Zuloaga rechaza el nombramiento de Salvador Blanco en Sidenor y pide explicaciones a la vicepresidenta

Zuloaga rechaza el nombramiento de Salvador Blanco en Sidenor y pide explicaciones a la vicepresidenta
Celedonio

El Consejo de Gobierno ha aprobado la entrada en el órgano de dirección de la nueva compañía del alcalde de Reinosa y del exconsejero delegado de Sodercán, cesado esta mañana en la sociedad pública

JESÚS LASTRA y AGENCIAS

El Consejo de Gobierno ha decidido esta mañana incorporar al alcalde de Reinosa, José Miguel Barrio (PRC), y al todavía consejero delegado de Sodercán, Salvador Blanco, al órgano de dirección de la recién creada Sidenor Forgins & Castings, participada por Sodercán en un 24,9% tras aportar 15 millones de euros, un acuerdo que garantiza el empleo en la fábrica de Reinosa durante los próximos tres años. Ambos actuarán como los representantes del Gobierno de Cantabria en la sociedad y sus cargos no son retribuidos. La decisión ha tomado por sorpresa al secretario general del PSOE, Pablo Zuloaga, responsable de la salida de Blanco de Sodercán, quien se ha enterado del nombramiento por la prensa. «Yo de esta noticia me he enterado hoy por los medios de comunicación», ha reconocido Zuloaga a preguntas de la prensa. El nombramiento parece reeditar las tensiones entre la nueva dirección del PSOE y la que en su día lideró la vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, y que alcanzó un máximo nivel a finales del verano con amenazas de expulsión del partido incluidas. Los relevos en MARE y Sodercán deberían haberlas aplacado pero este nombramiento ha vuelto a tensar la cuerda.

Ver más

Zuloaga ha calificado el nombramiento de Blanco de «contradictorio» y ha admitido que la decisión la ha tomado la vicepresidenta del Gobierno, Eva Díaz Tezanos, y que no ha sido consensuada con el PSOE, por lo que le ha pedido que lo explique. «Parece a priori un poco contradictorio que una persona que ha sido dimitida de una empresa como Sodercán la represente en otra empresa ayudada por Sodercán como Sidenor», ha apostillado Zuloaga.

Y es que el nombramiento de Blanco en Sidenor, coincide en el tiempo con su salida efectiva al frente de Sodercán, casi dos meses después de haber presentado su dimisión para evitar la expulsión del PSOE de la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos.

Esta mañana, el Consejo de Administración de Sodercan nombraba a la sustituta de Blanco, la anterior directora de proyectos de la misma empresa, Iciar Amorrortu. En esta caso, Zuloaga si ha respaldado tanto el nombramiento de Amorrortu como el nuevo responsable de Mare, Felipe Lavín, que han sido nombres «propuestos» por Díaz Tezanos y «avalados» por la dirección del PSC.

Rechazo general

El nombramiento tampoco a gustado a Podemos, que ha reprochado hoy al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y al propio Zuloaga, que toleren la «puerta giratoria» para Salvador Blanco. Esta formación considera que su nombramiento es un «premio» del Gobierno y de Sidenor a sus «servicios», tras la inversión decidida por esa sociedad pública, cuando él estaba al frente, «muy beneficiosa para los intereses de esa empresa». «Salvador Blanco ha sido un administrador irregular en Sodercán y su colocación en Sidenor, tras la inversión decidida por él mismo, es una autopuerta giratoria», ha opinado Podemos. Para el portavoz parlamentario de Ciudadanos (Cs), Rubén Gómez, el nombramiento ha sido una «cacicada» y «tomadura de pelo a todos los cántabros» e Izquierda Unida ha criticado el «cambio de sillón» que los socialistas en el Gobierno han brindadoa Blanco, «una puerta giratoria en toda regla».

El Gobierno: «Blanco es la persona idónea»

La respuesta del Gobierno ha venido desde la vicepresidencia de Díaz Tezanos, en un comunicado en el que el Ejecutivo destaca que los dos nuevos miembros del Consejo de Administración de Sidenor no recibirán ninguna remuneración por este desempeño, «lo que desmiente cualquier acusación de puerta giratoria, de cacicada o de tomadura de pelo».

Para el Gobierno, Salvador Blanco es la persona «idónea» dado «su exquisito conocimiento técnico del proyecto y su preparación para llevar a cabo el seguimiento del acuerdo entre Sodercán y Sidenor». Lamenta las críticas que está recibiendo el nombramiento que «se están haciendo se realizan sin tener en cuenta ni el interés de Campoo ni el de Reinosa ni los intereses de la Comunidad» en isisten que Blanco es «una garantía para que este proyecto salga bien».

Perspectivas de Sidenor

Sin las barreras que interponía la matriz brasileña cuando Sidenor se llamada Gerdau, la nueva compañía que aglutina la forja pesada de Reinosa tendrá vía libre para explorar nuevos mercados, algo que ya lleva meses haciendo. Jainaga lo avanzó claramente: «Nuestro nuevo plan de negocio nos lleva a desarrollar acciones en países a los que antes no podíamos ir, porque entraba la matriz brasileña. Es el caso de Irán, China y los países de Mercosur», mercados en los que Sidenor cree que puede crecer. En Irán ya es habitual la presencia de Sidenor, incluso de la mano de la propia Sodercán, y Jainaga conoce muy bien el mercado chino.

La nueva compañía también explorará nuevos productos hasta ahora no abordados en Reinosa, como la fabricación de piezas en acero inoxidable, y los suministros para la industria eólica marina, una actividad en crecimiento desde hace años «y con claras posibilidades de mejora y de presencia en el negocio», según Jainaga, que también indicó que hay «claras opciones de llegar con cilindros de laminación a mercados hasta ahora vedados, pero que conocemos muy bien». Nuevos países, nuevos mercados y nuevos segmentos de venta «que nos hacen ser muy optimistas sobre la posibilidad de crecer comercialmente».

La nueva empresa también será suministradora de lingotes para la actividad del tren de laminación en Reinosa, cuya actividad se espera incrementar, y podrá vender su producción a otras compañías ajenas al grupo.

Además, Sidenor está analizando un proyecto para concentrar en la planta de Reinosa la producción de todos los diámetros gruesos, lo que traería a Cantabria nuevos clientes y productos orientados a la automoción (el mercado que más ha crecido en los últimos años y del que Reinosa era ajena) y sería una oportunidad de mejora la fábrica y para sus expectativas de futuro.

Tren de laminación

También ha quedado despejado , si bien no totalmente, otro de los nubarrones que pendían sobre Reinosa, el futuro del tren de laminación, la actividad que emplea a 120 trabajadores, no entra en la nueva compañía y sigue en Sidenor.

El grupo tiene dos trenes prácticamente iguales en Azcoitia y en Reinosa. Hace un año no había actividad para mantener los dos abiertos y el plan era concentrar en uno de ellos la producción y cerrar el otro, con los afectos sobre el empleo consiguientes. Jainaga aseguró ayer que las condiciones han cambiado en los últimos meses. «Ya no tiene sentido el plan de desviar toda la producción a un tren de laminación, bien de Reinosa bien en Azcoitia, porque las dos instalaciones s son necesarias por la carga de trabajo actual. Los ahorros únicamente se consiguen cerrando totalmente uno de ellos y hoy esto no es posible por la demanda de trabajo que tienen».

No obstante, la situación sigue siendo fluctuante, como el mercado, de ahí las cautelas de Jainaga: «De momento, vamos a continuar así y si sigue mejorando, las dos fábricas tendrán trabajo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos