El remo en la sangre

David y José Antonio Pérez en la sede de la Sede la Sociedad Deportiva de Remo Astillero. :: dm/
David y José Antonio Pérez en la sede de la Sede la Sociedad Deportiva de Remo Astillero. :: dm

Una saga familiar, los Pérez Cires, están ligados a la historia de la Sociedad Deportiva de Remo Astillero

José Compostizo
JOSÉ COMPOSTIZO

Las sagas dentro del remo son algo habitual. Cuando sin tener antecedentes familiares algún remero se engancha al banco fijo, suele terminar por convertirse en el banderín de enganche para que generaciones posteriores.

Y El Astillero no iba a ser menos, porque es prácticamente imposible hablar de remo en el municipio sin sacar a colación a José Antonio y David Pérez, padre e hijo. La saga de los Pérez (aunque se les conoce por el segundo apellido del progenitor, Cires) va íntimamente ligada al desarrollo de la Sociedad Deportiva de Remo Astillero.

El hijo de José Antonio y Mari Paz nació con el remo muy presente en su vida. Una pasión forjada desde los primeros días de vida mientras pasaba las tardes en el club astillerense. Una de las razones para que David haya vivido desde su infancia inmerso completamente en el mundo del remo es su padre. Un hombre que es parte de la historia reciente del club de El Astillero ya que ha remado durante más de dieciocho años en el club.

Cires, como se le conoce coloquialmente, fichó por Astillero con tan solo 15 años y fue cedido a Santoña, una temporada para posteriormente volver al club azul «cuando regresé era el juguete de los remeros que estaban, había algunos que me doblaban la edad», comenta José Antonio, que tenia como compañeros, entre otros, a Daniel, Raúl Pico, Pocholo, Cuervo o José María Serrano, 'Ciclis' y como patrón a José Ángel Lujambio. Tras doce años consecutivos en Astillero, firmó con Pedreña, donde remó una temporada «ganamos la Bandera Conde Fenosa en Galicia y la Condesa nos invitó a comer a La Toja, allí era todo libre», recuerda Cires, que también ha ganado diferentes campeonatos regionales y banderas con Astillero. «Tras la muerte de Franco, se disputó en Zarautz la primera ikurriña, la ganamos nosotros, les dio más rabia que si les habríamos vencido en La Concha».

Tras un tiempo sin subirse en una trainera volvió otra vez a la San José «fue porque Ángel Castillo -presidente en aquel momento de Astillero-, no tenían remeros, pero al final la formamos, entre los que la compusimos estaban los rumanos Leonel, Sorín y Alexander, una vez formada la trainera se hizo cargo Víctor Sainz de la Maza como presidente y ahí comenzaron los mejores años de la San José», comenta. Tras treinta años en las tostas de diferentes tripulaciones decidió colgar el remo pese a tener varias ofertas para seguir con su deporte favorito.

Por su parte, David, lo intentó en el fútbol, pero al final su destino estaba claro, la mar le llamaba. Por ello, colgó las botas y se enfundó el platanito y cargó el remo a su espalda. Ya era uno más de la trainera, de la San José.

Comenzó su andadura en San Pantaleón en la categoría cadete, para posteriormente fichar con Camargo, donde estuvo un año como juvenil y otro como senior, tras su paso por el equipo camargués firmó Pedreña donde militó durante seis temporadas consecutivas. Un año en Ciervana y actualmente está cumpliendo el séptimo año en Astillero.

David, que ha remado nueve banderas de La Concha con tres tripulaciones diferentes -Astillero, Pedreña y Ciervana-, aún recuerda como les descalificaron, porque según los árbitros habían tocado con las palas a Orio. «Subimos al barco a recoger la bandera, pero nos mandaron de nuevo a la trainera, fue un robo aquello». Además es poseedor de tres banderas de la ACT, y un subcampeonato de España de traineras.

Padre e hijo, consideran que este año la San José tiene una tripulación para estar una categoría más arriba y cada uno a su manera, uno desde las bancadas y otro con sus ánimos desde el muelle intentarán que la XLI Bandera Real Astillero de Guarnizo se quede en las vitrinas de la cuadrilla azul, pero eso será el próximo sábado día 11 de agosto a partir de las cuatro y media de la tarde en la ria de Astillero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos