Las pruebas de las oposiciones docentes mantendrán su carácter eliminatorio

Cantabria celebrará en 2018 oposiciones docentes de Secundaria y en 2019, de Primaria. /Alberto Aja
Cantabria celebrará en 2018 oposiciones docentes de Secundaria y en 2019, de Primaria. / Alberto Aja

La ampliación de los temas a elegir, un mayor peso de la fase de concurso y el incremento de la valoración de la experiencia, principales novedades introducidas

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

Las pruebas de acceso a la función pública docente mantendrán su carácter eliminatorio, otorgarán más importancia a la experiencia y ampliarán el abanico de temas entre los que los aspirantes puede elegir en la parte escrita. Estas son algunas de las principales características que regirán las oposiciones docentes durante los próximos cinco años.

El Ministerio de Educación ha hecho oídos sordos a la petición mayoritaria de los sindicatos representados en la Mesa Sectorial de Personal Docente no universitario - en concreto de CC OO, FESP-UGT y STES-, que solicitaban que las pruebas a desarrollar durante el Plan Nacional de Estabilidad del Empleo Público no fueran eliminatorias, una medida que ya se aplicó transitoriamente en los procesos selectivos habidos entre los años 2007 y 2011. Es decir, que los aspirantes pudieran aprobar con la media de la dos partes de la oposición y que no fuera necesario superar la primera para poder realizar la segunda.

Una de las principales novedades introducidas es que se aumentará en uno el número de temas entre los que los aspirantes pueden elegir en la parte escrita: así, se pasará de cuatro a cinco opciones en las pruebas para profesores de Secundaria y de dos a tres en las del cuerpo de maestros de Primaria. Además, la fase de oposición se ponderará en un 60% y la de concurso en un 40%, frente al 66/33% anterior.

Otras de las modificaciones es que se aumentará a 7 puntos la valoración de la experiencia docente con un máximo de 10 años, frente a los 5 años que se establecía hasta ahora, aunque los sindicatos exigen, «dentro de los márgenes legales», aumentar más el peso de la antigüedad en la fase de concurso para «premiar de alguna manera» a los profesores interinos.

Por su parte, los nuevos temarios de oposiciones no entrarán en vigor, como pronto, hasta 2020, condición que los sindicatos quieren extender al menos dos años más, hasta el final del proceso de estabilización.

Con las decisiones tomadas por el Ministerio, se termina con la incertidumbre de los miles de aspirantes e interinos de toda España que estaban pendientes de conocer cómo serán finalmente las reglas del juego para los próximos procesos selectivos. Cabe recordar que el próximo año se convocará en Cantabria la mayor oferta de empleo público docente de la historia, con 406 plazas -ya aprobadas- destinadas a profesores de Secundaria y Formación Profesional; y que en 2019 se celebrarán las del cuerpo de maestros de Primaria, donde Educación ha estimado en 600 los puestos que podrían salir a concurso.

La disconformidad con la decisión tomada por el Ministerio, principalmente en lo que se refiere a el mantenimiento del carácter eliminatorio de las pruebas, llevó a los representantes de CC OO, UGT y STES a encerrarse en la sede del Ministerio una vez concluida la Mesa Sectorial.

En defensa de los interinos

Las organizaciones sindicales temen que las tan esperadas oposiciones terminen convirtiéndose en una despedida masiva de interinos. «Todo el mundo debería pasar por todas las partes del examen, los opositores tienen que tener el derecho a mostrar todas sus capacidades, es lo más justo», reflexiona Jesús Aguayo, portavoz de STEC en Cantabria.

Precisamente STEC, CC OO y UGT critican «la cerrazón y el carácter autoritario» del Ministerio y «la falta de diálogo» de su titular, Íñigo Méndez de Vigo. Pese a que el Ministerio se apoya en un informe de la Abogacía General del Estado, Laura Guate, de UGT, insiste en que «nada de lo que se reclama está fuera de la ley». Por su parte ANPE, el único sindicato de la Junta de Personal en Cantabria que se ha quedado al margen de la protesta, defiende que con el actual sistema de acceso, «hay comunidades autónomas que han aportado datos que mantienen que en los procesos selectivos celebrados los últimos años, el 90% de los que han ingresado eran interinos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos