Printeria, la máquina capaz de imprimir bacterias e insulina

Printeria, la máquina capaz de imprimir bacterias e insulina

Un equipo de la Universidad Politécnica de Valencia gana con este 'mini laboratorio' el certamen de biología sintética más importante del mundo

Isaac Asenjo
ISAAC ASENJOMadrid

Un aparato del tamaño de un microondas ha cambiado sus vidas y podría hacerlo también con la de millones de personas en todo el mundo. Se trata de Printeria, un 'mini laboratorio' capaz de imprimir el ADN de una bateria -los organismos más abundantes del planeta- y que está pensada como una potente herramienta que a medio plazo pueda crear insulina en casa, fármacos,tejidos o plásticos. Además de estas aplicaciones para la salud, la industria, el bioarte o la moda, podría convertirse en laboratorio portátil para centros educativos que no puedan permitirse el lujo de tener unas instalaciones de grandes dimensiones.

Uno de los objetivo de este multipremiado proyecto es usar esta máquina como un «sistema de automatización de procesos de laboratorio a bajo coste y poder democratizar la biología sintética para que sea accesible para todo el público».

La ciencia puesta al alcance de todos. Y así lo cuenta Roger Monfort, que a sus 21 años lídera este equipo multidisciplinar de diez jóvenes de la Universidad Politécnica de Valenica y estudiante del Grado en Ingeniería Biomédica tras ganar en Boston (EE UU) el concurso de biología sintética iGEM además de otroscinco galardones especiales (Mejor Proyecto con Nueva Aplicación; Mejor Software; Mejor Hardware; Mejor Wiki y Mejor Modelado). La 'Champions League' del sector en el que se han medido a centros del nivel de Harvard, Yale, Oxford, Cambridge, el Imperial College de Londres, Sorbona o el Massachusetts Institute of Technology (MIT), que en esta ocasión jugaba en casa.

Una impresora en casa

Printeria consta de un software, un hardware y un kit compacto de laboratorio. Y, pese a su apariencia, es tan sencillo de manejar «como cualquier impresora doméstica». El sistema de entrada «podría parecerse a unos cartuchos de tinta», donde están los componentes biológicos, «enzimas, bacterias, agua y todo lo necesario» para realizar el proceso. Posee también una zona de reacción con «píxeles metálicos, donde tiene lugar toda la magia de la biología», y una bandeja de salida, «que se asemejaría al papel ya impreso» y que son «las bacterias ya transformadas genéticamente», explica Monfort.

El proceso estará automatizado, de manera que no haya lugar para el error. También cuenta con una zona de crecimiento de las bacterias y sensores que te avisan de que lo estás haciendo bien, ya que está máquina puede ser utilizada por personas que no tendrán conocimientos de biotecnología, pero aun así, el éxito de sus creaciones está asegurado.

El procedimiento para dotar de nuevas características a las bacterias dura aproximadamente tres horas. «Es tiempo que estás ganando ya que puedes hacer otras cosas mientras Printeria trabaja. De este modo liberamos al científico de las prácticas más mecanizadas ya que ahora muchas de ellas se realizan a mano». Nunca antes ningún equipo español había conseguido un resultado como este que ahora emprende su reto más complejo; la financiación. «El premio 'solo' obtiene visibilidad no solo si ganas en tu país sino en EE UU. Después de esa publicidad llega la compensación económica. Dinero directamente no dan pero es algo indirecto. Actualmente se han puesto en contacto con nosotros varias farmaceuticas interesadas en el proyecto», concluye el líder de iGEM UPV.