«La junta del Banco Santander deja más dinero que todo el invierno junto»

Un grupo de asistentes a la cena de empleados del banco que se celebra cada año en Santander./Daniel Pedriza
Un grupo de asistentes a la cena de empleados del banco que se celebra cada año en Santander. / Daniel Pedriza

Los actos que celebra la entidad esta semana reúnen en Cantabria a 2.500 personas, desde altos ejecutivos a los encargados de todo el montaje y organización

Juan Carlos Flores-Gispert
JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

La junta de accionistas del Banco Santander que se celebra mañana en el Palacio de Exposiciones de El Sardinero y todos los actos que desde el pasado lunes se están desarrollando en Cantabria reúnen a 2.500 personas, entre accionistas, ejecutivos, empleados, miembros de la seguridad, montadores de escenarios, organizadores y todo lo necesario para este gran evento. Su estancia en la región da trabajo a cientos de personas durante una semana y son importantes los gastos en hoteles, hostelería y comercio que ello supone. «Dejan más dinero en cinco días que todo el que se mueve en invierno», resume un veterano hostelero.

De entrada, todos los hoteles de la ciudad están llenos. Este año, en especial, han salido beneficiados, pues al estar cerrado el hotel Real por reforma, los invitados de primer nivel han sido desplazados a otros establecimientos. Algunos de los destacados, como el vicepresidente Guillermo de la Dehesa o Isabel Tocino, vicepresidenta de Santander España y presidenta del Banco Pastor (del Grupo Santander), se hospedan en sus residencias santanderinas.

Los principales restaurantes salen también beneficiados. El Club de Golf de Pedreña, que preside Javier Botín, y el Real Club Marítimo de Santander, que preside Fernando Pereda, han acogido estos días cenas de los principales directivos del Santander en el mundo, los 'Top Management', conocidos como Grupo Promontorio, reunidos desde el martes en los salones del Palacio Real de la Magdalena para debatir cuestiones de desarrollo empresarial y estrategia, jornadas en los que ha participado la presidenta Ana Botín, que se halla en Santander desde el pasado viernes. Botín se hospeda en su residencia de Carriazo.

Hoteles de Santander y alrededores están llenos para alojar a los asistentes a la cita

Como es habitual en la familia Botín y en las celebraciones del banco, numerosas empresas de hostelería se encargan de la atención a los invitados. El grupo Deluz, de Carlos Zamora, lo hace del servicio del catering en la junta de mañana y ha atendido también en los salones de su restaurante-chalé y finca de la calle Ramón y Cajal; el catering de Finca San Juan de Castañeda, de la familia Alvear, ha servido desayunos y comidas en La Magdalena. Restaurantes como El Puerto (uno de los favoritos de los hijos de Ana Botín), propiedad de Antonio Núñez; La Posada del Mar, de Tomás Merendón, y La Bombi, de los hermanos Movellán, entre otros, también resultan beneficiados de esta reunión de importantes personalidades del mundo financiero llegadas a Santander para esta celebración anual.

Asimismo, en la presidencia del banco en la desde del Paseo de Pereda Ana Botín desarrolla reuniones de trabajo, con servicio de pequeños desayunos, como cada año. En esa zona noble se celebró anoche una cena servida por El Cenador de Amós, de Jesús Sánchez (dos estrellas Michelin); hoy, el mismo establecimiento -encargado del servicio hostelero del Centro Botín- ofrece la cena para grandes accionistas (alrededor de dos centenares de personas) en el escenario del Palacio de Festivales de Cantabria.

La cena más multitudinaria será, como cada año, en el hotel Chiqui, propiedad de los hermanos Sebrango. Ahí se ofrece hoy una cena de pie para 500 empleados del banco llegados desde toda España, seguida de barra libre hasta bien entrada la madrugada.

En Santander están estos días Rodrigo Echenique, presidente de Santander España y vicepresidente del grupo, y Rami Aboukhair, consejero delegado de Santander España, contando con la presencia de Carlos Hazas, subdirector general adjunto y director territorial para Cantabria del Banco de Santander; el consejero delegado José Antonio Álvarez Álvarez; el vicepresidentes Bruce Carnegie-Brown; los vocales Homaira Akbari, Ignacio Benjumea Cabeza de Vaca, Sol Daurela Comadrán, Javier Botín O'Shea, Carlos Fernández González, Esther Giménez-Salinas Colomer y Belén Romana García, entre otros.

Movimiento en el aeropuerto

Una parte muy importante de los actos ha sido organizado por la empresa American Express Global Business Travel, líder en la gestión y organización de eventos y congresos, en la que el Santander confía cada año para que desarrolle su gran acto en Cantabria, que reúne durante esta semana a más 2.500 personas, entre ellos los empleados que se desplazan hasta Santander en vuelos charter y regulares para asistir a la Junta General en Santander.

Hoy se espera la llegada de tres vuelos chárter desde Madrid: un Boeing 747, de Privilege Style, con capacidad para 200 personas; un Airbus 320, de Privilege Style, con capacidad para 180 pasajeros y un CRJ 200 de 50 plazas, operado por Air Nostrum.

A lo largo de estos días están aterrizando en Santander numerosos vuelos privados y desde el viernes se encuentra el avión de la presidencia del banco, el Bombardier Global 6000, con base en Madrid Barajas, con capacidad para 16 personas, cuyo precio estimado es de 50-55 millones de euros y que es propiedad del banco desde 2016.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos