Investigan a una mujer que trepó por la fachada de la Delegación de Defensa

Vídeo grabado por un santanderino que este lunes por la noche pasaba por la Plaza Porticada. / VRG

Fue obligada a bajar por un policía que la vio desde el centro de control de los edificios oficiales de la Plaza Porticada

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

Nuevo episodio en la extraña afición destapada en Santander entre ciudadanas -todos los casos que han salido a la luz están protagonizados por mujeres- que se encaraman a ventanas para limpiarlas o a tejados para tomar el sol, solo con el vacío a sus pies, peligrosas prácticas que hasta los bomberos han censurado en sus redes sociales. La última 'intrépida' ha sido sorprendida escalando por la fachada de la Delegación de Defensa en Cantabria. Le dio tiempo a llegar al primer piso y a sujetarse en un balcón. Se ignora qué pretendía hacer después, si seguir ascendiendo, intentar colarse en el edificio o únicamente hacerse un 'selfie', ya que de inmediato tuvo que bajar por donde había subido por orden de un policía.

La escena fue grabada en la madrugada del lunes al martes (día 3) por un joven de Santander, Víctor, que salía de trabajar en un hotel del centro de la ciudad y pasó por la Plaza Porticada de camino a su casa. «Eran las 01.15, oí unas voces. Era un policía que gritaba a una chica que estaba encaramada en la pared que qué hacía ahí». Tan llamativa le pareció la escena que la grabó con su teléfono. Se ve cómo un agente invita a bajar a una joven. Está descalza y había conseguido trepar varios metros por las jambas del arco que conduce a la Plaza del Príncipe. Con la misma agilidad con la que había escalado, deshizo el camino hasta tierra firme. Allí la esperaba un chico. «Creo que tenían acento argentino», cuenta Víctor. El policía habla un rato con ella. Fin del vídeo.

No consta, por ahora, si esta joven fue denunciada, pero las cámaras de seguridad del centro de control situado en la Delegación del Gobierno en Cantabria han captado el incidente. El secretario de la Delegación de Defensa, Manuel Prado, ha señalado a este periódico que «el sistema ha funcionado y un agente intervino». Durante la mañana de ayer abordó personalmente lo ocurrido «con el delegado del Gobierno y con la Jefatura de la Policía Nacional. Ahora está en sus manos». De momento, la Policía Nacional está a la espera de conocer la actuación del agente que esa noche estaba de guardia para saber si ha dado pie a algún tipo de diligencia y, si es el caso, abrir la correspondiente investigación por lo ocurrido.

El vídeo de la mujer trepadora está circulando ya por las redes sociales, donde ya ha sido bautizada como la 'spider-woman de Santander'. Antes que ella, otras han protagonizado recientemente imágenes virales por hazañas parecidas, como la que fue fotografiada a principios de mayo limpiando sus persianas en la calle Fernando de los Ríos con los pies apenas apoyados en un estrecho alféizar en un cuarto piso.

A finales de mayo, otra mujer fue captada tomando el sol tumbada en un estrecho e inclinado tejado en la Cuesta del Hospital, frente al Ayuntamiento de Santander.

En junio volvió a ocurrir. En un edificio de la calle Pizarro otra mujer, también en bata y zapatillas de casa como la de Fernando de los Ríos, se afanaba con sus cristales poniéndose en cuclillas en el alféizar de una ventana.

El 21 de junio sucedió de nuevo. Una vecina fotografió a otra limpiando sus ventanas con una pose de vértigo, con un pie apoyado en una barandilla de un quinto piso en la calle Vargas.

Bea

Ahora, la escaladora de la Delegación de Defensa se suma a esta surrealista sucesión de casos aunque, esta vez, puede que haya puesto en juego algo más que su propia seguridad.