Igual estudiará la posibilidad de extender el túnel de la calle Burgos a Cuatro Caminos

Infografía de cómo quedaría tras las obras la Alameda de Oviedo./DM
Infografía de cómo quedaría tras las obras la Alameda de Oviedo. / DM

La obra entraría dentro de la revitalización de la Alameda de Oviedo

DM .Santander

La alcaldesa y candidata a la reelección por el Partido Popular, Gema Igual, revitalizará la Alameda de Oviedo y estudiará la posibilidad de extender el túnel de la calle Burgos a Cuatro Caminos, de manera que se elimine el tráfico de los vehículos que utilizan la calle San Fernando únicamente como una vía de paso de salida o entrada al centro de la ciudad.

Así lo ha anunciado hoy en una rueda de prensa en la que ha presentado un proyecto encaminado a «poner en valor la Alameda, manteniendo su identidad y su trazado actual de parterres, jardines y arbolado», haciendo más permeable su conexión con las calles de su entorno y dando mayor protagonismo a los itinerarios peatonales. «La Alameda de Oviedo es uno de los espacios privilegiados con los que cuenta Santander, una zona verde, abierta al disfrute de los ciudadanos, que destaca por su singularidad y por su calidad ambiental», ha subrayado Igual.

Para ello, se actuaría en dos vertientes: por un lado, renovando el pavimento actual; y por otro, potenciando las zonas verdes, dotándolas de mejores jardines, con más plantaciones de diferentes arbustos y plantas que incrementen la calidad ambiental de la Alameda.

Igualmente, se buscará conseguir una accesibilidad plena, eliminando las zonas de escaleras y las barreras arquitectónicas que existen en las conexiones de la alameda con la calzada de San Fernando al situarse a diferente cota.

La actual alcaldesa ha adelantado que se mejorarán las zonas de juegos infantiles, con la posibilidad de aumentarlas, y dotándolas de cierres, lo más integrados posible.

Se prevé instalar un mobiliario urbano homogéneo, como bancos y papeleras, e incluso se podrían diseñar de una manera más homogénea otros elementos, como el quiosco o la floristería que se encuentran en la Alameda, ha apuntado.

La calle Vargas, semipeatonal

Igual propone semipeatonalizar la calle Vargas, eliminando los bordillos y poniendo al mismo nivel la calzada y la acera, disponiendo, para ello, todos los aparcamientos de vehículos y motocicletas en el lado de los edificios, así como las paradas de taxi y las zonas de carga/descarga.

Igualmente, plantea soterrar los contenedores de residuos y la mejora de las redes de saneamiento y abastecimiento.

En lo que respecta al carril de circulación de vehículos, tendría la configuración de otras zonas semipeatonalizadas de la ciudad, es decir, con adoquín de granito, de forma que, en la zona entre el carril y la Alameda, pueda discurrir un carril bici bidireccional. Además, esta calle pasaría a ser zona 30 para el calmado del tráfico.

Por su parte, la calle San Fernando se renovaría íntegramente, dotándola de nueva pavimentación, una iluminación con un tipo de farola más urbana, nuevo mobiliario y renovación de los servicios, así como con la plantación de más arbolado.

Este conjunto de actuaciones en la Alameda, Vargas y San Fernando, que tendrá un presupuesto global de 7 millones de euros, supondría una primera fase que podría verse complementada con la extensión del túnel de la calle Burgos hasta Cuatro Caminos, ha señalado.

Igual ha adelantado que encargará un estudio de viabilidad, tanto técnico como económico, para determinar la posibilidad de soterrar el tráfico de la calle San Fernando, de manera que el tráfico principal dejaría de ir por la superficie.

De esta manera, circularía por la calle San Fernando únicamente el tráfico del entorno, así como el transporte urbano, pero todos aquellos vehículos que entren o salgan de Santander podrán hacerlo directamente por ese túnel, con lo que eso supondría de mejora ambiental para la zona y de eliminación de ruidos. «Según los primeras aproximaciones que hemos hecho, esta actuación reduciría a únicamente dos carriles de tráfico la necesidad para dar servicio a esa zona (uno por cada sentido), lo que permitiría ensanchar aún más la acera de San Fernando, convirtiendo esta calle, a su vez, en un gran paseo, con una anchura similar a la que tiene ahora el Paseo de Pereda y haciendo mucho más permeable todo el eje peatonal de San Fernando-Alameda de Oviedo-Vargas», ha resumido.