Sanidad espera el permiso de Urbanismo para poder ampliar el Hospital de Laredo

La obra prevista en el Hospital de Laredo incluye la ampliación de dos plantas sobre el área de Urgencias. /Abel Verano
La obra prevista en el Hospital de Laredo incluye la ampliación de dos plantas sobre el área de Urgencias. / Abel Verano

La consejera de Sanidad, Luisa Real, asegura que en los próximos días firmarán el contrato con la empresa adjudicataria de las obras

Abel Verano
ABEL VERANOLaredo

La consejera de Sanidad del Gobierno de Cantabria, Luisa Real, anunció ayer en Castro Urdiales -con motivo de una visita al Centro de Salud de Cotolino para dar a conocer las nuevas especialidades que se han puesto en marcha- que el inicio de las obras de ampliación del Hospital de Laredo está a la espera de que la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (Crotu) dé el visto bueno al proyecto y de que se firme el contrato con la empresa adjudicataria de los trabajos, presupuestadas en siete millones de euros con un plazo de ejecución de un año.

«El proyecto ya ha pasado todas las fases de licitación y está únicamente pendiente de la firma del contrato. Una vez adjudicado hay que esperar un mes para ver si el resto de empresas que se han presentado al concurso presentan algún recurso», señaló Real.

La consejera de Sanidad, apuntó, además, que la autorización de la obra está pendiente del informe de la Crotu, «que se realizará en los próximos días como la firma del contrato». El gerente del Hospital de Laredo, Ander Larrazabal, habló de un plazo de quince días. «Espero que a mediados del próximo mes de febrero tengamos identificada quién es la empresa a la que se le adjudica finalmente la obra y la correspondiente autorización», apostilló la responsable de Sanidad, que reconoció que «dar plazos es siempre complicado».

El proyecto

El proyecto de ampliación del Hospital de Laredo -que se licitó hace más de un año y se ha topado con las discrepancias de los técnicos del Ayuntamiento de Laredo, que han reclamado la licencia de actividad del centro para poder conceder la licencia de obra- incluye la construcción del nuevo bloque quirúrgico y la remodelación de las consultas.

Esta actuación se enmarca dentro del Plan Funcional del hospital pejino, que engloba un conjunto de actuaciones «imprescindibles» para que el centro pueda seguir prestando a los ciudadanos de la zona oriental de Cantabria una asistencia sanitaria «adaptada a las necesidades y realidades de la población que atiende en el siglo XXI, con las condiciones de calidad, seguridad y confort para pacientes y profesionales», según señala el Ejecutivo cántabro.

El Plan contempla la incorporación de la alta tecnología, con la dotación por primera vez de una resonancia magnética (ya adjudicada) y la renovación del TC; la creación de una Unidad de Cuidados Intermedios mediante el modelo URCE (Unidad de Recuperación y Cuidados Especiales), basado en la centralización de los pacientes en un área única; y la renovación del área de quirófanos y obstétrica, en línea con las estrategias de humanización del parto.

Esta primera actuación del Plan incluye la construcción de una ampliación de dos plantas sobre la actual área de Urgencias, la primera para consultas y la segunda para el nuevo bloque quirúrgico, que aumenta de 4 a 6 el número de quirófanos. En la segunda planta también se ubicarán los servicios de obstetricia (partos), la URCE y esterilización. En el espacio que deja libre en la primera planta el actual laboratorio se instalará, por primera vez en el Hospital de Laredo, un equipo de resonancia magnética. Este moderno equipamiento permitirá que los usuarios del área de salud de Laredo tengan acceso a esta prueba médica sin necesidad de trasladarse al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, como hasta ahora.

Seis especialidades tras la inclusión de cardiología

El Centro de Salud de Cotolino, en Castro Urdiales, ha incorporado recientemente una consulta de cardiología de alta resolución, con su correspondiente equipamiento de alta tecnología. «Está dotada con la misma tecnología y prestaciones que la del Hospital de Laredo (ecocardiógrafo, cinta de esfuerzo y holter)», según detalló la consejera de Sanidad, lo que permite al paciente salir de la primera consulta con un diagnóstico hecho, reduce los tiempos de espera y el número de consultas para el paciente.

Además, se ha puesto en marcha la consulta de psiquiatría y reforzado la consulta de psicología clínica, incrementando los días de atención, y un nuevo servicio específico de asistencia a la mujer víctima de la violencia de género. También se ha dotado a la consulta de oftalmología con un tomógrafo óptico con angiógrafo y retinoscopio, que con las consultas de rehabilitación y de ginecología son las otras especialidades hospitalarias (hay seis) con las que cuenta el centro. La próxima será Traumatología.