«Pablo Zuloaga tiene experiencia de gobierno y todas las características para ser candidato»

Pedro Sánchez, en una cafetería de Cartes antes del comienzo del mitin./Roberto Ruiz
Pedro Sánchez, en una cafetería de Cartes antes del comienzo del mitin. / Roberto Ruiz
Pedro Sánchez | Secretario general del PSOE

«El PSOE está liderando en Cantabria todas las grandes cuestiones como la Educación, la Sanidad y la industrialización» desde el bipartito

Violeta Santiago
VIOLETA SANTIAGOSantander

Pedro Sánchez no pone pegas a ninguna pregunta, pero desde la tercera ya está claro que le desagradan las que hurgan en la situación interna del PSOE cántabro. El secretario general de los socialistas españoles estuvo el sábado en Cartes para dar su respaldo público a Pablo Zuloaga como candidato del PSOE a la presidencia de Cantabria el año próximo. Esta entrevista tuvo lugar una hora antes de que hiciera público ese apoyo. Era un día especial para Sánchez –14 de abril, la memoria de la República–, una efeméride que aprovechó para recordar que «el republicanismo tiene como primer mandamiento el respeto a la legalidad... Se pueden cambiar las leyes pero siempre respetando la legalidad. Lo contrario a lo que están diciendo esos supuestos defensores del republicanismo en Cataluña, que han abrazado el secesionismo por la vía unilateral y saltándose las leyes...», arranca.

–Es su primera vez en Cantabria desde que recuperó el liderazgo en el partido. Andalucía ya tiene calendario de primarias para designar candidatos y Navarra también. ¿Cantabria?

– Pues lo que quiera el secretario general, Pablo Zuloaga. Estamos hablando con cada territorio y adecuando los procesos a cada uno de ellos.

–¿Serán primarias abiertas?

–Serán lo que decida la Ejecutiva autonómica... Será ella la que decida qué proceso quiere.

–¿Su presencia aquí tiene como objetivo dar un espaldarazo al secretario general de la región?

–Mi presencia aquí es, primero, para reivindicar el compromiso del PSOE con Cantabria. En segundo lugar, por supuesto, para respaldar a la Comisión Ejecutiva autonómica y a Pablo Zuloaga.

–¿No teme que la otra parte del partido vea mal, discutible o considere un 'dedazo' que señale ahora a un candidato?

–No.

–Los afines a la vicepresidenta Eva Díaz Tezanos lanzaron el viernes un manifiesto pidiendo primarias abiertas. ¿Sigue siendo defensor de este modelo?

–Esta organización es la más participativa y la más democrática, con un proceso de decisión de abajo arriba por parte de la militancia. A partir de ahí, las Comisiones Ejecutivas autonómicas y las federaciones son libres de decidir los mecanismos de participación conforme a su realidad. Eso es lo que se reconoció en el reglamento. En todo caso, yo no soy partidario de... (a ver cómo lo digo) trasladar debates que son internos a los medios de comunicación. Lo que hay que decir se dice en los órganos internos, ya sea un Comité Regional, ya sea un Comité Federal. Y ahí debe quedar.

–¿Urge consolidar al futuro cabeza de cartel precisamente por la situación interna?

–Estamos en los plazos que tenemos y los que nos estamos dando en todos los territorios. Eso es como decir que todos en todas las autonomías deben ser consolidados. En todos los lugares se está haciendo con el mismo tiempo.

–¿Como cree que está funcionando la bicefalia en Cantabria? ¿Es motivo de decepción que no se haya avanzado en la integración en estos meses?

–No voy a hacer ninguna declaración sobre cuestiones orgánicas. Esas cuestiones se dirimen en los órganos internos y todos debemos contribuir a que el partido esté unido. Pablo lo está haciendo, para situar al partido en las mejores condiciones para ser la primera fuerza en Cantabria.

–No comentará, pues, qué le parecería que Díaz Tezanos se presentara a las primarias para ser candidata a la presidencia...

–Es que esto no me corresponde valorarlo a mí.

Las frases

Elecciones municipales
«En mayo de 2019 habrá más alcaldes y alcaldesas socialistas, también en esta comunidad»
Valdecilla
«Hay que pedirle al Gobierno que devuelva el dinero que debe a Cantabria por el hospital»
Industrialización
«No hay una mirada larga sobre cuáles deben ser los motores de crecimiento en Cantabria»
Primarias disputadas
«No me corresponde valorar o comentar si Eva Díaz Tezanos se presenta o no a las primarias»

Roberto Ruiz

–Díaz Tezanos se mantuvo en su ejecutiva nacional hasta el final cuando usted dimitió. Esa fidelidad ¿va a ser recompensada en algún momento por el partido?

–Creo que cumplió con su responsabilidad y su obligación.

–¿Cómo es su relación con la anterior secretaria general del PSOE?

–Correcta.

–¿Sin más?

–Sin más.

–¿Qué valoración haría de su trayectoria?

–Creo que estamos haciendo una buena gestión en el ámbito de las áreas que gobernamos en Cantabria, como la Educación. En Valdecilla, ha sido el partido socialista el que ha liderado la exigencia ante el Gobierno español para que salde la deuda con la comunidad y con el hospital.

–¿Le preocupa que la imagen de desunión pase factura electoral? Las encuestas muestran un PSOE que se estanca...

–Yo soy la viva prueba de que las encuestas se equivocan, y mucho. Las que a nosotros nos interesan son las que publican las urnas.

–¿Temió por el bipartito cántabro cuando el PSOE dio un vuelco?

–No.

–¿Siempre tuvo la seguridad de que la alianza con Miguel Ángel Revilla era sólida e iba a durar toda la legislatura?

–Sí.

–¿Qué valoración hace del pacto con los regionalistas a un año vista de unas nuevas elecciones?

–Habrá unos elementos que se habrán cumplido más y otros que se habrán cumplido menos. Pero desde el punto de vista de la gobernabilidad, el PSOE ha liderado las grandes cuestiones. Educación, Sanidad, industrialización.... Todas las políticas vinculadas al Estado del Bienestar están en buenas manos porque están en manos de los socialistas.

–¿Hay perspectivas de reeditar un acuerdo con Revilla si existe la posibilidad en 2019?

–Tras las modificaciones en los estatutos, serán los militantes quienes lo decidan después de las elecciones. Dejemos que hablen primero los cántabros y cántabras, y luego se verá qué alianzas se pueden sustanciar. A lo que aspiramos es a ser primera fuerza política en Cantabria y a gobernar. Y le diré otra cosa: si yo fuera militante del PSOE de Cantabria, cuando se produzcan los procesos de primarias, desde luego que mi voto iría a Pablo Zuloaga como candidato. Creo que él representa el nuevo PSOE y que mira también hacia los jóvenes, algo que necesita Cantabria. Tiene experiencia de gobierno en un Ayuntamiento, ha sido respaldado mayoritariamente por la militancia y cuenta con todas las características. Y con la confianza de la Comisión Ejecutiva Federal.

–Esto es un jarro de agua fría para todos los socialistas que no le ven...

–Yo le doy mi opinión. Zuloaga cuenta con mi apoyo.

–Van a presentar enmiendas por 82 millones a los Presupuestos Generales del Estado para saldar la deuda histórica de Madrid con esta región...

–Aquí hay dos grandes cuestiones. Primero, los presupuestos son ideológicos y son antisociales. Y hay dos respuestas que no da: cómo crece nuestro país y si hay que introducir también nuevos motores a ese crecimiento para que la creación de empleo sea más estable y de mejor calidad. Por ejemplo con la apuesta por la I+D+i, o con la ciencia o el emprendimiento. En Cantabria hay polígonos y plataformas industriales que tienen que ser apoyadas, hay un Instituto Oceanográfico que está abandonado por el Gobierno. Nosotros vamos a presentar vía enmienda propuestas para crecer y para una mejora de la competitividad. La segunda parte tiene que ver con la redistribución de ese crecimiento. Tanto el PP como Cs van hacia un esquema del Estado del Bienestar minúsculo, no homologable a la media de la UE. Todas las propuestas que nosotros hacemos nos acercan a Europa, mientras que las del PP y Cs nos alejan. En Cantabria, las apuestas principales que estamos haciendo son la Educación, la Dependencia y Valdecilla, como paradigma del abandono de lo público en Sanidad. Hay que pedirle al Gobierno de España que le devuelva a Cantabria el dinero que le debe por Valdecilla.

–¿Se alinea con el discurso de Miguel Ángel Revilla, que está siendo muy guerrero en este sentido?

–Bueno, y con el de Pablo Zuloaga.

–El PSOE cántabro está muy empeñado en reindustrializar la comarca del Besaya, con un paro sobre la media. Pero nada acaba de cuajar...

–No acaba de cuajar porque no hay un ministro de Industria, ni una política industrial desde el sector público y no hay una mirada larga sobre cuáles deben ser los motores de crecimiento en Cantabria, que no solo deben ser la construcción y el turismo sino también la reindustrialización y la ciencia. En los presupuestos alternativos, nosotros planteamos que se doten recursos para reindustrializar el país en sectores como la agroindustria, la automoción... Zonas como la comarca del Besaya y Cantabria tienen que ser un polo industrial. También es importante recuperar las políticas activas de empleo. Sobre todo en formación, para que los desempleados o los trabajadores puedan hacer frente a la digitalización y robotización de la industria. El PSOE ha pedido 1.100 millones de euros de los Presupuestos para estas políticas.

«La Seguridad Social puede mantener pensiones dignas. Hay que creerse el sistema»

–Ahora mismo, tenemos un Congreso que no legisla demasiado, un Gobierno que no gobierna en exceso, Cataluña en un limbo... ¿Qué está pasando?

–Que tenemos un Gobierno agotado y la legislatura acabada. El Ejecutivo del PP está asediado por la corrupción y la falta de ejemplaridad, y Madrid es claro ejemplo. Estamos ante un fin de ciclo de las derechas y, en este contexto, el PSOE está en condiciones de ser la primera fuerza política en las elecciones locales, autonómicas y europeas. Se producirá un cambio político en las generales.

–Esto no cuadra mucho con el ascenso, que parece meteórico, de Ciudadanos...

–Las encuestas son gratis. Yo las he sufrido en primera persona. Las respeto, pero el péndulo del cambio no será de la derecha a más derecha, sino de la derecha a la izquierda. Ahora se abre un tiempo en que las preocupaciones de la ciudadanía tienen mucho que ver con los valores que defendemos los socialistas: cómo modernizamos el aparato productivo y cómo reconstruimos los derechos robados por la derecha. Se abre un tiempo para la socialdemocracia.

–¿En esa ola de encajar con las inquietudes de los ciudadanos enmarca a los pensionistas?

–Somos el único partido que ha dado respuesta a los dos graves problemas que tiene la Seguridad Social: por un lado, el déficit, que es de 18.000 millones de euros y a los que no se da respuesta en el proyecto de Presupuestos. Por otro, la dictadura del 0,25%. Creo que es posible reducir el déficit racionalizando gasto, abriendo una senda de mejora de los sueldos de los trabajadores, creando fuentes de ingresos complementarias, con un impuesto extra a la banca, que es un sector rescatado con el dinero de los contribuyentes. Y podríamos hacer evolucionar las pensiones al IPC, que es lo que hacen en el resto de Europa. Hay respuestas. Hay que trasladar confianza a los trabajadores y los jubilados. La Seguridad Social se puede mantener con pensiones dignas. Lo que se necesita es tener al frente del Gobierno a personas que se crean el sistema público de pensiones.

–A los socialistas ¿qué les hace falta para esprintar?

–Los datos que tenemos nos sitúan como primera fuerza política a nivel global en las elecciones locales y las europeas. Vamos a ganar ayuntamientos. En mayo de 2019 habrá más alcaldes y alcaldesas socialistas. También en Cantabria. Nosotros seremos primera fuerza y, quien gana las locales, gana las generales en este país. Es perfectamente realizable.

–Cristina Cifuentes. A raíz de su supuesto máster, también han puesto el foco en su 'currículum vitae'. ¿Tiene alguna inquietud?

–Ninguna. Yo tengo dos másteres. Soy doctor en Economía y lo he hecho todo: ir a clase, la tesis y el Trabajo Fin de Máster. Aquí conviene diferenciar. Es reprochable que uno diga que es licenciado en algo y no lo sea. Pero el caso de Cifuentes no es eso. Ella se ha valido de una institución desde la Presidencia de Madrid para regalarse un máster. Es la privatización de las instituciones públicas en beneficio personal. Y es grave porque se ríe de mucha gente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos