Este contenido es exclusivo para suscriptores

HOY último día para acceder 2 meses gratis a todo el contenido de EL DIARIO MONTAÑÉS

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

«La crisis migratoria no se soluciona cerrando las fronteras de Occidente»

Esperanza Botella Pombo, presidenta del comité de Unicef en Cantabria. /Roberto Ruiz
Esperanza Botella Pombo, presidenta del comité de Unicef en Cantabria. / Roberto Ruiz

Esperanza Botella, presidenta de Unicef en Cantabria asegura que trabajan «para que los niños sean escuchados», antes de presentar el Informe del Estado de la Infancia

PEDRO FOMPEROSASantander

Un convencimiento llevó a Esperanza Botella (Torrelavega, 1947) a asumir la presidencia del comité cántabro de Unicef: «Creo a pies juntillas que la sociedad sólo puede cambiar a través de la educación». En sus dos primeros años como presidenta de la organización, Botella ha tenido tiempo para comprobar que «los cántabros son muy solidarios». El organismo internacional lleva preparando dos años el Informe sobre el Estado de la Infancia en Cantabria, que se presentará en octubre.

 

Fotos