La Policía respalda el nombramiento de Héctor Moreno, condenado por torturas e indultado

La Policía respalda el nombramiento de Héctor Moreno, condenado por torturas e indultado
  • El nuevo jefe superior del Cuerpo Nacional "no tiene nada pendiente con la justicia y es una persona absolutamente válida", asegura el portavoz de la institución

«Héctor Moreno no tiene nada pendiente con la justicia, son unos hechos de 1982, juzgados, sentenciados y con posterioridad resueltos». Es la frase que como un mantra repite el portavoz de la Dirección General de la Policía para defender el buen nombre de Héctor Moreno García, que el pasado día 6 fue nombrado jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía en Cantabria por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

La designación de Moreno García para el cargo se ha visto envuelta en la polémica tras conocerse que fue condenado en 1994 a más de seis años de inhabilitación especial por un delito de torturas a un grupo de transeúntes que paseaban, en abril de 1982, por el barrio de Malasaña, en Madrid, aunque cuatro años después fue indultado por el primer gobierno de José María Aznar, siendo ministra de Justicia Margarita Mariscal de Gante.

La entrada del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en la controversia, pidiendo explicaciones al ministro Zoido por un nombramiento que considera «escandaloso», ha causado un profundo malestar en la institución policial, que ayer mismo defendía y respaldaba al mando. Su portavoz señaló a este periódico que Moreno García «es un profesional absolutamente válido y ha estado en la resolución de los casos más importantes como comisario jefe de la UDEV, en Madrid, como el ‘caso de la peregrina’ o el de la ‘Ciudad Lineal’».

Desde la Dirección General recalcan que el nuevo jefe de la Policía de Cantabria no tiene cuentas pendientes y quitan hierro a esa mancha en su expediente por tratarse de una sentencia que data del año 94. «Es una persona que no tiene nada pendiente con la justicia», repite machaconamente el portavoz policial.

Visita relámpago

Aunque fue nombrado el pasado día 6, Moreno García no ha tomado posesión todavía de su cargo. Pero este miércoles, en plena tormenta mediática y con Revilla cuestionando ‘urbi et orbi’ la idoneidad de esa designación, el nuevo jefe de Policía estuvo en la Comisaría de La Albericia para presentarse a sus subalternos. En ese encuentro trasladó a algunos mandos su «preocupación» por la polvareda que se ha levantado en torno a su pasado judicial. Fue una visita breve, en la que aprovechó también para realizar alguna tarea burocrática, pero por la tarde regresó a Madrid.

Cruzada de Revilla

Mientras tanto, Miguel Ángel Revilla mantiene su cruzada contra la elección de Moreno García como jefe de la Policía de Cantabria y, sobre todo, por el perdón que le concedió el Gobierno de Aznar. El regionalista calificó ayer de «escandaloso» que se indulte a un policía condenado por torturas y detención ilegal, pero «más escandaloso» es que luego le «premien ascendiéndole» a jefe de la Policía en Cantabria. Si es así, «yo no le quiero tener en Cantabria», dijo Revilla a preguntas de la prensa, tras recordar que ha pedido una explicación al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, porque, a su juicio, «con esa trayectoria no se puede ser jefe de la Policía en una comunidad autónoma».

El presidente sostiene que la única explicación razonable que podría admitir es que se trate de «un error», y que las informaciones sobre la condena y posterior indulto se refieran a otro Héctor Moreno. «Simplemente pedimos una explicación; es difícil darla. Si los hechos son así, me parece que va a tener complicado dar una explicación», enfatizó Revilla, para añadir que «queremos en Cantabria gente ejemplar, y el currículum que tiene este señor no es de recibo, no tiene la mejor carta de presentación».

El Ministerio del Interior ha dado la callada por respuesta cuando este periódico ha querido conocer su postura sobre el rechazo de Revilla al nombramiento de Moreno García. Desde el Grupo Parlamentario Socialista también exigen explicaciones al ministro del Interior por esta decisión. Su portavoz, Silvia Abascal, considera que Héctor Moreno no es la persona idónea para salvaguardar los intereses de los cántabros. Podemos ya expresó ayer su alarma por esta designación, mientras que PP y Ciudadanos prefieren no pronunciarse por el momento. Sin embargo, en ámbitos policiales de Santander consultados por este periódico se ha recibido con agrado la designación de Moreno García, a quien consideran un «gran profesional».