El Racing descarta reforzar la defensa y sale a la caza de hasta tres atacantes

Dani Aquino, junto a Óscar Fernández, se lamenta tras el partido que empató (1-1) el Racing ante el Tudelano en los Campos de Sport. :/
Dani Aquino, junto a Óscar Fernández, se lamenta tras el partido que empató (1-1) el Racing ante el Tudelano en los Campos de Sport. :

El pobre bagaje de los acompañantes de Aquino en la delantera ha hecho que el club centre los esfuerzos en mejorar su efectividad de cara a la portería contraria

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Las exigencias y la urgencia obligan a cambiar el guión del Racing. En la hoja de ruta original prevista para el mercado de invierno confeccionada hace semanas aparecían tres prioridades: central, mediocentro y delantero. En la de hoy sólo hay sitio para atacantes. Los responsables han decidido acotar sus esfuerzos y después de analizar los problemas de la plantilla -que son unos cuantos- han apostado por erradicar el que más urgente e importante les parece, el gol. De esta manera, lo primero que quieren atar es un delantero de garantías para el que tienen apartado el mayor presupuesto. En el mercado de invierno, el Racing sólo mira hacia la portería.

Lo primero que han hecho desde El Sardinero ha sido ponerse en contacto con los equipos de la parte baja de la Segunda División; Lorca, Sevilla Atlético, Barcelona, Nástic de Tarragona... Han sondeado la situación de los distintos jugadores que actualmente no están teniendo minutos en sus clubes. Han hecho lo propio con equipos vecinos como el Athletic de Bilbao o la Real Sociedad, con quienes el Racing tiene buenas relaciones. Pero en estos dos últimos casos se han encontrado un problema añadido y es que los verdiblancos son rivales directos de sus filiales. Para la contratación del delantero franquicia, al Racing no le va a quedar más remedio que esperar a que se produzcan los descartes definitivos y aquellos futbolistas tentados decidan bajar un escalón y jugar en Segunda B.

La segunda de las opciones es también otro delantero. Para esta ocasión -el segundo esfuerzo- la secretaría técnica baraja la idea de hacerse con un jugador sub 23 que no ocupe ficha profesional, que no sea excesivamente caro y que busque dejarse ver en un equipo con cierto atractivo mediático como es el club santanderino. La tercera opción pasa por un mediocentro con vocación ofensiva; un futbolista que pueda jugar por banda y que pueda tapar una eventual ausencia de Óscar o Héber en los extremos. No importa el perfil que tenga, lo único prioritario es que su vocación sea ofensiva. Los responsables del club han valorado que con Sergio Ruiz, Granero y Antonio Tomás tienen cubierto el apartado de contención y, sin embargo, la plantilla está corta de jugadores con llegada.

Esta necesidad perentoria ha obligado a cambiar el plan inicial de buscar un defensa central ante la escasez y continuos problemas de Gonzalo, Regalón y los chavales de la cantera. En un primer momento se habló con los zagueros Álex Quintanilla y Einar Galilea. El primero se desvinculó de su equipo, el Almería, y mantuvo contactos con el Racing en verano. Dada su experiencia y su situación, libre y sin equipo, el club barajó la incorporación del jugador vizcaíno, aunque prefirió posponerla al mercado de invierno. Lo mismo ocurrió con Galilea, futbolista de 22 años, que no ocuparía ficha profesional y que actualmente milita en el filial del Alavés en Tercera División. El guipuzcoano, pese a su juventud, ya debutó con el primer equipo en Segunda División, a las órdenes de Bordalás el año del ascenso a Primera y siempre se le ha considerado una perla de la cantera vitoriana. No obstante, una lesión de rodilla el pasado mes de enero frenó su progresión. Dada su edad -cercana a los 23 años- el filial alavesista no puede retenerlo más y tampoco tiene hueco en el primer equipo, por lo que su salida es casi un hecho. A pesar de todo, debido al cambio de planes del Racing, Galilea ya no es una de las prioridades.

Más goles

Los números, fríos como un témpano de hielo, dicen que con ya media Liga finiquitada el Racing necesita más pólvora en forma de goles. Si en defensa los 13 tantos que han encajado los verdiblancos son el segundo mejor registro del Grupo II -empatado con el Gernika- y a cuatro de la mejor zaga, la del Burgos (9), los guarismos en ataque son manifiestamente mejorables. El Racing suma 23 tantos en la Liga. Y hasta siete equipos de su grupo han metido más goles que los santanderinos. De los cinco primeros clasificados del grupo, es la cifra más pobre, con la Real Sociedad B como el más cercano a esa marca, con 25 dianas. El Sporting B, con 34, es el que marca el paso en el grupo a la hora de ver puerta.

Lo que más preocupa en la entidad verdiblanca es que a excepción de Dani Aquino, el resto de sus compañeros en la punta de ataque no está acompañando como debiera al murciano. Los ocho tantos del Torito en lo que va de campaña son la tercera parte de los marcados por los verdiblancos, pero el resto de jugadores que se desenvuelve en el ataque apenas ha aportado dos goles: uno marcado por Juanjo (el segundo ante el Peña Sport en El Sardinero, en un partido que ganó el Racing por 2-0) y otro por César Díaz (el primero en la visita al Osasuna B, saldada con 1-2).

Los que mejor secundan a Dani Aquino no son delanteros natos. Óscar Fernández, un interior derecho, es ahora el segundo máximo anotador verdiblanco, con cinco goles. Y el capitán Borja Granero ha unido a su trabajo en el centro de la zaga y en el medio campo también una buena capacidad goleadora. Hasta cuatro dianas lleva en lo que va de Liga. El resto de goleadores en este Racing (Antonio Tomás, Regalón, Rivero y Sergio Ruiz, además de los citados Juanjo y César Díaz) lleva un gol per cápita hasta completar esos 23. Una cantidad que el Racing quiere aumentar para cumplir una máxima de los deportes de equipo. Si a una gran defensa se le une un gran ataque, las posibilidades de éxito son muchas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos