"Necesitamos las canciones para desahogarnos"

directo

Teresa, Diego y Marina forman Repion / Ángel Noel

  • El trío de Camargo estrena su segundo disco 'Amapola Dueles', este viernes, a partir de las 21.00 horas en la Sala Black Bird

Abrieron 2015 en el festival Actual de La Rioja, como ganadores de la guerra de bandas de la edición anterior. Gordon Skene ha hablado sobre su música tras escucharles desde Los Ángeles. Hace apenas unas semanas protagonizaron los conciertos de Radio3, y mañana, en Santander, presentan su último disco 'Amapola Dueles' (Sala BlackBird, 21.00 horas).

Marina y Teresa Iñesta junto a Diego García forman Repion, una de las bandas cántabras con mayor proyección a pesar de su breve recorrido (formaron el grupo en 2012).

El trabajo que estrenan tiene más peso y un equilibrio aún mayor entre las tres patas de este trío. Detrás hay reflexiones que crecen en profundidad, una voz a cargo de Marina aún más potente y un trabajo coral en el arte del disco en el que han participado artistas, amigos y familiares.

- ¿Quién o qué es Amapola Dueles?

- Amapola Dueles es una especie de juego de palabras que finalmente se ha convertido en una especie de personaje ficticio representante de las canciones de este disco.

- ¿De dónde sale?

- Surgió en un ensayo cuando aún estábamos buscando el nombre del que sería nuestro "primer disco serio". Algunas de nuestras canciones hablan sobre flores, sobre la naturaleza en conexión con la vida urbana y a la vez cada una de ellas tiene un deje de tristeza que caracteriza las últimas melodías que hemos compuesto. Concretamente 'Los de Antes' habla sobre la aceptación de la muerte cuando has agotado totalmente los días de tu vida, es decir; morirse de viejo.

- Curiosa reflexión, siendo tan jóvenes

- Sentimos un respeto muy especial hacia las personas mayores. Creemos que se merecen un papel mucho más importante del que tienen ahora mismo en la sociedad. 'Amapola Dueles' podría ser una de ellas. Pensamos que cada canción podía describir fácilmente etapas de la vida de una persona y decidimos que ese fuera su nombre. Todo esto también tiene que ver con la portada del disco.

– ¿Cuál es la principal característica de este trabajo?

- Creemos que el cambio de temática en letras y una mayor madurez en las historias que queremos contar y hacer llegar a la gente. Salen más de las entrañas y sin tapujos. Aunque sigue siendo un sonido Repion, en 'Amapola dueles' hemos querido pulir aún más los detalles, arreglos más trabajados y hacer por supuesto todo lo que nos ha ido apeteciendo. Durante la grabación también surgían elementos improvisados y eso también aporta frescura a las canciones y motivación.

– ¿El proceso creativo también ha cambiado?

- Es muy parecido desde que empezamos. Casi siempre Marina o yo (Teresa) empezamos con una idea, una melodía, o una estrofa. En cuanto tenemos una idea más o menos formada nos la enseñamos. Aunque mi hermana y yo tenemos estilos diferentes a la hora de escribir canciones, la verdad es que nos compenetramos genial. Una siempre encuentra el final para el verso que la otra busca. Es un proceso casi mágico. Una vez tenemos la canción en acústico se la enseñamos a Diego y con él la terminamos de "vestir"’. Prácticamente ninguna canción es íntegramente de uno de nosotros. Cada uno aporta un poco de sí.

– ¿Qué parte es la que más les gusta en ese recorrido?

- Los directos. Allí es cuando realmente sentimos que la gente de verdad está sintiendo las canciones con nosotros.

– ¿Podemos decir que este disco es un trabajo más oscuro?

- Sí. Pero eso no es algo negativo, simplemente hemos crecido y nos van pasando cosas cada vez un poquito más serias. Necesitamos las canciones para contarlas, para desahogarnos.

– Dicen que han puesto "mucho empeño" en el arte del álbum. ¿Qué implica esta afirmación?

- Nos referimos a la edición del disco. Queríamos hacerlo especial desde el principio así que nos pusimos en contacto con pequeños y grandes artistas cercanos a nosotros. Gente que de verdad tiene talento como Juan Arredondo, Carmen Gutiérrez Somavilla, Curro Gallego-Preciados, Álvaro Fombellida o Julia Llerena Iñesta, nuestra primra. Amigos como Lara Miera, Pablo lozano, nuestro tío, Antonio Pérez y la portada es obra de Claudia Iñesta, nuestra tía.Le "dimos" una canción a cada uno de ellos y les dimos total libertad para que se inspiraran en ella y crearan una imagen para nosotros. Estamos muy contentos con el resultado.

– También se han puesto delante y detrás de la cámara para rodar el primer vídeo ('Querubín').

- La idea, como casi todas, surgió en un ensayo. Teníamos bastante prisa porque el disco tenía que salir en septiembre y Marina ha trabajado todo el verano en Madrid. El vídeo había que grabarlo en cuatro días en los que además teníamos dos conciertos y por lo tanto varios ensayos. En algún momento, mientras tocábamos la canción, a Diego se le encendió la bombilla.

"Necesitamos las canciones para desahogarnos"

/ DM

- Y se fueron a rodar a la playa

- Realmente 'Querubín' habla sobre lo que puede llegarte a pesar una persona por mucho que la quieras. A veces necesitas simplemente alejarte. Comentamos entre todos la idea de estar arrastrando durante todo el videoclip a una persona por la arena y finalmente nos gustó tanto que nos quedamos con ella. El resto de detalles fueron improvisados. El montaje del video y la grabación fue sobre todo cosa mía, porque soy la que más maneja esas cosas.

– En esa canción dicen que "no hay por qué arrepentirse". Mirando hacia atrás en su trayectoria, ¿se arrepienten de algo?

- No nos arrepentimos de nada aunque claro que hemos cometido muchos errores. Aunque llevamos cinco años tocando juntos aun somos muy inexpertos en casi todo. Aun así aprendemos de cada error (o lo intentamos) así que tampoco hay de qué arrepentirse, no.

– ¿Hay debates y discusiones para dar forma a sus temas?

- Hay debates y discusiones, sí, pero no demasiado para dar forma a los temas. En ese sentido los tres estamos como "conectados’". Cuando alguna parte nos cuesta, simplemente le damos más vueltas.

– Hace pocas semanas estuvieron en Los Conciertos de Radio3. ¿Que supone ese salto a una emisora nacional?

- Nos hizo muchísima ilusión. Estuvimos en un escenario y en un camerino por los que habían pasado muchísimos artistas a los que admiramos. No sabemos realmente lo que supuso o lo que supondrá. Pensamos que Radio3 es ahora mismo uno de los medios radiofónicos en el que más encajamos y cualquier evento que nos haga sonar allí nos parece estupendo.

"Necesitamos las canciones para desahogarnos"

/ DM

– En una reciente mesa redonda sobre música y género en el MAS, aparecía su nombre como una de las bandas de la región con presencia femenina. ¿Cómo ven el panorama en ese sentido?

- Conocemos a muchas chicas que hacen música aparte de Repion en Cantabria; Mehnai, Lupers, Ixelles1050…Está claro que la música ha sido toda la vida un sector dominado por hombres, pero poco a poco lo estamos cambiando. Cada vez hay más chicas que se suben al barco y llegará un momento en el que eso no sea la novedad. La gente simplemente estará escuchando un grupo formado por personas que hacen música. Ese es el reto, es decir; es habitual que la gente se impresione cuando nos ve darle caña de verdad en el escenario, aunque obviamente nos sentimos muy agradedidos con las buenas críticas, nos gustaría que lo especial de Repion no fuera que somos chicas, sino que nuestra música llega a la gente.

– Gordon Skene (dos veces nominado a los Grammy) afirmó que están "preparados para cosas más grandes". ¿Se sienten así?

- Ese artículo de Gordon Skene nos pilló totalmente por sorpresa. Nos sentimos súper halagados con sus palabras y sobre todo sus expectativas respecto a Repion. Nos sentimos preparados, claro. Pero también con los pies en el suelo. Marina trabaja y Diego y yo estudiamos. Poco a poco veremos qué pasa con Repion, de momento vamos a ver cómo funciona 'Amapola Dueles'.

– ¿Cuáles son sus objetivos hoy por hoy?

- Nuestro objetivo es llegar a más gente. Sobre todo gente de fuera de Cantabria. Intentaremos hacernos un huequecillo en el panorama si los gigantes nos los permiten y seguir hasta que nos cansemos.