Crónica de una crisis en Camargo

Marcelo Campos (Ganemos), Esther Bolado (PSOE), Héctor Lavín (PRC) y Jorge Crespo (IU), tras firmar en junio el acuerdo para gobernar Camargo.
Marcelo Campos (Ganemos), Esther Bolado (PSOE), Héctor Lavín (PRC) y Jorge Crespo (IU), tras firmar en junio el acuerdo para gobernar Camargo. / Daniel Martínez
  • La destitución del edil Marcelo Campos deja al equipo de gobierno PSOE-PRC en minoría y confirma los problemas en Servicios Sociales

un municipio de enfrentamientos políticos

La destitución de Marcelo Campos como concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Camargo a raíz de la investigación llevada a cabo en la Plataforma de Alimentos ha puesto fin a una controvertida alianza que ha durado menos de un año y medio desde que se constituyera el equipo de gobierno que pilota Esther Bolado (PSOE). Accedió al cargo merced a un tripartito con el PRC y el socio al que acaba de despojar de sus atribuciones, así como al apoyo de los dos concejales de Izquierda Unida, un ‘aliado’ en la mayor parte de ocasiones, que se mantiene en la oposición.

Entre todos lograron sumar once concejales para descabalgar al ‘popular’ Diego Movellán de la Alcaldía, que obtuvo diez ediles en las elecciones de 2015. La suspensión de Campos y el anuncio por parte de éste de que aquel pacto está totalmente roto deja a la regidora en una delicada situación. La que viene a continuación es la crónica del auge y caída de un concejal envuelto en la polémica.