«Van a destrozar la Batalla de Flores, se la están cargando y va a desaparecer»

Carroza 'Evolución' ganadora de la última edición de la Batalla de Flores./Roberto Ruiz
Carroza 'Evolución' ganadora de la última edición de la Batalla de Flores. / Roberto Ruiz

Los carrocistas lamentan que el Pleno pejino rechazara su petición de adelantar la fiesta una semana en 2019 y advierten que sus trabajos «perderán calidad»

Abel Verano
ABEL VERANOLaredo

«Van a destrozar la Batalla de Flores, va a desaparecer porque se la están cargando». Así de rotunda se mostraba este viernes la carrocista Conchi Bustamante, del Grupo Alegoría, tras conocer la decisión del Pleno pejino de fijar la fecha de celebración de la Batalla de Flores de 2019el 30 de agosto en lugar del 23 como habían planteado los protagonistas del concurso.

«Todos traemos flores de Holanda y si se celebra el día 30 no vamos a poder traerla de allí, con lo que tendremos que plantarla aquí, pero quién gasta 12.000 euros en plantas para que luego con la climatología que tenemos aquí acabe todo a la basura, por no decir que ahora mismo no tenemos local para hacer la carroza».

Desde Agrupa-2, conjunto ganador de la última edición, Abelardo Landera señala que la fecha elegida supone «dar un paso atrás». «Para llegar al nivel de los últimos años se necesitan flores de Holanda, si no es inviable. Los partidos que se oponen a adelantar la fiesta (PP y cuatro de los cinco ediles del PSOE) no saben el problema que hay con la flor. Esto no es como antes que la gente iba a la huerta, ahora nadie quiere ir a la huerta». Landera asegura que mantendrá una reunión con los integrantes de su grupo para tomar una decisión sobre su futuro: «O bajamos el nivel de las carrozas o no participamos. Siempre que hemos salido al desfile es con el objetivo de ganar y no soy partidario de salir por salir. La repercusión de esta decisión no se va a notar este año, sino dentro de dos. Cuando la gente venga el año que viene y vea que el nivel ha bajado, dirán que al año siguiente no volverán».

Ángel Gutiérrez, de la Asociación Come Golayu Que Lo Ha Hechu Güela, cree que lo peor que le podía pasar a la Batalla de Flores es que se celebrase el año que viene el último viernes de agosto. «Algunos partidos solo piensan en el rédito político, les da igual la Batalla de Flores, solo quieren votos. El jueves ha sido el peor día para la historia de la Batalla de Flores». Gutiérrez asegura que reunirá a sus compañeros. «Vamos a participar, pero el Ayuntamiento va a tener que cumplir unas cuantas cosas. Pediremos que nos de por escrito el lugar donde vamos a montar las carrozas porque ahora mismo no tenemos sitio».

Santiago Fernández, del Grupo El Cantu, es otro de los más afectados por la decisión del Pleno, puesto que también ocupa un centro educativo para realizar su carroza y si el curso escolar comienza el día 2 de septiembre no va a tener tiempo para desmontar sus trabajos. «El año pasado se trajeron 1.200.000 flores de Holanda. Para tener tantas flores tendríamos que plantar de aquí a Solares. Todos compramos flores allí, incluso la organización, que trajo este año 12.000. Se le está haciendo daño a la fiesta, porque el equipo de gobierno ni siquiera ha querido reunirse con los carrocistas».

Desde la Asociación Carrozas Oruña, a Javi Oruña le parece «fatal», la fecha que se ha fijado para celebrar la fiesta. «Es un error gravísimo. La fiesta va a sufrir muchísimo, va a bajar la calidad. Tendremos que hacer las carrozas como podamos. Local tenemos pero no sitio donde montarlas después. Es una pérdida enorme».

David Expósito, de Spartans, considera que hay problemas más importantes que la fecha de celebración de la fiesta, como que se habiliten locales para poder hacer las carrozas. «No se puede jugar con las fechas, se necesita una estabilidad. La situación del próximo año es la misma que la de este».

Finalmente, Álvaro Torre, del Grupo Pejino, está de acuerdo con que la fiesta se celebre el 30 de agosto de 2019. «Creo que no va a afectar, se va a tener que trabajar más en las huertas, pero creo que las calidad de las carrozas va a ser la misma o incluso mejor».

«Estamos contentos porque nos han hecho caso en la reforma de la piscina»

La aprobación de una modificación de crédito de 1,2 millones de euros para la rehabilitación de las obras de las piscinas municipales, cerradas desde hace tres años y cuatro meses, fue recibida con satisfacción ayer por los vecinos que promovieron la concentración de protesta que se celebró el pasado lunes junto al Ayuntamiento pejino.

«Estamos contentos porque nos han hecho caso. Parece que la protesta ha servido para algo, aunque después de tratarse tantas veces en el Pleno esta el asunto para aprobarse», comentó ayer Ángela Grande, quien estuvo presente en la sesión plenaria, que calificó de «patio de colegio». Esta vecina se mostró sorprendida porque hubiese varias propuesta encima de la mesa sobre este tema y ninguna saliera adelante.

Ahora, dice que estarán pendientes de que el procedimiento no se retrase más de la cuenta y las obras se adjudiquen cuantos antes. «Si esto no sale para delante ahora ya sabemos de quién es la culpa. Hay que aprovechar el dinero que nos han dado de subvención para hacer la obra».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos