El Parlamento solicita al Estado la legalización del cannabis con uso terapéutico

Un instante del pleno parlamentario de hoy.
Un instante del pleno parlamentario de hoy. / Daniel Pedriza
  • El portavoz del PP, Eduardo Van den Eynde, que ha defendido en repetidas ocasiones la medida a título personal, abandera ahora la propuesta a Madrid

El pleno del Parlamento de Cantabria ha aprobado, por unanimidad, instar al Ejecutivo cántabro a pedir al Gobierno central que regule y facilite el acceso a los tratamientos terapéuticos con cannabis. Los cinco grupos parlamentarios de Cantabria (PP, PRC, PSOE, Podemos y Ciudadanos) han dado el visto bueno a esta proposición no de ley consensuada en la que también reclaman al Estado la regulación de las especificaciones legales y técnicas para el cultivo controlado de cannabis y su posterior utilización medicinal con los niveles de calidad, trazabilidad y seguridad necesarias.

Esta iniciativa se ha aprobado después de que el pasado mes de febrero el portavoz parlamentario del PP, Eduardo Van den Eynde defendiera en su cuenta personal de facebook el uso terapéutico del cannabis como tratamiento paliativo de los efectos de la quimioterapia, explicando que a él, que atraviesa un nuevo ciclo de quimioterapia, el uso de cannabis le ayuda a disminuir los efectos del tratamiento.

Y ha sido el propio Van den Eynde el elegido para defender propuesta, por lo que ha expresado su agradecimiento a todos los grupos, porque "es de todos". En la proposición no de ley, también se reclama que se establezcan puntos de venta controlados, así como delimitar las redes logísticas, con la seguridad necesaria para evitar un uso fraudulento o ilegal del cannabis medicinal.

Estudios de impacto

Y que el Gobierno de España establezca un sistema de evaluación de los impactos del cannabis en la salud pública, en especial de los pacientes que sigan estos tratamientos; además de crear, en el seno de la Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas, una ponencia de estudio sobre los posibles usos del cannabis.

En su exposición de motivos, Van den Eynde ha destacado que hay "multitud de pacientes", aconsejados incluso por profesionales, que solo encuentran en el cannabis la vía para mitigar los signos y síntomas que les produce su enfermedad. Y se recuerda que el cannabis ha sido empleado en medicina desde la antigüedad y que Países Bajos fue el primer país en el mundo en iniciar, en 2003, un programa de cannabis medicinal y le han seguido diferentes estados de la UE como Alemania, Italia o la República Checa.

Los grupos señalan que el cannabis presenta "importantes contraindicaciones" como problemas depresivos, pérdida de memoria a corto plazo o comportamientos adictivos, aunque resaltan que, según estudios recogidos en informes oficiales, también está demostrado que es un potente estimulador del apetito, es capaz de prevenir las náuseas asociadas a numerosos tratamientos y de mejorar el dolor neuropático en la esclerosis múltiple.

Un ejemplo nacional

El portavoz de Ciudadanos, Ruben Gómez ha expresado su deseo de que esta medida "sirva de ejemplo" para que "sea una realidad" en toda España, de forma que "no imperen los prejuicios y sí las evidencias". Al respecto, la regionalista Matilde Ruiz ha considerado que el hecho de que la Comisión de Sanidad del Congreso haya aprobado una iniciativa de Ciudadanos, que insta al Gobierno a crear una subcomisión, en el seno de la Comisión de Sanidad, sobre el uso terapéutico del cannabis, es "agua de borrajas".

Para la diputada regionalista, "no han tenido la valentía de mojarse y comprometerse", porque una subcomisión "en el tiempo se puede alargar hasta el infinito", por lo que, a su juicio, "no sirve para nada más que alargar la agonía". "El dolor no puede esperar", ha convenido Van den Eynde, para quien la decisión de crear una subcomisión es un "triunfo agridulce".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate