El Gobierno aprueba 11 millones para construir las nuevas casas de La Arena

Viviendas que quedan por demoler/Javier Cotera
Viviendas que quedan por demoler / Javier Cotera

El Ejecutivo tiene cuatro meses para redactar el proyecto, porque en enero Arnuero habrá finalizado la urbanización de la finca que albergará las viviendas de sustitución

CONSUELO DE LA PEÑA

Arnuero es el único de los cuatro municipios amenazados por sentencias de derribo (Argoños, Piélagos y Escalante son los otros tres) que tiene encarrilada una solución definitiva para los afectados.

Con 102 viviendas de imposible legalización –la urbanización de El Encinar, en La Arena–, propietarios, Ayuntamiento y Gobierno llegaron a un acuerdo para tirar las casas y construir otras nuevas en la zona de Bocarrero (Quejo), un pacto santificado por los jueces como responsables de la ejecución de la sentencia de demolición. El Ayuntamiento, responsable patrimonial junto al Ejecutivo del desaguisado urbanístico que denunció la asociación Arca, ha cumplido sus compromisos, y en enero pondrá a disposición de la Administración regional un solar de 16.000 metros cuadrados para edificar las nuevas viviendas que se entregarán a los perjudicados, una tarea que recae en el Gobierno.

El Ayuntamiento de Arnuero, responsable patrimonial junto al Gobierno, ha cumplido todos sus compromisos

Dentro de esta correlación de responsabilidades, el Consejo de Gobierno ha aprobado en su reunión de este viernes un gasto superior a los 11 millones de euros para afrontar las nuevas edificaciones, aunque todavía no ha redactado el proyecto constructivo, obligación que corresponde a la sociedad pública Gesvicán. Ni siquiera se ha puesto en contacto con los afectados para presentar sus líneas de actuación. La edificación de las nuevas casas y posterior entrega a los afectados es condición previa para proceder a la demolición de la urbanización y cumplir así con la resolución judicial.

Reparcelación

El paso dado ahora por el Ejecutivo se suma a los numerosos acuerdos adoptados hasta ahora por el Ayuntamiento de Arnuero, que preside José Manuel Igual (PP). El pasado 28 de agosto los miembros de la Corporación aprobaron por unanimidad el proyecto de reparcelación del sector Bocarrero, que será inscrito en el Registro de la Propiedad, superando así el último escollo. Eso supone que la finca donde se edificarán las casas de sustitución pasa a ser propiedad del Gobierno de Cantabria, de acuerdo con el pacto suscrito. Previamente, el Ayuntamiento, atendiendo sus compromisos, ya había aprobado el proyecto de urbanización, que se ha licitado y adjudicado a la empresa Senor en 644.000 euros.

Según el contrato suscrito con la mercantil, las obras de urbanización se iniciarán el 17 de septiembre y tienen un plazo de ejecución de cuatro meses, de manera que a mediados de enero de 2019, el solar estará apto para que el Gobierno regional comience la construcción de las nuevas viviendas. La autoridad judicial, que vela por la ejecución de la sentencia de derribo, será informada en los próximos días de los últimos trámites realizados.

En peor situación están las 255 viviendas afectadas en Argoños, o las de Piélagos (17) y Escalante (32), que dependen de la aprobación de los nuevos planeamiento para su legalización.

CRONOLOGÍA DEL CASO

4 de mayo de 1994
El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria anula la licencia que permite la construcción de los apartamentos de La Arena y ordena derribarlos.
7 de febrero de 2000
El Tribunal Supremo confirma la sentencia de derribo dictada contra los apartamentos de La Arena.
29 abril de 2009
Inmobiliaria Arnuero comienza a demoler parte de la urbanización de La Arena.
27 de junio de 2012
El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria supervisa el acuerdo entre Ayuntamiento, Gobierno, ARCA y afectados para demoler todos los chalés a cambio de otra vivienda de compensación.
Noviembre de 2013
Arnuero aprueba su nuevo Plan General de Ordenación Urbana.
2014
Arranca la redacción del Plan Parcial de Bocarrero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos