Martínez-Maíllo cree que la crisis del PP cántabro quedará «en una anécdota»

Martínez-Maíllo cree que la crisis del PP cántabro quedará «en una anécdota»
EFE

El coordinador general del partido vuelve a ratificar la confianza deposita en María José Sáenz de Buruaga

Gonzalo Sellers
GONZALO SELLERSSantander

A Fernando Martínez-Maillo no parece preocuparle demasiado que el PP cántabro lleve más de cuatro meses enfrentado, dividido por las acusaciones de manipulación del Congreso, con denuncias en los tribunales, con el grupo parlamentario enfrentado al aparato del partido y con una brecha considerable entre muchos líderes locales y la nueva dirección. El coordinador general del PP cree que todo esto es «puro ruido» y se acabará quedando en una «mera anécdota». «Hay que pasar página cuanto antes», dijo en una entrevista a EFE el que en su día se encargó de negociar, con poco éxito, una candidatura de integración entre Ignacio Diego y María José Sáenz de Buruaga para evitar la guerra actual.

El dirigente popular se felicita de la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) de desestimar la querella criminal que se había presentado contra la presidenta del PP regional. La acusación, por presunto delito electoral y de prevaricación, malversación y revelación de secretos, la presentaron tres afiliados del PP cántabro que han ostentado cargos, que no están de acuerdo con la actual dirección y que han querido mantener el anonimato, aunque este periódico ya adelantó que se trataba de Joaquín Solanas, Carlos Bedia y Miguel Ángel Serna.

«Mirar adelante»

«Nosotros lo que decimos es que la presidenta y su equipo tienen toda la legitimidad para tomar decisiones y tienen que mirar para adelante», remarcó Maillo, que ha garantizado que Sáenz de Buruaga tiene «todo el aval y todo el apoyo» de la dirección nacional del partido.

Para el coordinador general, la crisis del PP regional está en «vía de solución» sin perjuicio de que los expedientes abiertos vayan a continuar en septiembre «con absoluta normalidad». «En términos políticos tiene toda la legitimidad, y hay que mirar al año 2019. Hay que pasar pagina, cuanto antes hay que pasar página», insistió.

Maillo no quiso entrar a valorar si el expresidente de Cantabria y del PP Ignacio Diego está detrás de la querella presentada contra Buruaga. El dirigente popular no entró en «valoraciones personales sobre nadie» y se limitó a volver a dar su apoyo a la candidatura que salió vencedora en el Congreso del pasado marzo.

«Una vez que hay una dirección regional yo creo que tenemos que ir todos a una. Lo que le pido al PP de Cantabria es que se ponga a trabajar a las órdenes de María José. A partir de ahí, cada uno es libre de tener sus propias opiniones y yo me las reservo», afirmó.

Todavía siguen pendientes de resolverse los expedientes abiertos a nueve de los trece diputados cántabros que se oponen a la orden de la dirección de cambiar al portavoz. Será el Comité de Garantías de Madrid el que decida directamente las sanciones contra los diputados.

De la Serna apela a la «lealtad» de los 'dieguistas'

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha apelado a la "lealtad" de los 'dieguistas', los militantes y afiliados del PP cántabros afines al expresidente del partido y de la Comunidad, Ignacio Diego, que se oponen a decisiones adoptadas por la nueva dirección de los conservadores, encabezada por María José Sáenz de Buruaga, lo que ha propiciado la apertura de un expediente por la cúpula nacional.

El también exalcalde de Santander, --que en el Congreso Regional celebrado el pasado mes de marzo apoyó a Sáenz de Buruaga, la candidata de Génova que fue elegida líder de la formación por cuatro votos de diferencia respecto a Diego--, confía en que "pronto se ponga fin" a la crisis interna que desde entonces atraviesan los 'populares' cántabros.

Según ha expresado De la Serna en una entrevista a RNE Cantabria, recogida por Europa Press, la actitud de los 'dieguistas' -que han solicitado en los tribunales la nulidad del proceso congresual por distintas "irregularidades", en tanto que nueve de los trece diputados se oponen a que la presidenta sea su portavoz en el Parlamento- no tiene "nada que ver" con la lealtad a los órganos de dirección a la que están "obligados" -ha dicho- afiliados y militantes, de ahí la apertura de expedientes que podrían acarrear hasta la expulsión del partido.

Por eso, el ministro ha llamado a los díscolos a "trabajar" para la presidenta del PP cántabro y su equipo, para "fortalecer" el partido y "mejorar" los resultados de cara a las próximas elecciones autonómicas y municipales, previstas en mayo de 2019, como están haciendo -ha dicho- desde Madrid, porque lo contrario "no conduce a ningún sitio".

Al hilo de lo anterior, y para finalizar, Iñigo de la Serna ha asegurado que la dirección y los cargos nacionales del PP van a estar "a disposición" de Sáenz de Buruaga para "trabajar juntos" los próximos dos años, ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos