Premio BBVA para el investigador de los microbios intestinales

El investigador Jeffrey Gordon.

El jurado del galardón Fronteras del Conocimiento reconoce al profesor norteamericano Jeffrey Gordon por descubrir el papel de los microorganismos en la salud y en enfermedades como la obesidad o la diabetes

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

El científico norteamericano Jeffrey Gordon (Nueva Orleans, 1947) ha sido galardonado con el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Biología y Biomedicina «por su descubrimiento de la importancia de la comunidad microbiana intestinal para la salud humana», según ha destacado el jurado.

Gordon, cuyo trabajo ha abierto una nueva área de investigación en el campo de los microbios, fue el primero en demostrar la importancia del microbioma intestinal en la regulación de la fisiología animal, lo que ha permitido descubrir que los microorganismos que pueblan el intestino «desempeñan un papel central en la salud y en enfermedades como la obesidad o la diabetes».

Los avances de este profesor de la Universidad de Washington en San Luis (Misuri, Estados Unidos) han servido también para desmontar mitos. Por ejemplo, como él mismo explica, «no todos los microorganismos del aparato digestivo son malos, como se pensaba antes». «En realidad, son una comunidad que actúa en simbiosis con el cuerpo humano», sostiene. El investigador y su grupo descubrieron que los microorganismos de la flora intestinal se comunican con otras células y realizan tareas esenciales para ellas, como digerir nutrientes que el cuerpo humano es incapaz de metabolizar.

«La gente debe adoptar una visión más amplia de sí misma: somos una maravillosa mezcla de componentes genéticos y celulares de microbios y humanos», asegura Gordon, que incide en la importancia de investigar en el papel que juegan los microorganismos en el desarrollo de enfermedades como la obesidad y en el tratamiento de la malnutrición.

El equipo de Gordon también ha descubierto que el cambio de las dietas tradicionales hacia otras de menos calidad y el abuso de los antibióticos, algo relacionado con los nuevos estilos de vida, están empobreciendo la variedad del microbioma entre los humanos occidentales.

La esperanza, asevera Gordon, es que en el futuro «podamos comprender mejor cómo alimentarnos de manera más saludable, mejorando los contenidos de la comida para beneficiar el microbioma del consumidor, y tomando mejores deicisones sobre cómo procesar la comida para potenciar sus ingredientes activos, de forma que beneficien el estatus nutricional de las poblaciones».