Sindicatos alertan de que la «desbandada» de cargos en Educación puede afectar a un «centenar» de interinos

«De no encontrar una solución justa, las relaciones sindicales de colaboración y diálogo podrían verse seriamente dañadas», ha dicho CCOO

E. P.

Responsables de enseñanza de los sindicatos CCOO y STEC han alertado de una «desbandada generalizada» de cargos de confianza en la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria, que se queda «casi vacía e inoperante» tras la decisión del PSOE de cesar a su titular, Ramón Ruiz, que será sustituido por el exdiputado socialista Francisco Fernández Mañanes.

Una de las «primeras consecuencias» de este relevo -adoptado por la nueva dirección del partido encabezada por el 'sanchista' Pablo Zuloaga- está siendo las «renuncias de las práctica totalidad de los equipos asesores y jefes de unidad técnica» del departamento.

Esto, a su vez, podría afectar a cerca de «un centenar» de profesores interinos de «decenas» de centros educativos que cubrían sus vacantes, y que podrían «perder sus puestos de trabajo en las próximas horas», alertan CCOO y STEC en sendos comunicados.

No obstante, el responsable de Educación de la Ejecutiva del PSOE, Salomón Martín, ha negado que la renuncia de asesores y jefes de unidadvaya a repercutir en el alumnado ni en los centros, que funcionan ya «a pleno rendimiento». «Yo estimo que no repercute en el alumnado, porque los centros están organizados ya y en funcionamiento a pleno rendimiento», ha subrayado al ser preguntado por la renuncia de altos cargos en Educación sobre la que han alertado los sindicatos educativos.

Comisiones Obreras precisa que «fuentes internas» de la Administración les han confirmado que directores generales, jefes de unidad técnica y asesores de diferentes áreas presentaron ayer -tras confirmarse la destitución de Ruiz- su carta de renuncia al todavía consejero. Uno de esos cargos de confianza es Juan Sánchez, jefe de la Unidad Técnica de Ordenación Académica, que ha explicado que «se van por lealtad al consejero». «Estamos aquí por fidelidad», ha sentenciado.

Los sindicatos han desmentido que Ruiz les haya «inducido a marcharse». Sánchez ha incidido en este sentido en que «su modelo es mi modelo; su política educativa, es mi política educativa. Vinimos aquí por él». En la misma línea, asesores afectados han trasladado a la Federación de Enseñanza de CCOO que «su compromiso estaba con un proyecto educativo y no con un partido político», por lo que su decisión de volver al centro de trabajo es «firme e irrevocable».

En una entrevista, Fernández Mañanes ha apelado a la tranquilidad y responsabilidad, ya que tras asegurar que va a mantener las políticas puestas en marcha, ha manifestado que "mi intención era y sigue siendo mantener a todos" esos cargos.

En declaraciones a Efe, el responsable de Educación de la Ejecutiva socialista ha considerado que «hay una postura de intentar crear una cierta alarma». Martín ha asegurado que Mañanes está trabajando ya en este tema para tratar de buscar una solución.

Martín ha confirmado que algunas fuerzas sindicales se han puesto en contacto con él para trasladarle su preocupación por las renuncias de altos cargos ante el inicio del curso escolar y por las repercusiones en los interinos que podrían perder sus plazas. Pero ha subrayado que los contactos se han producido ayer mismo por la noche. A su juicio, «lo lógico y lo normal es que los profesionales se pongan al servicio del nuevo consejero» y que los que sean nombramientos políticos «pongan su cargo a disposición» de él.

Terremoto político

Pero de acuerdo con los dos sindicatos citados, las renuncias ya han empezado y podrían llegar a alcanzar un "centenar", por lo que lamentan "los daños colaterales" del "terremoto" en la Consejería por una "crisis política", que ha desembocado en un cese "por motivos exclusivamente internos del partido" y en un fecha "tan problemática" como es el inicio del curso escolar.

Por eso, al STEC no le cabe "ninguna duda" de que esta situación "tendrá consecuencias pedagógicas importantes para el alumnado" en el inicio del curso, que comienza este jueves, 7 de septiembre, en Infantil y Primaria.

Este sindicato ha contactado por teléfono con el nuevo responsable de educación de la Ejecutiva socialista -Salomón Avendaño- para describirle la "extrema gravedad" de la situación y pedirle que traslade esta "alarma" al futuro consejero, así como una solicitud para una reunión urgente con él.

Y tal y como avanza esta formación sindical, "solo cabe un compromiso político": que "ningún interino" se vea afectado por este "problema que ha creado el PSOE de Cantabria". "Se tendrán que responsabilizar de todos los compañeros a los que se les asignó una vacante en julio y que ahora no pueden, bajo ningún concepto, irse al paro, y ser así los paganos de los problemas y divisiones internas de un partido político".

"No vamos a ser comprensivos, sino beligerantes hasta que se solucione el puesto de trabajo de nuestros compañeros", advierten. "Si esto no se arregla, será un comienzo desgraciado para el nuevo consejero y marcará el futuro de las relaciones sindicales para lo que queda de legislatura", concluyen.

Una idea con la que coincide CCOO: "De no encontrar una solución justa y mutuamente aceptada, las relaciones sindicales de colaboración, diálogo permanente y confianza entre las partes podrían verse seriamente dañadas de cara al último periodo de la legislatura".

En este sindicato están ya trabajando para solventar la situación laboral de las personas afectadas y tratar de evitar "despidos masivos", además de un "desastre organizativo al inicio de curso, que perjudicaría al alumnado y a las familias".

Fotos

Vídeos