Obras Públicas remodelará la lonja de pescadores del puerto de Comillas

l edificio de la lonja, al fondo, precisa de una actuación urgente/Javier Rosendo
l edificio de la lonja, al fondo, precisa de una actuación urgente / Javier Rosendo

El inmueble, que consta de dos plantas, presenta humedades y desconchados, fruto del paso del tiempo y de su situación frente al mar

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabezón de la Sal

La Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria va a llevar a cabo la reparación de la lonja del puerto de Comillas, un edificio de tres plantas cuyos ventanales, balcón y puertas se encuentran en un avanzado estado de deterioro, dado que hace muchos años que no se actúa, tal y como confirmó ayer el presidente de la Cofradía de Pescadores, Luis Moro. Los trabajos ya han sido adjudicados a la empresa Rucecan SL por un importe de 39.000 euros (IVA incluido) y «darán comienzo antes de que finalice el año», concretó el presidente de los pescadores.

El inmueble tiene desconchados y humedades, «porque está al lado del mar y requiere de una serie de labores de mantenimiento que no se han venido llevando a cabo», explicó Moro. En una ocasión se derrumbó parte de la balconada y, aunque no hubo que lamentar daños mayores, es habitual que algunos vecinos se sienten a pasar la tarde en los bajos del edificio. Los trabajos de remodelación, según informaron desde la Consejería de Obras Públicas, consistirán en renovar los acabados de la sala de ventas y subastas del pescado, en la planta baja de la lonja, donde se eliminará el revestimiento existente y se aplicará un pavimento sanitario que cumpla la normativa. Además, se aprovechará «para proteger las paredes de las dependencias por las que circulan las traspaletas y para azulejar el vestíbulo de los servicios».

En la primera planta, donde se encuentran las oficinas y la sala de ventas, se pintarán las paredes, se ajustará la puerta de acceso al balcón y se pintará la barandilla de madera del mismo. En la última y segunda planta está la sala de reuniones, donde también se pintarán las ventanas. Además, se realizará la nivelación del suelo de todo el inmueble para conformar las pendientes de desagüe que faciliten la rápida evacuación de agua.

Además del arreglo de la lonja, la Consejería prevé acondicionar el pavimento exterior de los almacenes del puerto, que presenta un gran deterioro e irregularidades, lo que dificulta los trabajos en una zona con gran trasiego de pescadores y la limpieza de los soportales. Así, se realizará un nuevo pavimento de hormigón y para evitar que el agua entre en la zona de los almacenillos cuando hay grandes temporales, «se ha previsto el refuerzo del sistema de drenaje, colocando rejillas en las puertas de las bodegas y sumideros».

El presidente de la Cofradía y la alcaldesa, Teresa Noceda, se mostraron muy contentos con esta actuación, «pues es muy necesaria», coincidieron. «Se trata de un lugar muy visitado que empezaba a desmerecer dado que se encontraba en mal estado», dijo la alcaldesa, que mostró su agradecimiento a la Consejería de Obras Públicas, «que siempre atiende nuestras peticiones». La Consejería también creó hace unos meses una zona recreativa para sustituir la rampa varada del puerto.

 

Fotos

Vídeos