La ‘Fábrica de creación’, que se asomará en 2017, se postula como nuevo objetivo cultural

El alcalde, Íñigo de la Serna, durante su intervención en la sectorial ante una treintena de representantes y agentes culturales.
El alcalde, Íñigo de la Serna, durante su intervención en la sectorial ante una treintena de representantes y agentes culturales. / Daniel Pedriza
  • La ambiciosa pero necesaria infraestructura, que tendrá su sede en el Depósito de Tabacalera en 2018, fue el eje de debate de la reunión sectorial

Los creadores, los artistas, muchos de los cuales han tenido que salir de la comunidad para desarrollar su talento y sus inquietudes, configuran el destinatario esencial de la llamada, provisional y conceptualmente, ‘Fábrica de Creación’ que abrirá sus puertas en su sede definitiva, un espacio de 720 metros cuadrados en el edificio de Tabacalera de Marqués de la Hermida. Es la nueva idea que se ha sumado a un panorama cultural con una agenda tan intensa como incierta. Hay planteamientos sobre la mesa de trabajo, iniciativas en marcha y muchas asignaturas pendientes. Ambicioso pero necesario, el proyecto de la ‘fábrica de creación’, asomado hace apenas dos semanas a la actualidad cotidiana, pero con muchas incógnitas de futuro, vertebró este jueves gran parte de los debates, intercambios dialécticos y especulaciones de futuro que se abordaron durante la reunión sectorial de Cultura, celebrada en el Centro Cívico Río de la Pila.

Los modelos posibles de esta factoría son recurrentes en Europa pero no tanto en España. Lo cierto es que la nueva iniciativa para la ciudad de la cultura se suma en este 2016 a otras muchas que ahora viven supuestamente sus periodos clave para aclarar su futuro inmediato: la sede asociada del Reina Sofía/Archivo Lafuente; la ampliación del MAS; el Centro Botín; el futuro conjunto cultural de la Florida; y el Mupac con la perspectiva de su nueva sede en Gamazo.

Pasos previos

El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, anunció los pasos previstos a la hora de visualizar la futura ‘fábrica de creación’, una idea generada hace meses por diversos e inquietos colectivos culturales de Santander. Los planteamientos generales fueron debatidos con los representantes culturales, aproximadamente una treintena de representantes de asociaciones, empresas, gestores y agentes culturales, entidades e instituciones de la ciudad, en la cita que reúne periódicamente el Ayuntamiento.

De la Serna, tras el debate mantenido en el Río la Pila, confirmó que el proyecto comenzará su andadura en 2017 en diversos espacios de manera paralela, a modo de experiencia piloto y a la espera de que los sucesivos pasos, entre ellos las obras de reforma del Depósito de Tabacalera, cerrado hace 15 años, se traduzcan en la sede definitiva de esta nueva infraestructura cultural. Lo formativo y colaborativo, las residencias y becas, los espacios para talleres, la difusión y el intercambio son señas de identidad que se barajan para esta futura entidad. El objetivo es que la gestión recaiga no en una asociación que se dedique a una sola disciplina, sino en una federación, consorcio o fundación que «aglutine una parte importante de la creación cántabra».

Configurar un espacio de formación, intercambio e innovación a creadores de las más diversas disciplinas (danza, artes plásticas, edición, música, fotografía...), que encontrarán en 'la fábrica' un lugar en el que desarrollar sus proyectos, es la esencia del "ilusionante" proyecto. De la Serna considera idóneo el emplazamiento, ya que quienes lo usen podrán aprovechar espacios de los centros cívicos como almacenes o salas para actuaciones.

Financiación

El Ayuntamiento pretende también que tenga financiación del Gobierno regional, ya que es un proyecto que transciende lo local, y se propone que atraiga al mayor número posible de patrocinadores.

"Lo que se busca es que tienda progresivamente a la autosuficiencia y más adelante se nutra de los patrocinios y de los recursos que la propia fábrica de creación genere".

De la Serna precisó que no se trata de un espacio para empresas culturales sino que "está pensado para que los creadores aprendan, se formen y se relacionen". Además de formación, recibirán asesoramiento para hacer de la creación un modelo de negocio, trabajar como gestores o constituir una empresa cultural. Asimismo, se ofrecerán residencias para artistas becados a través de convocatorias públicas, se trabajará en colaboración con otras instituciones y fábricas de ideas nacionales e internacionales y se contará con espacios para la exhibición y la difusión de las obras de los artistas.

El alcalde aseguró que el objetivo es que de aquí a final de año esté cerrado un acuerdo sobre el modelo de gestión, tras firmar un convenio con una asociación de profesionales y agentes culturales a quienes se encargará la programación y a quienes también se pedirá asesoramiento sobre el diseño del espacio es el objetivo esencial. La redacción del proyecto para su futura sede en Tabacalera ya está en licitación dado que se hará de forma conjunta con el centro cívico de Castilla-Hermida.

Más de cien personas

En la sectorial se habló también del Plan Director de Cultura, que abre ahora su tercera fase. Más de cien personas han trabajado para definir diez líneas estratégicas (ver anexo) y se constituirán cinco grupos de trabajo, cuyos integrantes se decidirán en el próximo Consejo Municipal de Cultura previsto para el 5 de octubre. Los cinco grupos de trabajo se encargarán de elaborar entre treinta y cincuenta propuestas realistas y viables. Además, en la sectorial se abordó la ampliación de la representación en el Consejo de la Cultura, para que este órgano cuente con la "mayor participación posible". Para ello, se han presentado una docena de solicitudes.