El IES Zapatón abre el curso que acabará con un cuarto de siglo entre barracones

El director del IES Zapatón, Eduardo Solís, señala satisfecho los barracones y la importante obra que se está ejecutando./Antonio 'Sane'
El director del IES Zapatón, Eduardo Solís, señala satisfecho los barracones y la importante obra que se está ejecutando. / Antonio 'Sane'

La obra de ampliación, que reclamaba el instituto desde 2003, finalizará el próximo verano | La Consejería de Educación atiende con esta inversión el aumento de alumnos en los ciclos formativos de Formación Profesional

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

En el IES Zapatón han iniciado el curso felices. Pronto dirán adiós a la falta de espacio, los ruidos, el frío en invierno, el calor en verano... Será el curso que ponga fin a un cuarto de siglo entre barracones en un instituto que ya bordea los 700 alumnos. Las obras de ampliación, reclamadas por escrito por la dirección del centro a la Consejería de Educación desde 2003, se iniciaron el pasado mes de mayo, se ejecutan con normalidad y está previsto que concluyan en verano. Es una de las inversiones más importantes del Gobierno de Cantabria en Torrelavega en los últimos años. 3,7 millones de euros.

El director del centro educativo, Eduardo Solís, muestra su satisfacción. «Si todo marcha bien -explica-, el 1 de septiembre de 2020 estrenaremos el nuevo edificio. Todos los martes está aquí la arquitecta de la Consejería vigilando las obras y me informa de cómo marchan». Los trabajos consisten en levantar dos edificios de tres plantas, que forman una 'L' en terrenos que antes ocupaban una pista polideportiva y una parcela cedida por el Ayuntamiento. «Ahí van a estar todos los ciclos de Formación Profesional. Ahí va a ir Imagen Personal, Electrónica y Robótica. En el espacio que ahora ocupan los barracones y dos viejos edificios que van a ser derruidos, se habilitarán las dos pistas polideportivas que nos corresponden por impartir Enseñanza Secundaria», señala Solís.

«En el edificio viejo -agrega- nos va a quedar espacio para una biblioteca más grande, dos aulas de informática, un espacio digno para los padres, otro para los alumnos... Se hará una redistribución de espacios, toda una revolución. Queda mucho por hacer». El director confiesa que convivir con las obras es «un petardo», pero están encantados: «La primera carta solicitando la ampliación la enviamos en 2003. Después de cinco consejeros y cuatro alcaldes, por fin lo hemos logrado».

«Después de cinco consejeros y cuatro alcaldes, por fin lo hemos logrado» Eduardo Solís | Director del IES Zapatón

El IES Zapatón no ha dejado de crecer en las últimas décadas: «Yo llegué aquí hace 35 años y éramos 47 profesores. Ahora somos 95 y tenemos la ESO, el Bachillerato y los ciclos formativos de FP no han dejado de crecer. A ellos vienen alumnos de San Vicente de la Barquera, Cabezón de la Sal, Reinosa... Algunos se tienen que levantar a las cinco y media de la mañana para venir a clase. Ya tenemos cerca de 700 alumnos».

José Manuel Cruz Viadero, primer teniente de alcalde y concejal de Obras, era regidor municipal cuando se gestó la inversión. «Cuando fui alcalde -señala- me preocupé mucho y reivindiqué ante el Gobierno regional que se ampliase este instituto. También cumplimos con la obligación de ceder los terrenos necesarios para ejecutar la obra». Cruz Viadero dice que los trabajos se están ejecutando con normalidad y que es un «buen proyecto» de la Consejería de Educación, que «se redactó después de escuchar a la comunidad educativa del centro».

«Quiero mostrar la satisfacción del equipo de gobierno porque se atiende una vieja reivindicación del IES Zapatón, que siempre ha contado con el apoyo del Ayuntamiento. Es un instituto que imparte una buena calidad de enseñanza y, a partir del próximo curso, le será mucho más fácil que los ciclos formativos de Formación Profesional tengan los mejores medios. De ahí saldrán esos magníficos profesionales que tanto necesita esta sociedad».

«Cuando fui alcalde me preocupé mucho y reivindiqué la obra ante el Gobierno regional» José Manuel Cruz Viadero | Primer teniente de alcalde

Con esta ampliación de las instalaciones del IES Zapatón, la Consejería de Educación trata de atender las nuevas necesidades derivadas del aumento del alumnado de los ciclos formativos de Formación Profesional, dotando al centro de nuevos espacios docentes y facilitando, además, la accesibilidad al instituto. Serán dos nuevos edificios de tres plantas en forma de 'L' los que albergarán la totalidad de los ciclos formativos del centro de las familias profesionales de Imagen Personal y Electricidad y Electrónica, que ahora se encuentran distribuidos en varios edificios y módulos prefabricados. Además, el proyecto incluye la ejecución de un patio exterior.

Esta ampliación ofrecerá, en la familia profesional de Imagen Personal, espacio para aulas polivalentes, aulas técnicas y un laboratorio de cosmetología y perfumería, además de un aula taller de estética hidrotermal y dos aulas técnicas de peluquería, unas mejoras que se verán completadas con un taller de estética. Por lo que respecta a la familia profesional de Electricidad y Electrónica, las infraestructuras de la misma se verán mejoradas con diversas aulas técnicas y polivalentes, un taller de sistemas electrónicos y de instalaciones electrotécnicas, otro de sistemas automáticos y automatización, y un último taller de robótica, así como sendos laboratorios de electrónica y equipos de mantenimiento eléctrico. La superficie construida alcanzará los 3.500 metros cuadrados.

Los institutos de Cantabria, entre ellos el Zapatón, pusieron esta semana en marcha el nuevo curso con las habituales presentaciones. Una toma de contacto antes de arrancar con las clases. Y en las aulas, muchas caras nuevas, las de todos los alumnos que afrontan un cambio de etapa y de centro tras completar Primaria. Un total de 23.619 estudiantes están matriculados en la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), 1.218 más que el curso anterior. Otros 8.024 estudiarán Bachillerato, también más que el pasado año, en este caso 283. En total, 1.500 más entre ambos ciclos. Unas cifras que son consecuencia del 'boom' demográfico que se vivió en el primer lustro del siglo, tal y como demuestra que la escolarización en Secundaria no ha dejado de crecer desde el curso 2013/14.

Es un incremento que contrasta con el descenso de los escolares en Infantil y Primaria: 1.585 menos este ejercicio. Y seis cursos ya encadenados de caídas. De alumnos y del número de clases: medio centenar menos en los colegios públicos. La crisis económica y sus largas secuelas están detrás del descenso de natalidad, de la pérdida de población y de la emigración, factores que dejan una marcada huella en las escuelas y que trasladan preocupación de cara al futuro. La realidad demográfica de Cantabria hace perder las esperanzas de que se pueda revertir la tendencia en un futuro cercano: en 2018 volvieron a nacer menos niños que en 2017, los jóvenes emigran en busca de trabajo, la edad media de los habitantes de la región roza ya los 45 años...

Al margen de esta comparativa quedan los alumnos de Formación Profesional (FP). 5.278 han comenzado el curso, pero esta cifra se verá ampliada notablemente, ya que permanece abierta la matrícula de varias enseñanzas presenciales, así como de las que se realizan a distancia. En los años precedentes se ha superado la barrera de los 12.000 estudiantes. Y esa es la previsión que tiene encima de la mesa la Consejería de Educación, que oferta más de 7.500 plazas de primer curso. Fue precisamente un centro de FP, el número 1 de Peñacastillo, el elegido por la consejera de Educación, Marina Lombó, para inaugurar el curso en Secundaria. Una elección que representa la clara apuesta de su departamento por la Formación Profesional.