Un kilo de cocaína bajo el asiento del conductor

Un kilo de cocaína bajo el asiento del conductor
Policía Local

La Policía Local de Santander localizó la droga que tenía en el vehículo un vecino de la capital de 42 años tras identificarle por un delito de circulación

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

Los agentes de la Policía Local de Santander están acostumbrados a que, durante las identificaciones de los conductores que paran en los controles de tráfico o en las intervenciones a pie de calle, los malos lleven consigo pequeñas cantidades de droga, casi siempre para el consumo propio. Lo que no es tan común es toparse con un kilo de cocaína bajo el asiento de un vehículo. Eso es lo que ocurrió el pasado jueves y por lo que ha sido detenido un vecino de la capital de 42 años cuyas iniciales corresponden a D. A.J., que además iba armado. Se le atribuye un presunto delito contra la seguridad pública y ya ha pasado a disposición judicial.

Los hechos ocurrieron a las 22.30 horas, cuando los policías que patrullaban por la calle La Universidad observaron que un conductor de un turismo circulaba sin llevar puesto el cinturón de seguridad. Los agentes procedieron a su identificación y, antes de comprobar que el vehículo tampoco había pasado la ITV, reconocieron al individuo, un viejo conocido del cuerpo municipal. Teniendo en cuenta sus antecedentes policiales, procedieron a cachearle. En un primer momento encontraron que llevaba una navaja en uno de los bolsillos de su chaqueta, pero todavía faltaba lo más importante.

Pensaron que sería bueno inspeccionar en profundidad el coche y no se equivocaron. Debajo del asiento del conductor estaba escondido el paquete de algo más de un kilogramo de una sustancia que, a la espera de los análisis preceptivos, enseguida presumieron que era cocaína sin cortar. Por todo ello, se instruyeron diligencias judiciales y se ordenó la retirada del vehículo al depósito municipal de Ojáiz.

Además