Fútbol-Racing

Tres partidos y seis lesionados

Gonzalo es ayudado por Granero a abandonar el campo del Leioa el pasado miércoles tras sufrir un fuerte golpe en la cabeza.
Gonzalo es ayudado por Granero a abandonar el campo del Leioa el pasado miércoles tras sufrir un fuerte golpe en la cabeza. / Javier Cotera

Se suman a Juanjo, Dani Aquino y Cesar Díaz, pendientes de la evolución de sus lesiones para entrar en la convocatoria A Regalón, Gonzalo y Granero les pasa factura la Copa y son duda para jugar ante el Mirandés

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

O unos pocos, todos o ninguno. Puede parecer un trabalenguas, pero ahora mismo es la mejor manera de resumir cómo se encuentra la enfermería del Racing en vísperas de uno de los partidos más importantes de la temporada. El domingo (18.00 horas) visita El Sardinero el Mirandés y Aquino, Juanjo, César Díaz, Regalón, Gonzalo y Granero son duda para un Ángel Viadero al que no le queda otra que sentarse a esperar, mientras prueba alternativas ante la plaga de lesiones. Todo puede ser posible. Los seis están pendientes de evolución y ninguno descartado. Incertidumbre total.

La Copa del Rey, además de pasarle factura al club económica y deportivamente con su eliminación a manos del Leioa, ha dejado a la plantilla 'coja'. La eliminatoria ante los vizcaínos mandó a Borja Granero al banquillo durante el calentamiento y posteriormente y a Gonzalo. Los dos cayeron lesionados y se sumaron al trío de bajas que ni tan siquiera viajó: Juanjo, Aquino y César Díaz. Media docena de damnificados en un principio de temporada más accidentado de lo esperado y en una semana que puede ser recordada. Cada uno tiene un parte especial. En el caso de Granero, este viernes visitará al doctor Cruz, el cirujano que le operó la rodilla hace ya once meses. El valenciano sintió molestias antes de vestirse de corto en Lejona y durante el calentamiento se le hinchó la rodilla. Para no arriesgar se decidió que no jugase y este viernes se valorará si necesita someterse a alguna prueba médica para determinar el alcance de dichas molestias. En principio no está descartado para jugar ante el Mirandés, pero es obvio que al tratarse de algo tan delicado nadie quiere correr el más mínimo riesgo.

LAS LESIONES

Dani Aquino
Sufre una microrotura fibrilar en los isquiotibiales. Sus sensaciones son buenas, pero el pronóstico médico es prudente y apunta a la evolución de la dolencia. No está descartado para jugar el domingo .
César Díaz
El manchego tiene una contractura en los isquiotibiales. Ayer ya se le vio correr con normalidad. Depende de su evolución para que Viadero cuente con él ante el Mirandés.
Juanjo
El cántabro tiene una contractura en los isquiotibiales. El delantero realizó carrera ayer y su evolución mejora. Para el domingo es duda. Será tratado para minimizar las molestias.
Borja Granero
Hoy se reunirá con el doctor Cruz y valorarán someterse a pruebas médicas. Sufre una inflamación en la rodilla de la que fue operado hace once meses. No está descartado, pero dependerá de lo que determine el cirujano hoy y del resultado de las pruebas si fuesen oportunas.
Paco Regalón
El defensa sufre una contractura en los isquiotibiales. Ni tan si quiera viajó a Lejona. No está descartado para jugar el domingo ante el Mirandés, pero habrá que ver como evoluciona la lesión para poder ser convocado.
Gonzalo
El defensa sufrió una fuerte conmoción como consecuencia de un golpe en la cabeza con un rival en Lejona. Se retiró del campo. Ayer apareció en las Instalaciones de La Albericia con una contractura cervical, que le impedía mover el cuello con normalidad. Pronóstico reservado para el domingo.

Por su parte, los casos de los dos centrales son distintos. Gonzalo sufrió un fuerte golpe en la cabeza durante el partido al chocarse con un rival. El defensa salió con una fuerte conmoción del campo y ayer, ya en frío, se presentó en las Instalaciones de La Albericia con una contractura cervical fruto del impacto y del brusco movimiento que le supuso el golpe. Gonzalo no era capaz de mover con normalidad el cuello por lo que aunque tampoco está descartado para el domingo su pronóstico es más que reservado. Por si fuera poco, su teórica pareja en el centro de la zaga, Paco Regalón, sufre una sobrecarga en los isquiotibiales. En principio, este último lo tiene más fácil que su compañero para estar ante los burgaleses, sin embargo los médicos piden cautela.

Un alto tributo

El tributo que pagó el Racing en una eliminatoria copera que debía de haber sido sencilla en todos los ámbitos se suma a la rémora que la plantilla arrastra desde el partido jugado en Guernica hace ya más de una semana. Aquel día cayeron lesionados César Díaz, Aquino y Juanjo. Todos ellos se recuperan de sus dolencias; César Díaz ayer dio un paso de gigante en su puesta a punto. Al manchego se le vio correr con normalidad y todo apunta que su evolución es positiva. Sufre una contractura en los isquiotbiales, lo mismo que Juanjo a quien también se le vio con mejores sensaciones en La Albericia. Ambos realizaron carrera continúa y participaron del entrenamiento en ciertos lances. El cántabro también esta aquejado de una sobrecarga en los isquiotibiales fruto de la puesta a punto y la excesiva motivación con la que llegó a Santander.

El parte médico de los dos apunta a la estricta evolución de sus lesiones. Otra cosa distinta es el caso de Dani Aquino, que aunque el futbolista dice notarse bien y percibir «buenas sensaciones» su dolencia es un grado superior; tiene una microrotura también en la parte posterior del muslo. El delantero quiere volver cuanto antes, pero desde el cuerpo técnico -y médico- no quieren arriesgar ni lo más mínimo. El delantero es vital para el rendimiento colectivo de la plantilla y cualquier precipitación podría pagarse cara. A dos días del partido ante el Mirandés su recuperación es una incógnita.

Establecer un denominador común sobre la plaga de lesiones de este inicio de temporada resulta cuando menos imposible, sin embargo el cambio de superficie que supuso jugar ante el Gernika sobre hierba artificial puede estar detrás de algunas de ellas. Las sobrecargas musculares e incluso la hinchazón de la rodilla de Granero pueden deberse a la dureza del terreno de juego vasco.

Fotos

Vídeos