Santillana encarga un informe para pedir la declaración de zona catastrófica tras la inundación del sábado

Operarios limpiando / Javier Rosendo

Las fuertes lluvias también han afectado a zonas de Queveda, Ubiarco y Santa Justa

DM .
DM .Santander

El Ayuntamiento de Santillana del Mar encargará un informé técnico sobre los daños producidos este fin de semana por la inundación del aparcamiento de Rolaceña, además de en comercios y en el casco urbano, al objeto de solicitar la declaración de zona catastrófica.

Fuentes municipales han explicado a Efe que este informe se remitirá en los próximos días a la Delegación del Gobierno en Cantabria a fin de que se lleven a cabo los trámites para la declaración, a la vez que se pone en marcha un mecanismo desde el Ayuntamiento para las reclamaciones particulares.

Una de las zonas más afectadas por la tromba de agua caída el sábado fue el parque de Rolaceña, donde el aparcamiento se inundó y alrededor de 60 vehículos quedaron, en algunos casos, hasta sumergidos. A estos afectados el Ayuntamiento les ayudará a tramitar las correspondientes reclamaciones a través del Consorcio de Compensación de Seguros, ante la reticencia de algunas compañías a hacerse cargo de los desperfectos de los vehículos.

Para ello, el Consistorio ha habilitado un servicio de ayuda a los afectados donde se puede recoger la documentación necesaria para presentar las reclamaciones, además de asesorar sobre cómo llevar a cabo los trámites.

Las mismas fuentes municipales han destacado que los daños también se han producido en varias zonas de Queveda, Ubiarco y Santa Justa, además de en el casco urbano, en especial en el entorno del «bebedero» cercano a la Colegiata, donde ya se ha iniciado el proceso de valoración de los daños. Junto a ello, se han visto afectados algunos comercios a los cuales también se ayudará a presentar las reclamaciones a los correspondientes seguros.

Mientras tanto, la localidad va recuperando la normalidad con las labores de limpieza iniciadas en la jornada de ayer domingo.

El alcalde de Santillana, Isidoro Rábago, aseguró ayer que la tromba de agua del sábado «nos ha dejado asombrados, nos ha sorprendido a todos», y subrayó que lo ocurrido fue «como para declarar zona catastrófica».

Por otra parte, la coordinadora de Ciudadanos (Cs) Cantabria Occidental, Mónica Olvera, ha solicitado al Ayuntamiento de Santillana del Mar que «busque una solución eficiente» al problema de evacuación pluvial que, a su juicio, sufre la localidad «desde hace décadas».

Además, reclama la limpieza de imbornales y tuberías para evitar que se repitan las inundaciones ocurridas el pasado fin de semana, en la que decenas de vehículos de vecinos y turistas quedaron afectados por la acumulación de agua en el aparcamiento de Rolaceña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos