Jimena González rechaza las acusaciones por la gestión de alimentos en Camargo

Jimena González.
Jimena González.
  • La secretaria despedida confirma que hubo robo de productos y asegura que también le sustrajeron tiques sociales y las llaves del almacén de Trascueto

Tras varios días alegando «indefensión» por no poder responder a las acusaciones que se vertían sobre ella en la investigación que el Ayuntamiento de Camargo lleva a cabo por la gestión de la Plataforma de Alimentos, Jimena González, secretaria del exedil de Servicios Sociales, Marcelo Campos, despedida a raíz de las pesquisas municipales, negó ayer las principales cuestiones que la ubican en el centro de presuntas prácticas irregulares o, incluso, delictivas. Eso sí, en una larga declaración aseguró que se habían producido robos de alimentos, vales sociales y de las propias llaves del almacén de Trascueto (Revilla) donde se guardaban los productos. Como complemento, trató de que el escándalo salpicara al PRC de Camargo.

En una tensa testifical que acabó con insultos, González quiso defenderse de los hechos que se le imputan y que han motivado su suspensión como personal de confianza en el Consistorio. Negó que los usuarios firmaran un recibí sin conocer previamente lo que se les iba a entregar y sostuvo que no se habían producido asignaciones a vecinos que no estuvieran previamente en la lista de beneficiarios.

Sí que admitió ciertos problemas en el seno de la Plataforma. En este punto, cargó contra uno de los voluntarios cuya declaración precipitó la salida de González del Ayuntamiento al imputarle un uso discrecional de los vales sociales de 10 euros y un empleo de los mismos para comidas privadas. En primer término, insistió en que no ha habido adjudicaciones ilegales de los citados tiques, como mucho un reparto extra de un vale en la última entrega a familias con niños. Eso sí, cargó contra el que fuera su compañero en las entregas, pues precisó que había robado bonos cuando él estaba encargado de su custodia.

También le atribuyó la sustracción de las llaves de la nave de Trascueto y lo relacionó con un robo de alimentos producido en octubre, que fue comunicado por el propio Campos, adujo, a la Junta de Gobierno Local, lo que obligó a cambiar la cerradura.

González mencionó al PRC en varias ocasiones durante su declaración, no en vano siempre ha denunciando que su despido obedece a una maniobra política. Incidió en que el voluntario con el que está enemistado concurrió en las listas regionalistas para los comicios de 2015 y apuntó que la recogida alimentaria celebrada durante la Feria del Stock nunca llegó a la Plataforma de Alimentos, sosteniendo que el citado voluntario le apuntó que los productos se hallaban en la sede del PRC local. Igualmente, precisó que ha denunciado a su antiguo compañero ante la Benemérita.

Temas