castresana

El Obispado ha obtenido un millón de euros por la venta de las dos viviendas que Carmen Lanzarote Ugarte cedió al centro de la tercera edad y a la Orden de las Clarisas castreña

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El concejal de Asuntos Sociales, responsable de la Residencia Municipal de Castro Urdiales, José Ángel Uriarte, anunció ayer que el Obispado ha vendido las dos viviendas (una situada en Madrid y la otra en Castro) que María Carmen Lanzarote Ugarte dejó en herencia, a partes iguales, entre el Santo Hospital Civil de Castro (la Residencia) y la Orden de monjas Clarisas en el municipio.

Esta operación supondrá unos ingresos para la Residencia Municipal de 500.000 euros, ya que la vivienda de Madrid se ha vendido en 600.000 y la de Castro en 400.000. «El precio que se ha sacado por las dos casas es superior al que se había presupuestado (la primera se fijó en 500.000 y la segunda en unos 350.000 euros), por lo que la venta ha sido fructuosa», aseguró Uriarte.

Hay que recordar que fue el pasado mes de mayo cuando se hizo pública la herencia recibida de Carmen Lanzarote Uriarte, «una mujer que vivía en Madrid, pasaba temporadas en Castro, que tenía una buena relación con las clarisas y, también, con las Siervas de Jesús, que son quienes llevaban la Residencia», según señaló entonces el concejal de Asuntos Sociales.

El dinero se invertirá en la reforma de la planta baja del edificio y la mejora de los jardines

Además de las dos viviendas, la Residencia de Castro percibió 120.000 euros procedentes de una cartera de acciones y algo de dinero en metálico que se ha utilizado para pagar los gastos de los trámites realizados hasta el momento como las deudas del IBI o las comunidades de los dos pisos.

El anuncio de la venta de las viviendas se produjo el pasado viernes, en el transcurso de la celebración del último Consejo Rector de la Residencia, ya que uno de los puntos del orden del día era la aprobación del pliego de enajenación de las propiedades. Es decir, dar el visto bueno a la venta de las viviendas.

Según detalló a este periódico el edil de Asuntos Sociales, la intención inicial del Ayuntamiento era sacarlas a subasta, «pero el Obispado tenía prisa por la venta y ha contratado a un abogado que ha logrado sacar adelanta la operación». «Al vender su parte, nosotros estábamos casi en la obligación de vender a los mismos propietarios la nuestra, y así hemos considerado hacerlo teniendo en cuenta, además, el dinero que se va a obtener».

Ahora, desde la Residencia de Castro, organismo autónomo pero dependiente del Ayuntamiento, únicamente tienen que proceder a la firma del contrato de venta para poder recibir los 500.000 euros. «Eran buenos pisos, el de Madrid está situado en el barrio de Salamanca y el de Castro también tiene una buena ubicación».

La llegada de este medio millón de euros permitirá ampliar las actuaciones previstas en la Residencia castreña. En un principio se preveía la reforma de la cocina, que era muy antigua, pero ahora se ha planteado la contratación de un arquitecto para que replantee toda la planta baja donde se ubica la cocina y la lavandería, además de realizar una intervención en los jardines que hay detrás del edificio para que sean «habitables».

Cubrir 11 vacantes

Por otro lado, en el Consejo Rector celebrado el pasado viernes también se habló de la Oferta de Empleo Público y la necesidad de cubrir once puestos de trabajo de la Residencia Municipal (seis de auxiliar de clínica, uno de cocinera, dos de limpiadora, uno de mantenimiento, y otro de enfermería) para los que ya hay dotación presupuestaria.

El problema que hay, según señaló el concejal de Asuntos Sociales, es que desconocen, por el momento, si pueden sacar a concurso esas plazas antes de que se apruebe el Presupuesto de 2018 o tienen que hacerlo después. «Estamos a la espera de un informe de la secretaria municipal».

 

Fotos

Vídeos