Ramón Ruiz critica la «falta de debate interno» en el PSOE de Santander

El exconsejero de Educación, Ramón Ruiz, arropado por su candidatura del PSOE para el Ayuntamiento de Santander. /Alberto Aja
El exconsejero de Educación, Ramón Ruiz, arropado por su candidatura del PSOE para el Ayuntamiento de Santander. / Alberto Aja

El exconsejero de Educación ha prometido «trabajar a tiempo completo» si gana a Pedro Casares en las primarias locales, que se celebran este sábado

DMSantander

El exconsejero de Educación Ramón Ruiz, que opta a liderar el PSOE de Santander, ha defendido este martes un proyecto para la ciudad «a tiempo completo», basado en un partido «fuerte» y «unido, en contacto permanente con ciudadanos y organizaciones sociales y que en 2019 sea alternativa «progresista» para poder gobernar.

«Necesitamos un PSOE de Santander trabajando a tiempo completo, empapándose de las necesidades de los vecinos. A eso nos comprometemos», ha destacado Ruiz, que ha presentado su proyecto en una rueda de prensa en la sede de la agrupación socialista de Santander. Ha estado arropado por algunas de las personas que lo acompañan en la candidatura, entre ellas Roberto Pellón y los concejales en el Ayuntamiento Javier Antolín y Aurora Hernández, y ha destacado que el suyo es un proyecto «colectivo», «de equipo», y «de consenso», formado por hombres y mujeres que en las primarias regionales avalaron tanto al actual secretario general, Pablo Zuloaga, como a la vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, o que no dieron su aval a nadie.

Reproche

El exconsejero ha señalado que en los últimos tiempos se han perdido militantes en la capital y ha lamentado la «falta de debates internos» en la agrupación local. Ruiz apuesta por el trabajo en equipo frente a los proyectos «individualistas», con una candidatura de «militantes de base», comprometidos con el socialismo y que quieren hacer «más grande» el partido en Santander.

También ha subrayado la importancia de tejer alianzas y mantener el contacto permanente con los vecinos y las organizaciones sociales para conocer lo que necesitan. En su, uno de los puntos débiles del PSOE en Santander ha sido, precisamente, que no ha estado lo suficientemente cerca del sentir de los ciudadanos. El fin último es posicionar al PSOE como un partido de izquierdas y progresista, con capacidad para gobernar en 2019, y que pueda impulsar mejores servicios públicos y una ciudad más sostenible y más abierta.

Sin lista de consenso

Según ha explicado, él y las personas que le acompañan decidieron dar este paso en las primarias porque, pese a que lo esperaban, no recibieron ninguna llamada para cerrar una lista de consenso como -según ha apuntado- ha ocurrido en otras agrupaciones.

Con todo, ha resaltado que la suya no es una candidatura excluyente sino de unidad, y ha insistido en el «respeto» a los compañeros, a otros proyectos y a la militancia, que tendrá la última palabra el sábado, con la votación entre su proyecto y el del actual secretario general, Pedro Casares. «Lo que diga la militancia está bien dicho», ha afirmado.

Fotos

Vídeos