Santander duplica las labores de limpieza de los vertederos ilegales e intensificará el control

Un vecino muestra los residuos de uno de los vertederos ilegales, junto a la senda costera de Santander/Sane
Un vecino muestra los residuos de uno de los vertederos ilegales, junto a la senda costera de Santander / Sane

Los servicios de limpieza pasarán dos veces por semana, el doble de lo establecido en el contrato con la empresa adjudicataria

Javier Gangoiti
JAVIER GANGOITISantander

El Ayuntamiento de Santander duplicará sus esfuerzos para combatir el problema de los vertederos incontrolados como el que sufre el barrio Monte y otros puntos de la costa norte de la ciudad. Con esta medida, los operativos de limpieza que recorren esta y otras zonas del municipio realizarán dos rondas a la semana en vez de una, doblando la frecuencia establecida inicialmente en el contrato con la empresa adjudicataria del servicio de limpieza.

Asimismo, el consistorio intensificará las labores de control con el propósito de evitar que la contaminación en estos puntos no autorizados se repita en el futuro. La decisión llega tras un año marcado por la proliferación exagerada de vertederos ilegales en diversos puntos de la senda costera, como Las Peñas o Las Antenas (Rostrío). Por su parte, los vecinos de la zona que asisten al espectaculo llevan años esperando la puesta en marcha de un plan para combatir la aparición continuada de estas basura.

Esta situación provocó ayer la reacción del concejal no adscrito Antonio Mantecón, quien criticó la falta de iniciativa del consistorio para combatir este problema en alza. «Sólo hace falta darse un paseo por la senda costera para ver que, lejos de acabar con esos vertederos ilegales, no hacen más que aumentar», aseguró el edil en un comunicado. Finalmente, señaló al gobierno municipal asegurando que «no hace todo lo que debería».

Por su parte, el concejal de Medio Ambiente y Movilidad, José Ignacio Quirós, salió al paso de las declaraciones defendiendo que su equipo ya está tomando medidas para atajar estos episodios. Tal y como censuró el popular, el problema «no se soluciona con declaraciones oportunistas» como las del concejal no adcrito. Además de las medidas tomadas en este área, Quirós recordó las sanciones a las que se enfrentan los responsables que arrojan basura en estos vertederos improvisados. «Esto se solucionaría si empezaran a sancionar», comentaban ayer precisamente varios vecinos.

Tal y como recoge la ordenanza municipal de residuos, las multas por estas faltas (que están consideradas muy graves) oscilan entre los 601 y los 30.000 euros. El edil insistió en que la lucha contra este tipo de episodios no se trata únicamente de una cuestión de medios «ni se soluciona atacando a quien está intentando remediarlo». En esa línea, pidió a Mantecón que deje de «criminalizar» al equipo de gobierno por la conducta incívica de los ciudadanos responsables de estos residuos.

Finalmente, hizo un llamamiento a la responsabilidad cívica y recordó que existen puntos autorizados para depositar los distintos tipos de residuos en función de sus características.