De la Serna defiende el pacto entre PP y Cs y augura un gobierno «unido y cohesionado» en Santander

Gema Igual y César Díaz, em primera fila, escuchan a De la Serna en la UIMP/Roberto Ruiz
Gema Igual y César Díaz, em primera fila, escuchan a De la Serna en la UIMP / Roberto Ruiz

El exalcalde y exministro, que interviene en un foro en la UIMP, define el acuerdo PSOE-PRC como una «bajada de pantalones» que retrocede en los compromiso que ya había cuando él era ministro

DM .
DM .Santander

Tras meses fuera de la primera línea política, la presencia del exministro de Fomento y exalcalde de Santander, Íñigo de la Serna, en la UIMP ha dado para sondear su visión sobre la ciudad, la política regional y local o las últimas desavenencias, en algunos casos no por recientes más nuevas, con la Administración socialista. Y empezando por la que fue su casa y su gobierno, De la Serna ha considerado una «magnífica noticia» para la ciudad el acuerdo alcanzado entre el PP y Ciudadanos (Cs) para gobernar . Está convencido de que ambas formaciones trabajarán como «un gobierno unido y cohesionado» consiguiendo que la capital de Cantabria se mantenga como «una de las ciudades más competitivas».

El que fuera alcalde de la capital cántabra durante 9 años ha intervenido en una mesa redonda del quinto Foro Global de Ingeniería y Obra Pública que se celebra en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).Antes de iniciarse ha atendido a la prensa, con la que además del pacto de Gobierno local ha hablado del acuerdo PSOE-PRC y de los diques de La Magdalena. Para De la Serna, Ciudadanos y PP van a funcionar en Santander «como un gobierno, unido y cohesionado y eso da fortaleza a la ciudad para sacar adelante los programas de gobierno y los acuerdo alcanzados» entre los dos partidos.

«Estoy seguro que, actuando con sinceridad, lealtad, con trabajo y esfuerzo, como van a hacer las dos formaciones, los proyectos seguirán hacia delante y Santander seguirá siendo una de las ciudades más competitivas, más atractivas para los turistas e ilusionada con los muchos proyectos que quedan por venir», ha dicho.

Ver más

No es tan positivo en su visión de la situación de lo diques. A su juicio, el PSOE de Santander, encabezado por Pedro Casares, sabía «perfectamente» antes de las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo que la Secretaría de Estado de Medio Ambiente no iba a garantizar los rellenos en las playas de los Peligros, La Magdalena y Bikinis.

En su opinión se «ocultó» por «motivos políticos y se ha hecho público cuando en Santander se forma gobierno municipal.

La Secretaria de Estado de Medio Ambiente anunció al Ayuntamiento de Santander su intención de no hacer más rellenos de arena, al menos durante el verano, y les planteaba que si los diques se retiraban la playa volvería a su estado natural, sin arena.

El exregidor municipal ha defendido que el proyecto de los espigones tenía «como fin último» asegurar que Santander «tenga» las playas de Peligros, La Magdalena y Bikinis y fue una decisión técnica. Así, ha recordado que, en su momento, se estudiaron 10 alternativas y de entre ellas se eligieron los diques como la mejor solución, pero actualmente «todavía no cumple su función porque está finalizar». «Los técnicos han explicado más de una vez que, si no se actúa, la playa terminará desapareciendo y que los rellenos que se venían haciendo periódicamente ya no eran suficientes dado el cambio producido en la dinámica marina, por lo que habría que ir cada vez a rellenos más importantes», ha relatado.

Roberto Ruiz

Y como ejemplo de esa situación que se viene produciendo en estos arenales desde hace años, ha recordado que en última época en el gobierno municipal «tuvimos que recurrir incluso a hacer dragados porque ya los trabajos mecánicos no eran suficientes», y fue por ello por lo que se consultó a los técnicos sobre cómo actuar para garantizar el mantenimiento de estos arenales de la Bahía de Santander, informa E. Press

«Los técnicos han explicado más de una vez que, si no se actúa, la playa terminará desapareciendo y que los rellenos que se venían haciendo periódicamente ya no eran suficientes dado el cambio producido en la dinámica marina, por lo que habría que ir cada vez a rellenos más importantes», ha relatado.

Y como ejemplo de esa situación que se viene produciendo en estos arenales desde hace años, ha recordado que en última época en el gobierno municipal «tuvimos que recurrir incluso a hacer dragados porque ya los trabajos mecánicos no eran suficientes», y fue por ello por lo que se consultó a los técnicos sobre cómo actuar para garantizar el mantenimiento de estos arenales de la Bahía de Santander.

De todo el proceso, se determinó que la solución era la construcción de los diques, una «decisión que fue técnica» y materializada, aunque a medias, con una actuación que es «la más y mejor estudiada», ha insistido, al igual que ha considerado que la decisión de paralizar la obra fue «única y exclusivamente política» y ha instado a Medio Ambiente a dar el mismo paso «ahora que cabe tomar otra decisión», que sería rellenar las playas.

Pacto PSOE-PRC para Cantabria

Por último, De la Serna se ha referido al pactos PSOE-PRC para el gobierno regional y ha asegurado que tras examinar el contenido del acuerdo para reeditar el bipartito, no cree que haya nada «que histórica e incomprensiblemente pueda haberse firmado que suponga semejante bajada de pantalones, única y exclusivamente para conseguir el sillón de la Presidencia».

En su opinión, lo único que hay en dicho acuerdo son «retrasos» en los compromisos adquiridos por el Ministerio de Fomento y «desapariciones» de actuaciones que estaban ya comprometidas con Cantabria. «Revilla ha decidido que no se deben hacer», ha apostillado.

«Supone un salto hacia atrás gigantesco sobre los compromisos y los trámites administrativos que se venían haciendo», ha aseverado De la Serna, antes de añadir que es «francamente inexplicable que el presidente del Gobierno haya dado semejante paso para conservar la Presidencia».

«Muy feliz y satisfecho» con la vida fuera de la política

El exalcalde de Santander y exministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha asegurado estar «muy feliz y satisfecho» con su vida actual fuera de la política, que abandonó al salir del Gobierno nacional tras prosperar la moción de censura a Mariano Rajoy hace ahora poco más de un año.

En declaraciones a la prensa en Santander se ha mostrado «completamente feliz y francamente encantado» en su nueva etapa fuera de la política y trabajando en el sector privado, en concreto como socio de la consultora Seeliger y Conde y asesor de NEC en 'smart cities'.

El exregidor santanderino ha indicado que su etapa en política «ya es historia» y ha desvelado que, aunque la decisión de volver al sector privado la tomó en un día, «ya llevaba tiempo atrás» planteándoselo.

«Había manifestado, quizá más con mis silencios que con mis palabras, que quería regresar a la vida privada» y, de hecho, ha manifestado que ya «tuve dudas serias en la tercera convocatoria» electoral a la que concurrió como candidato del PP a la reelección a la Alcaldía y en la que ganó las elecciones pero perdió la mayoría absoluta con la que había gobernado las dos anteriores legislaturas.

Pero también ha reconocido que esas dudas no las tuvo «al aceptar el Ministerio» en el Gobierno de Mariano Rajoy, aunque cuando llegó la moción de censura ya decidió que no seguiría en política, decisión que además trasladó a la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría cuando la apoyó en el proceso de primarias para liderar el PP.

«Yo ya había decidido, y así se lo había dicho a ella, que mi futuro pasaba fuera de la política. Llevaba ya muchos años y al final estar aquí (en política) supone muchos sacrificios para mucha gente y no sólo para uno, y por esas personas cuya vida depende de las decisiones de uno lo más acertado era que estuviera fuera de la política y estoy muy orgullosos de ello», ha concluido.