La Guardia Civil intensifica la búsqueda del vecino de Tanos

Imagen de José Luis Roiz Sordo facilitada por su familia./
Imagen de José Luis Roiz Sordo facilitada por su familia.

Se cumplen dos meses de la desaparición de José Luis Roiz Sordo, del que nada se sabe desde que una tarde salió a buscar setas en un pequeño pueblo de Palencia

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

La Guardia Civil ha intensificado la búsqueda de José Luis Roiz Sordo, el vecino de Tanos que desapareció hace dos meses en un pueblo de Palencia. Su familia pide a quien pueda tener alguna pista sobre su paradero que se ponga en contacto con la Guardia Civil en el teléfono 062 o a través del 112 de Emergencias de Castilla y León.

A José Luis, de 52 años, con una estatura aproximada de 1,80 m. y unos 90 kilos de peso, se le pierde la pista hacia las 19.30 horas del pasado 22 de junio cuando paseaba por los alrededores de Areños, pedanía de La Pernía, cuando –según el mismo comentó a sus familiares unos minutos antes– salía a ver si encontraba setas, después de las intensas lluvias de semanas anteriores.

La Guardia Civil activó el operativo de búsqueda en las horas siguientes a su desaparición. Este operativo se ha mantenido activo durante todo este tiempo y en él han participado patrullas de Seguridad Ciudadana, los servicios de Helicópteros y Cinológico de Seguridad y Rescate, con sus guías caninos, ambos de la Guardia Civil; agentes del Seprona, voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja; agentes de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, y personal de la Fundación Oso Pardo, así como familiares, amigos y vecinos de la zona. Además, a este dispositivo se sumó el Greim, también perteneciente a la Guardia Civil, que ha centrado la búsqueda en los pozos de ventilación de las antiguas minas de la zona.

Al no fructificar la búsqueda, la Guardia Civil amplió la misma a unos 10 kilómetros del lugar de su desaparición, en el Pantano de Requejada, donde tampoco se obtuvo ningún resultado. La familia agradece el amplio dispositivo de las fuerzas de seguridad, así como el apoyo de allegados, amigos y vecinos.