José Antonio Carnicer, el nuevo director de Alto Campoo, se incorpora la próxima semana

Circunstancias personales han impedido que empezara a trabajar en la estación invernal hasta este momento

José Ahumada
JOSÉ AHUMADASantander

José Antonio Carnicer, un ingeniero con larga trayectoria en la gestión de estaciones de esquí, será el nuevo director de Alto Campoo y tomará el relevo a David Aja, quien continúa ocupando el puesto en funciones, la próxima semana.

El retraso en la incorporación de Carnicer, que se suponía tenía que haberse producido a principios de mes, se ha debido a «circunstancias personales», según indicó el director general de la sociedad pública Cantur, Javier Carrión, quien restó importancia a este hecho. «La estación sigue estando dirigida, y hay un proceso hasta la incorporación. La gente tiene sus trabajos y sus circunstancias personales o familiares, y damos un plazo, que concluye la semana que viene».

Carrión explicó que el nuevo director de Alto Campoo cuenta «con una experiencia importante en la gestión de estaciones de esquí, en distintas sociedades, con lo que ha acreditado su valía», ya que este profesional ha trabajado durante años en Astún y Andorra.

Llama por tanto la atención que alguien que ha trabajado en estaciones de tanta categoría haya decidido continuar su trayectoria laboral en la de Alto Campoo, mucho más modesta. Según el responsable de Cantur, la razón de esta decisión podría hallarse precisamente en las tareas que desempeñaba, y que incluían el asesoramiento en la puesta en marcha y desarrollo de estaciones de esquí por todo el mundo, ocupación que le mantenía demasiado tiempo alejado de su entorno familiar.

Javier Carrión subrayó el esfuerzo realizado por Cantur para encontrar al candidato ideal para dirigir Alto Campoo, después de que el último responsable, aún en funciones, solicitara por motivos personales, una reducción de jornada del 99%. Carrión explicó que, ante la necesidad de cubrir ese puesto, la sociedad pública que dirige decidió convocar un proceso de selección «público y abierto» a principios de septiembre. Tal y como recogía el documento con los requisitos a cumplir por los aspirantes a la plaza, el mérito más valorado por el comité de selección era la experiencia (con una valoración de hasta treinta puntos, frente a los cinco que, como máximo, merecían los académicos). Superada esta fase, una entrevista personal suponía la criba definitiva.

«Hemos querido buscar un buen profesional con experiencia y que también pueda llevar a cabo la dinamización de la estación fuera de la época de invierno», un proyecto en el que la Consejería de Turismo lleva tiempo trabajando. «Alto Campoo es un gran activo y queremos que rinda frutos no solo en la época invernal».

Carrión negó que la designación del nuevo director de Alto Campoo tuviera alguna relación con los contactos mantenidos en su día por el Gobierno de Cantabria -con Ignacio Diego al frente- con Grandvalira con vistas a que se hiciera cargo de la gestión de la estación, ya que José Antonio Carnicer trabajó anteriormente para este dominio. «No tiene nada que ver lo que hablaron en su momento los gestores con la selección de esta persona», zanjó.

Grandvalira llegó incluso a realizar un estudio de mercado para comprobar la rentabilidad de Alto Campoo, en el que se concluyó que para convertirlo en un buen negocio era necesario invertir casi veinte millones de euros. Es fácil suponer que la instalación posterior de los cañones de nieve habrá contribuido a mejorar los resultados del cálculo. Javier Carrión rechazó que esta mejora en la estación respondiese a tal plan. «Los cañones de nieve, tal y como estaba el proyecto que heredamos, eran inviables. Si hubiésemos continuado con aquel proyecto, hoy no tendríamos cañones de nieve. Fue un regalo envenenado».

Fotos

Vídeos