Fallece un motorista cordobés de 38 años cuando bajaba el Puerto de San Glorio

El accidente se ha producido en el puerto de San Glorio/Sane
El accidente se ha producido en el puerto de San Glorio / Sane

El accidente ha tenido lugar en dirección a Potes, en las inmediaciones del mirador del Corzo

DM .
DM .Santander

Un motorista ha muerto esta mañana tras una caída cuando descendía el Puerto de San Glorio hacía Potes. El accidente ha tenido lugar en el kilómetro 124 de la N-621, en las inmediaciones del mirador del Corzo. El fallecido es un vecino de Córdoba, Sergio M.N., de 38 años de edad, según han informado desde la Delegación del Gobierno en Cantabria.

El Centro de Coordinación de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha recibido la llamada alertando del incidente minutos antes de las 11.20 horas, momento en el que ha movilizado para acudir en su ayuda a sanitarios del 061, a miembros de la Guardia Civil y al helicóptero medicalizado del Ejecutivo. Estos últimos han conseguido acceder al lugar, pese a la intensa nubosidad, a través de un pequeño claro abierto en el cielo.

A la llegada de los equipos sanitarios, primero los del Centro de Salud de Potes y el 061, y, posteriormente, los de la aeronave, han realizado labores de reanimación de la víctima, sin que haya sido posible salvarle la vida.

Otros sucesos

El fallecido –conducía una Suzuki DL650– y sus compañeros acababan de llegar a Cantabria. Su entorno explicó que el grupo de aficionados a las motos había salido de Córdoba el día anterior, habían realizado una parada para comer en Ávila y otra posterior en León, de donde venían. Su intención era estar unos días por el norte de España y concluir el viaje en Santiago de Compostela, donde tenían pensado llegar a través del camino jacobeo antes de regresar de nuevo a Andalucía.

Sergio, que había estado en el Ejército y desde hace dos años trabajaba como taxista en su ciudad natal, acababa de comenzar sus vacaciones coincidiendo con la festividad del 15 de agosto. «Al principio nos llegó un rumor y al poco tiempo nos lo ha confirmado su tío, que también fue taxista con nosotros», explicaba por teléfono Miguel Ruano, presidente de Pidetaxi Córdoba, la empresa a la que pertenecía el motorista. Allí, la noticia generó ayer gran consternación. Ruano apuntaba que el grupo con el que viajaban estaba formado, en su mayoría, por amigos y compañeros de trabajo de su mujer, policía local en la ciudad andaluza. Ella también es aficionada a las motos, pero no tenía vacaciones en la segunda quincena del año, así que se evitó presenciar el accidente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos