Vecinos y hosteleros, en contra de instalar bares en el mercado de Puertochico

Mercado de Puertochico. /María Gil Lastra
Mercado de Puertochico. / María Gil Lastra

Los primeros ven peligrar la tranquilidad del barrio y los profesionales saben que el negocio se repartirá y serán un peligro para sus establecimientos en una zona ya saturada

Juan Carlos Flores-Gispert
JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

Hay intranquilidad en Puertochico porque el proyecto de convertir parte del mercado de ese barrio en espacio de bares sigue adelante. La alcaldesa, Gema Igual, dio a conocer hace días que las obras podrían comenzar en el primer trimestre de 2019 y están acabadas a finales de ese año. Pero vecinos, hosteleros y la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo están en contra.

Los vecinos se han movilizado y están recogiendo firmas. En la primera tacada, «más de 200», según dio a conocer ayer la Asociación de Vecinos Pombo-Cañadío-Ensanche. «Son firmas de vecinos de las viviendas de alrededor del mercado, que están frontalmente en contra de la transformación de ese espacio en zona de bares con terrazas en la parte superior, junto al centro cultural», dice el presidente del colectivo, Ricardo Alea. «Hay ventanas de vecinos que están a tan cuatro metros y medio de distancia de las futuras terrazas de bares y, para ellos, será insoportable», explica. Las firmas se han presentado en el Registro Municipal con destino a la alcaldesa; los vecinos temen que el mercado «se convierta en un nuevo Cañadío, con decenas de personas bebiendo en la calle y en las terrazas que se crearán».

La mitad del mercado será dedicado a bares, con terrazas en la zona junto al centro cultural

Los hosteleros de la zona también están preocupados. En la zona hay 276 establecimientos (entre Puertochico y la Porticada) «y más bares nos restarán clientes y, en las primeras semanas, todo el mundo irá hacia esa nueva zona», dice un veterano hostelero situado cerca el mercado.

A los hosteleros de Tetuán también les preocupa la instalación de bares en el mercado. «Estarán situados a la entrada de la calle, con lo que mucha gente se quedará ahí y ya no hará la ronda por Tetuán. Somos muchos bares en el área de Puertochico y más serán un problema», dice el presidente de los hosteleros de Tetuán, Francisco Arguillarena.

En los últimos meses han abierto cuatro locales hosteleros en el área Castelar-Paseo de Pereda-Santa Lucía y, en breve, abrirá una gran bodega en la calle de Ataúlfo Argenta, junto al Colegio de Médicos. «Es una zona saturada desde hace tiempo, y más desde que se eliminó la distancia de 25 metros», dice el veterano Zacarías Puente.

Infografía de cómo quedará la plaza del Mercado de Puertochico.
Infografía de cómo quedará la plaza del Mercado de Puertochico.

La obra podría iniciarse en el primer trimestre del año y la acometerá la empresa que explotará los bares

«Nos quitarán el despacho»

También la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo y Ensanche, cuya sede se encuentra en el mercado, está en contra de los bares, porque temen que el Ayuntamiento les quite la oficina que les cedió siendo alcalde Gonzalo Piñeiro. Por ello han pedido por escrito a la alcaldesa «ser informados del proyecto», dice el gerente de esta agrupación, Agustín Ordejón porque «representamos a un importante colectivo». También Alea se queja de la falta de diálogo de Igual «que no ha informado de nada a los vecinos junto al mercado».

A los residentes en Puertochico intentó tranquilizarles este miércoles el concejal de Mercados, Ramón Saiz Bustillo, explicando que «se prevén medidas para evitar molestias y minimizar los efectos de la terraza, con una estructura que la envuelva», terraza «que sólo ocupará una parte de la superficie sobre el mercado», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos