La cara y la cruz de la creación de un videojuego

Segunda jornada de Gamelab con la charla 'Visiones de justicia e inclusividad: haciendo juegos para todos',/I.G.
Segunda jornada de Gamelab con la charla 'Visiones de justicia e inclusividad: haciendo juegos para todos', / I.G.

Katie Scott (diseñadora de FIFA), Kate Edwards (CEO de 'Geogrify'), Sarah Elmaleh (actriz de voz), Myriame Lachapelle (PR y Social Media) exponen la realidad de un sector que factura millones cada año pero cuya realidad laboral es bien distinta

Iban Garbayo
IBAN GARBAYOBarcelona

Los videojuegos siempre se han identificado con el mismo perfil de persona: joven, estudiante, que no supera los 30-35 años y normalmente más asociado al género masculino. Gamelab 2019 se ha propuesto acabar con estos estereotipos y para ello ha organizado este jueves una charla abierta entre cuatro mujeres -de distintos campos de los videojuegos- donde han presentado su visión actual sobre los mismos. Katie Scott (diseñadora de FIFA), Kate Edwards (CEO de 'Geogrify') , Sarah Elmaleh (actriz de voz), Myriame Lachapelle (PR y Social Media); todo ello moderado por Rami Ismail (Co-fundador de Vlambeer).

La charla comenzó con la pregunta del millón: ¿Cómo podemos hacer que los videojuegos sean accesibles para todo el mundo? Queda claro que el sector en España goza de buena salud y los datos dicen que los beneficios que se obtienen cada año siguen aumentando. Sin embargo, el sector se encuentra muchas barreras culturales y económicas que impiden que llegue a todo el mundo. Precisamente, este es uno de los puntos principales en los que trabaja Kate Edwards. Su trabajo dentro de 'Geogrify' consiste en ayudar a los desarrolladores de videojuegos a adaptar su contenido a otras culturas. «Busco evitar cosas problemáticas. Que la cultura que vamos a representar sea lo más realista para que la experiencia e inmersión del usuario en el videojuego sea lo más fiel posible. Me sumerjo en la cultura que queremos representar y pongo especial cuidado en todos los detalles».

Si alguien sabe lo que es prestar atención al mínimo detalle es Katie Scott. Su experiencia de más de once años en la desarrolladora 'Electronic Arts', en los que ha participado en el desarrollo de los últimos cuatro juegos del popular 'FIFA' de fútbol, dan fe de lo que estamos hablando. «Lo primero que busco en mi equipo es lograr la empatía. En los últimos año he podido ver como muchos diseñadores no estamos haciendo las cosas bien. Uno de los objetivos principales de nuestro trabajo debe ser llevar la alegría a los demás, y por ello, nosotros mismos primero tenemos que desarrollar ese concepto. No hay que tener miedo a equivocarse», ha señalado.

En esta misma línea se ha expresado Myriame Lachapelle. «Tener espacio para equivocarse es importante. Si quieres ser inclusivo te equivocarás. Lo importante es aceptar que puede pasarte muchas veces, pero ser capaz de aprender de ello. Siempre hay que mantener la curiosidad, ser arriesgados, probar cosas nuevas y permitir equivocarte», ha resaltado la productora en 'gamedev.world'.

Al hilo de mantener la curiosidad se ha referido también Sarah Elmaleh. Aprovechando la gran cantidad de estudiantes presentes en la conferencia, les ha pedido que mantengan los ojos bien abiertos ante cualquier oportunidad que se presente. «Los estudiantes tenéis que ser sensibles que las buenas ideas pueden venir de cualquier sitio. No cerrarse a nada. Todo el mundo juega a videojuegos y todo el mundo tiene cosas que decir», ha señalado.

El camino que van a emprender muchos de los jóvenes que estos días acuden al Gamelab no va a ser un camino de rosas. Trabajos precarios, largas horas de trabajo con sueldos miserables... Este es uno de los temas que también han querido tratar las cuatro ponentes que se han dado cita y que conocen muy bien. En su opinión, uno de los principales problemas en la actualidad es que los trabajadores no conocen cuáles son sus derechos. Por ello, Sarah Elmaleh ha impulsado en Montreal (Canadá) algunas campañas para que este fenómeno empiece a cambiar. «Estamos en unos tiempos muy difíciles, en los que se explota a la gente. Las personas no son muchas veces conscientes de los derechos que tienen. Yo misma me sorprendí cuando me di cuenta de que me tenían que pagar las horas extras que hacía. Necesitamos ser mucho más transparentes dentro del sector para que todo sea más igualitario», ha lamentado.

Lachapelle se ha sumado a las reivindicaciones de sus compañeras y ha dejado claro que no es posible que un trabajador del sector no aguante más de cinco años en una empresa. «Acaban muy cansados, la presión es insostenible. Debemos luchar por nuestros compañeros. A veces es importante tomarse un respiro, recargar pilas, para volver a la carga y reclamar lo que mereces. Todos estamos en el mismo barco». «La solidaridad entre compañeros es muy importante», ha remarcado Elmaleh.

«No es suficiente muchas veces con enfadarse. La furia y la rabia sin buena dirección no sirven de nada. Yo siempre seré un defensora de los derechos de lo creadores. Los juegos van a ser la evolución de la narrativa humana», ha expuesto Edwards.

Más informacion: