«Ya no se me olvida tomar las pastillas»

Las farmacias del municipio son las que preparan, cada semana, la dosificación de medicamentos para cada paciente /D. Pedriza
Las farmacias del municipio son las que preparan, cada semana, la dosificación de medicamentos para cada paciente / D. Pedriza

El Astillero renueva el convenio con el Colegio de Farmacéuticos que mantiene desde 2015 para el Sistema Personalizado de Dispensación

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

Mari Cruz Arenal tiene que tomar, a sus 75 años, cuatro pastillas por la mañana, una al mediodía y otra por la noche. Ni ella misma, según confiesa, sabe muy bien para qué son. «Una para la tiroides, otra para la tensión y... no sé para qué más». Lo que sí sabe bien es que sufre de eso y de lo que se conoce como «pulmones acristados». Enviudó hace siete años y su único hijo es usuario del Centro Hospitalario Padre Menni. «Podría decirse que estoy sola». Por eso, es desde hace unos años usuaria del servicio de atención domiciliaria y del Sistema Personalizado de Dispensación de Medicamentos (SPD), que, la ayuda a seguir su tratamiento. «Desde que recojo los blísters en la farmacia, no se me olvida tomar las pastillas», reconoce.

Ella es una de las usuarias que, cada sábado, acude a la farmacia Silos-Lázaro de Guarnizo para recoger la medicación organizada por días que le preparan Charo y Pedro, los dos farmacéuticos del establecimiento. «Llevo años viniendo aquí, porque me pilla cerca de casa y la verdad es que me tratan fenomenal. Confío en ellos y sé que no me van a dar nada que me siente mal», asiente Mari Cruz, que solo tiene palabras de gratitud para Charo y Pedro.

Mari Cruz es, junto a otros astillerenses, una de las usuarias del sistema que funciona bajo un convenio de colaboración entre El Ayuntamiento y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cantabria. Recientemente, las partes han renovado el convenio de colaboración que permitirá seguir ofreciendo en el municipio el servicio a los beneficiarios de atención domiciliara. Con ello, El Astillero, pionero en este sistema, funcionará por tercer año consecutivo con un novedoso método que regula, administra y optimiza la toma de fármacos para los pacientes polimedicados.

«El Ayuntamiento lleva adherido a un sistema que mejora la toma de medicación desde 2015» Pilar Briz, Concejala de Servicios Sociales

El Consistorio aprobó por Junta de Gobierno Local el convenio, dando, así, luz verde a la renovación del acuerdo con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cantabria que mantiene desde 2015.

Según apuntó la presidenta del Colegio, Marta Fernández-Teijeiro, el servicio «ha demostrado su eficacia para facilitar a los pacientes la identificación de sus medicamentos y el conocimiento de las pautas de administración de los mismos». Principalmente, porque con este sistema, se eliminan en mayor medida los olvidos, las repeticiones y las confusiones en la toma de medicación.

«Los usuarios solo tienen que preocuparse de recoger, semana a semana, su blíster en la farmacia»

De hecho, el Colegio realiza una encuesta antes de usar el servicio y a los tres meses de realizarlo, en la que, según se dio a conocer, los pacientes «están muy satisfechos» con el servicio, consiguiendo eliminar los olvidos en la toma de medicación que referían antes de comenzar el servicio.

«El análisis de los resultados obtenidos hasta el momento nos muestra que, en todos los casos, los 11 usuarios del Programa consiguen eliminar los problemas que tenían en la toma de sus medicamentos», aseguró Fernández-Teijeiro. Esto se traduce en una mayor adherencia al tratamiento, y en consecuencia, una mejora en la salud.

Un sistema que para algunos usuarios está subvencionado

El acuerdo de colaboración entre el Ayuntamiento de El Astillero y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cantabria contribuye a la mejora del uso de la medicación en personas atendidas por los servicios de ayuda domiciliaria. Consciente de ello, el Consistorio subvenciona parte de este sistema para diez de los usuarios polimedicados, sujetos a los servicios de ayuda domiciliaria.

Según apuntó el Colegio Oficial, el objetivo de este acuerdo es optimizar el uso de los medicamentos en personas, dependientes o autónomas, atendidas por los servicios de ayuda domiciliaria contribuyendo así a asegurar su seguridad y efectividad. Se tratan, en su mayoría, de personas de cierta edad, que, debido a sus múltiples patologías, deben tomar al día diferentes fármacos, por prescripción médica. Una vez dispensado el medicamento, las farmacias participantes facilitan los sistemas personalizados de dosificación a los pacientes participantes en el Programa que lo soliciten. Estos sistemas son dispositivos en los que puede disponerse la medicación sólida, que precisa el paciente, si es que cumple los requisitos para poder incluirse en este dispositivo.

Tres años en vigor

Este servicio se puso en marcha en 2015 en El Astillero como experiencia piloto para un total de 10 pacientes de atención domiciliaria, lo que garantiza la perfecta adherencia al tratamiento por parte de la persona demandante. Se trata, en definitiva, de una medida que busca el uso «racional» del medicamento y «asegura que el asistido cumpla con el tratamiento que le dicte su médico», indicó la concejala de Servicios Sociales, Pilar Briz.

Como el resto de usuarios, Mari Cruz recoge su blíster con su medicación semanal, cada sábado
Como el resto de usuarios, Mari Cruz recoge su blíster con su medicación semanal, cada sábado / D. Pedriza

Para ello, la empresa que presta el servicio de atención domiciliaria se encarga de tutelar y supervisar el buen uso de este sistema por parte de los usuarios, con el fin de garantizar su eficacia y paliar también los inconvenientes relacionados con la administración de medicamentos, como los errores en la dosificación, duplicidades y olvidos, dado que el sistema facilita, no solo la identificación de la pastilla, sino el día de la semana y el momento en que debe tomarse.

La cuantía que recoge este convenio es de 30 euros por persona (mensuales) hasta un máximo de 10 usuarios. «Desde este Consistorio se conocen experiencias por la que el programa se ha revelado muy útil para las personas beneficiarias así como para los auxiliares domiciliarios y cuidadores y está interesado en difundirlo entre los astillerenses que se encuentren en estas circunstancias», concluyó Briz.

La Presidenta del Colegio, Marta Fernández-Teijeiro Álvarez, destacó la importancia de la continuidad de este servicio, pionero en Cantabria, un año más, y agradeció al Ayuntamiento su implicación en el mismo: «Es fundamental la participación de los municipios en la implantación y el mantenimiento de servicios de mejora de la salud».

 

Fotos

Vídeos