Espíritu de legado emprendedor

Fernando Robledo, gerente del Grupo Robledo, junto con estudiantes del Colegio Ntra. Sra. de La Paz en Torrelavega./Luis Palomeque
Fernando Robledo, gerente del Grupo Robledo, junto con estudiantes del Colegio Ntra. Sra. de La Paz en Torrelavega. / Luis Palomeque

Los Talleres Robledo fueron los primeros en emprender e innovar al ofrecer un vehículo de cortesía. Hoy tienen una flota de 60

Marta Gutiérrez Rumoroso
MARTA GUTIÉRREZ RUMOROSOSantander

Entre las características que definen y hacen especial al programa STARTinnova se encuentra el hecho de que los empresarios de la región forman activos equipos de trabajo con los estudiantes de los centros que mentorizan.

Luis Fernando Robledo, gerente del Grupo Robledo, mantuvo un encuentro con el alumnado del Colegio Nuestra Señora de La Paz, en Torrelavega. Visitó el centro para mantener una reunión con los grupos de estudiantes y valoró la evolución de los proyectos innovadores y emprendedores. «Siempre es refrescante y enriquecedor mantener un contacto tan cercano y vivo con los jóvenes, por la visión que aportan de la vida y el mensaje que se extrae de fondo», afirmó el gerente.

GRUPO ROBLEDO

Inicio
Fundación en 1964. Llevan 55 años de negocio en activo.
Sedes
En los Polígonos Industriales de Barros (Los Corrales de Buelna) y Candina (Santander).
Actividad
Desde el sector de la automoción con la reparación de vehículos hasta su expansión con el lacado de ventanas de PVC y aluminio, alquiler de vehículos sin conductor, promoción inmobiliaria y gestión patrimonial.

Como empresario les ha brindado su atención para presentarles no sólo su empresa y su medio de vida, sino parte de la historia de su familia. El trabajo y la innovación se postulan como la base del argumento de la historia del negocio familiar.

El grupo de empresas que da vida al exitoso emporio Robledo lleva en activo desde que en 1964 el patriarca de la familia, Luis Robledo García, comenzase su actividad en un pequeño taller situado en Sierrapando, en Torrelavega. Fue en el año 1990 junto con sus hijos Luis Fernando y César Robledo cuando se decidió ampliar el negocio con las instalaciones del Polígono Industrial de Barros, en Los Corrales de Buelna. En el año 2012 el crecimiento siguió con una nueva infraestructura en el Polígono Industrial de Candina, en Santander.