Los taxistas estrenan uniforme

Pablo Losada, Isabel Compostizo, Frank Menzer, Sandra Sainz, Joserra Cruz y Natalia Hernández posan con el nuevo polo./Juanjo Santamaría
Pablo Losada, Isabel Compostizo, Frank Menzer, Sandra Sainz, Joserra Cruz y Natalia Hernández posan con el nuevo polo. / Juanjo Santamaría

El nuevo polo, que visten desde ayer, servirá para mejorar su imagen, identificarse como colectivo y dar a conocer su aplicación móvil

Ángela Casado
ÁNGELA CASADOSantander

Camisa, polo, camiseta o jerséi. Formal o desenfadado. El atuendo de los taxistas siempre ha dependido de la libre elección de los susodichos. Una realidad que despertaba todo tipo de opiniones en la calle. A algunos clientes les resultaba indiferente y a otros les parecía poco profesional. Pero el debate murió ayer en Santander con el estreno de su nuevo uniforme, que consiste en un polo azul con el logo de Pide Taxi, la aplicación móvil con la que cualquier usuario puede pedir un coche a golpe de click.

Esta nueva prenda, que llevarán 215 taxistas de la región -200 en el área de Santander, Camargo y El Astillero y el resto en Torrelavega y Laredo- pretende «mejorar la imagen de este servicio de transporte e idenficarse como colectivo bajo un mismo uniforme», explica el presidente de Radio Taxi, Manu Andoni Ruiz. También servirá para localizar rápidamente a los taxistas cuando estén fuera de los coches y puedan confundirse con alguien ajeno que espera en la acera.

La única seña que hay en el polo es el logo de Pide Taxi. Como explican, otro de los objetivos de llevar la prenda es dar a conocer la aplicación, que aseguran «mucha gente no sabe que existe». Con ella, se puede solicitar un coche desde el teléfono móvil y especificar características como la necesidad de un vehículo adaptado, de mayor espacio para equipaje grande, para mascotas o seleccionar el método de pago deseado (en efectivo o con datáfono).

Son 215 los taxistas que lucirán la prenda en la región, todos los que pertenecen a Radio Taxi

Aunque es una novedad en la región, el sector asegura que la selección de un uniforme que identifique a todos los trabajadores ya está presente en «muchas ciudades de España» y se sigue extendiendo. En Cantabria, son los miembros de Radio Taxi los que, de momento, participan en esta iniciativa. Pero no han diseñado prendas únicamente para ellos. Además del polo, los taxistas también han impreso el logo de la aplicación -más grande- en camisetas blancas «para regalar a sus clientes».

Sigue la guerra con Cabify

Los taxistas santanderinos continúan con su lucha contra los vehículos con conductor (VTC) que funcionan a través de la aplicación móvil de Cabify. Una de sus principales reivindicaciones es que los policías locales realicen inspecciones a este tipo de coches para asegurarse de que tienen en regla la hoja de ruta donde figura el contrato entre la empresa y el cliente y todos los datos obligatorios que recoge la Ley de Ordenación de Transportes vigente. Como recoge la norma, estos turismos no pueden captar clientes por la calle ni aceptar servicios inmediatos, ya que debe existir un acuerdo previo. «El problema es que no hay suficientes medios ni agentes para controlarlo», lamenta Ruiz, que recuerda que protagonizarán mañana una concentración frente al Ayuntamiento a la que se han unido los policías. La parada de los dos colectivos tendrá lugar de 12.00 a 13.00 horas e irá acompañada de una aglomeración de vehículos de taxi en torno a la plaza, donde los coches ocuparán seis carriles de las calles.