Desmanteladas cuatro fábricas de tabaco falsificado que fabricaban 34.000 cajetillas por hora

Parte de los cigarrillos que han sido incautados. / Policía Nacional

Se han incautado más de 69 toneladas de picadura y 2.373.000 cajetillas y 47 personas han sido detenidas

COLPISAMadrid

La Guardia Civil, en el marco de la Operación «LERNA», ha desarticulado cuatro fábricas clandestinas de falsificación de tabaco en las provincias de Toledo y Sevilla. La investigación ha sido desarrollada por la Unidad Central Operativa (UCO) bajo la dirección del Juzgado de Instrucción nº 7 de Illescas (Toledo).

Todas las fábricas las coordinaba una misma organización criminal. En el momento de la explotación, dos de las mencionadas factorías se encontraban en proceso de producción, mientras que las otras dos permanecían inactivas, esperando a recibir la mercancía.

La investigación ha constatado que las fábricas se instalaron a lo largo de los meses de verano, detectándose el comienzo de su actividad a finales de septiembre.

La producción se mantenía las 24 horas del día, por lo que la maquinaria no dejó de funcionar hasta elmomento en que las mismas fueron intervenidas.

Las medidas de seguridad impuestas por la organización eran extremas tanto en los desplazamientos de la mercancía, como en los regímenes de trabajo. Así, los empleados tenían prohibido salir de las instalaciones en los meses que permanecieran trabajando. Es por ello que las fábricas se compartimentaban fundamentalmente en dos áreas, una de producción y almacenaje y otra de alojamiento y vida, donde los operarios disponían de diversos catres, útiles de cocina, comida, bebida y un rudimentario gimnasio.

Policía Nacional

Producían 34.000 cajetillas a la hora

El conjunto de las dos fábricas que estaban en funcionamiento producían unas 34.000 cajetillas por hora, lo que equivale a 153.000 euros por hora, defraudando a su vez más de 120.000 € a la hora.

La operación se ha saldado con 47 personas detenidas (9 ucranianos, 1 búlgaro, 6 rumanos, 28 moldavos 1 francés y dos españoles), habiéndose realizado 7 registros domiciliarios en la provincia de Toledo, una en Madrid, y siete en la provincia de Sevilla. En el trascurso de estos registros, entre otros efectos, la fuerza actuante se incautó de más de 600.000 € provenientes presumiblemente de la venta de parte de la producción elaborada.

La organización criminal presentaba su producción en cajetillas falsificadas de marcas de primer nivel en cuanto a presencia en el mercado internacional del tabaco, lo que facilitaba su distribución posterior, habiéndose confiscado cartonaje falsificado dispuesto para conformar casi dos millones de cajetillas más.

Mayor golpe a la producción de tabaco falsificado en España

Por otro lado, la actuación policial posibilitó la incautación de 2.373.000 cajetillas finalizadas falsificadas, listas para su comercialización fraudulenta, la cual hubiera reportado a la organización criminal unos dividendos que alcanzarían los 7.500.000 €.

Igualmente se pudieron decomisar 69 toneladas de picadura de tabaco, con un valor estimado de 16.000.000 €, que estaban dispuestas en la cadena de producción para ser procesadas con la intención de no parar la fabricación industrial de tabaco falsificado.

Todo ello supone el mayor golpe a la producción industrial de tabaco falsificado en España, desarticulando cuatro fábricas ilegales, junto con su producción y los integrantes de la organización criminal que las operaban, ingresando en prisión 16 de los detenidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos