Fútbol | Racing

Más de un millar de racinguistas estará este domingo en Villaviciosa

La afición del Racing disfrutó la pasada campaña en las calles de Villaviciosa. /Javier Cotera
La afición del Racing disfrutó la pasada campaña en las calles de Villaviciosa. / Javier Cotera

Se han vendido un total de 930 entradas, pero los aficionados podrán adquirirlas en el propio estadio de Les Caleyes al precio de quince euros

SERGIO HERRERO

Villaviciosa, para el racinguismo, se ha convertido en sinónimo de fiesta. No tanto por el fútbol, que aunque el Racing ha ganado en sus dos últimas visitas a la localidad, se ha llevado el triunfo por la mínima en dos partidos más bien feos, sino por la hospitalidad tanto del club dirigido por el incombustible Pedro Menéndez como por los vecinos y establecimientos maliayos. Y este domingo el festejo se volverá a repetir, aunque sea con menos fervor que en las dos ocasiones anteriores. El caso es que los aficionados verdiblancos volverán a ser mayoría en Les Caleyes y el Racing jugará como en casa, porque más de un millar de aficionados cántabros se presentarán mañana en Villaviciosa.

La venta de entradas en Santander terminó este viernes con un balance de 930, después de las 254 dispensadas el jueves en las Instalaciones Nando Yosu de La Albericia y en las oficinas de los Campos de Sport de El Sardinero. Quienes no hayan adquirido su localidad pero se animen a ponerse en carretera este domingo para acompañar a su equipo podrán comprar entradas en el propio estadio leal, aunque el precio será tres euros más caro: de los doce de la venta anticipada pasará a quince euros por entrada.

Las peñas racinguistas viajarán en tres autobuses. El último en cerrarse, durante la jornada del jueves, fue el de la peña San José 1913 de Astillero, que tomará el mismo camino que los fletados por Nukleo Asón y el que habitualmente comparten varios colectivos como Aúpa Racing, Concanos, Ojáncanos, Racinguistas OnLine y Cachopo.

De todas formas, ante la cercanía de la localidad asturiana -aproximadamente una hora y media en coche por autovía- ha llevado a la mayoría de la afición racinguista a inclinarse por este medio de transporte para viajar hasta Villaviciosa este domingo, donde les esperan, además de un partido de su equipo, los atractivos turísticos de la villa y de sus alrededores -como el cercano pueblo de Tazones-, y los diversos argumentos gastronómicos típicos de la zona como las fabes, el cachopo o la sidra.

Lo que sí puede afectar al viaje de los aficionados racinguistas es la meteorología, aunque en los últimos días las previsiones de la Agencia Estatal han mejorado ligeramente. A día de hoy, aún hay probabilidad de lluvia durante el domingo en Villaviciosa. Nada que pueda frenar a los seguidores verdiblancos dentro de su apoyo incondicional al equipo montañés.

No será tan mutitudinaria

Eso sí, las circunstancias han cambiado mucho en estos últimos años y la fiesta no será tan multitudinaria como en las dos ocasiones anteriores. El primer año se dieron cita en Villaviciosa cerca de 3.500 aficionados racinguistas que abarrotaron el modesto estadio de Les Caleyes. El curso pasado, en una de las primeras jornadas del campeonato, fueron más de 2.000. Es el tercer año consecutivo en Segunda División B y eso quema a cualquiera. Además, el equipo no acaba de ilusionar y en este grupo los desplazamientos cortos han sido mayoría, así que la gente ha podido elegir destinos con más facilidad. A pesar de todo, los cántabros serán más de un millar mañana en Villaviciosa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos