Vecinos de Piélagos piden ayudas especiales para paliar los daños tras las lluvias de la semana pasada

Vecinos de Piélagos piden ayudas especiales para paliar los daños tras las lluvias de la semana pasada

La Agrupación de Vecinos Independientes de Piélagos (AVIP) ha recibido más de 35 reclamaciones para hacerlas llegar al Ayuntamiento

ANA DEL CASTILLOSantander

«La lluvias inundaron el garaje y desgraciaron los tres vehículos: un Mitsubishi ASX de un año, una moto Suzuki Hayabusa y una furgoneta Citroen Picasso. Y aquí no ha venido nadie y sigue el agua dentro», dice con voz temblorosa Hortensia Diego, una de las vecinas de Piélagos que ha solicitado ayudas especiales para el municipio, «el más castigado» por la tormenta del pasado miércoles 11 de julio.

La Agrupación de Vecinos Independientes de Piélagos (AVIP), partido político en el Ayuntamiento con tres concejales, ha sido la encargada de juntar las más de 35 reclamaciones que ha recibido de vecinos de Renedo, Parbayón y Vioño, entre otras localidades, para presentarlas en el Consistorio y que éste pase la petición formal a la Delegación del Gobierno para elevarlo hasta el Gobierno de España.

El real decreto-ley, aprobado en marzo de 1981, contempla la posibilidad de aplicar ayudas económicas a particulares por daños en viviendas y enseres de primera necesidad, a establecimientos industriales, mercantiles y de servicios y a producciones agrícolas, ganaderas, forestales y de acuicultura marina.

Piélagos, una de las más castigadas

«Yo tenía en el garaje muebles, dos máquinas de coser, un ordenador, cosas de playa, juguetes de niños... Todo está destrozado por el agua y aquí estoy, esperando al perito del consorcio, que sé que está atendiendo a vecinos que todavía han tenido peor suerte que nosotros», explica Rosa Palazuelos, también vecina de Piélagos, de la zona de Sorribero Alto.

De allí también es Hortensia Diego, que sigue muy preocupada pensando en si alguien le podrá ayudar a recuperar la normalidad: «Solo se acercó una perito del Ayuntamiento que no se ha dirigido a nosotros y se marchó diciendo 'Que sea lo que Dios quiera'», explica.

La Agrupación ha decidido solicitar estas ayudas después de recibir numerosas quejas y testimonios de vecinos afectados por la tromba de agua, algunos de ellos con importantes daños en enseres, instalaciones y vehículos. «La gente tiene mucha sensación de impotencia y los daños pueden llegar a 300.000 euros», puntualiza Luis Sañudo Gómez, portavoz de AVIP.

El delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, ha asegurado este martes que los ciudadanos pueden solicitar ayudas por los desperfectos que puedan haber sufrido en sus viviendas y pueden acercarse para ello a la Delegación del Gobierno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos