La Llama estrena la zona de juego destinada a dinamizar su céntrica plaza

El parque infantil ha sido instalado en la zona sureste de la plaza, la opuesta a la que ocupa la pista deportiva cubierta. :: luis palomeque/ FOTOGRAFÍAS:
El parque infantil ha sido instalado en la zona sureste de la plaza, la opuesta a la que ocupa la pista deportiva cubierta. :: luis palomeque / FOTOGRAFÍAS:

Los vecinos se quejaban de que el espacio que ahora ocupa el parque infantil se encontraba infrautilizado

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

La Llama cuenta desde ayer con la zona de juego infantil que demandaban los vecinos para dinamizar esta céntrica plaza y su entorno, un espacio público infrautilizado tras la última remodelación. El parque ocupa una superficie de 532 metros cuadrados en la zona sureste de la plaza -el lado opuesto al de la pista polideportiva cubierta- y ha supuesto una inversión municipal de 134.000 euros. Los trabajos se han desarrollado durante los últimos tres meses y han incluido la instalación de juegos de integración -aptos también para niños con discapacidad- en un espacio en el que la temática marina es el eje central.

El pavimento es de goma y el parque está destinado a niños de hasta 14 años. El suelo y unos montículos tratan de recrear una playa con dunas. También destaca una laguna en la que un barco ejerce el papel de protagonista. Los tonos ocres del pavimento acogen aparatos como toboganes y túneles, y la combinación de juegos individuales y para grupos. También hay dos columpios de cesta y una tirolina, que pasa a ser la segunda de la ciudad tras la instalada en el primer parque infantil cubierto, abierto el año pasado en el Parque Manuel Barquín.

Fue precisamente la tirolina el juego más demandado por los pequeños nada más retirarse las vallas al mediodía, una vez certificada la obra. «Me parece una maravilla en el centro de la ciudad, cerca de todo. Los torrelaveguenses no hemos perdido el hábito de venir aquí, donde se celebraban las fiestas, y traer a los niños va a ser un éxito. A la plaza le sobraba espacio, estaba triste, tenía mucho cemento», señalaba Pilar de la Fuente.

EN CIFRAS

134.000
euros es la inversión realizada para instalar el parque infantil en la plaza de La Llama.
532
metros cuadrados es la superficie que ocupa la zona de juego, que abrió ayer al público.

Su amiga Mercedes Frías, que cuidaba de su nieto, asentía: «Suelo venir por aquí con el pequeño, de dos años, y esto le viene muy bien. Es amplio y seguro, así que voy a estar más tranquila». A pocos metros, en la tirolina, Roberto Díaz disfrutaba con su hija. «Vivo fuera -explicaba- pero tengo aquí a toda mi familia. Me he criado en esta plaza y la he visto de muchas formas. Esto para los niños me parece genial, estamos aprovechando antes de que se llene esta tarde». Sentada en un banco con un grupo de abuelas, María Ángeles Vega, también daba su aprobación: «Me parece fenomenal, es el sitio adecuado para que jueguen».

Los pequeños de la casa están de enhorabuena. El paulatino descenso de la población y la tasa de natalidad está obligando al Ayuntamiento a dar un giro en cuestiones a las que antes prestaba poca atención. Un ejemplo de ello es que en la legislatura que ahora acaba ha invertido más de un millón de euros en zonas de ocio infantil, con el fin de que la ciudad ofrezca una cara más amable, un mejor servicio a las familias. La actuación más destacada ha sido también la que tiene mayor aceptación: el primer parque infantil cubierto del municipio, ubicado en el Manuel Barquín.

Pero ha habido otras novedades este mandato, como la introducción en las áreas de juego de aparatos aptos para niños con discapacidad y sin ella, o la creación de pequeños parques en el centro urbano para que las calles y plazas no solo sean lugares de paso. Otro hecho relevante es que todas las zonas de ocio infantil son diferentes, para invitar a los pequeños a recorrerlas y disfrutar de todas ellas. Torrelavega tiene ahora 46 parques infantiles y serán 48 cuando se instalen en breve el del Ara del Dobra en Sierrapando, junto a la pista deportiva, y el del área de descanso de Torres.