«No es no» bajo la lluvia

vídeo

Imagen de los manifestantes en Ferraz. / Óscar del Pozo | Vídeo: Atlas

  • Una treintena de simpatizantes del PSOE desafían al mal tiempo y protestan ante la sede del partido

  • «Abstención es corrupción» o «mi voto es del PSOE y no de Rajoy», algunos de los cánticos más escuchados

La lluvia que ha caído a primera hora de la mañana no ha impedido que una treintena de simpatizantes del PSOE se concentren ante la sede del partido en la madrileña calle Ferraz para pedir que no se permita un gobierno de Mariano Rajoy. «Abstención es corrupción» y «esta no es la sede del PP» fueron los cánticos que los miembros del Comité Federal han tenido que escuchar antes de entrar en la sede.

más información

Hasta siete furgones de la Policía Nacional se han desplegado en Ferraz para evitar altercados. Los agentes mantienen a los manifestantes al otro lado de la calle sin dejar que se acerquen a la entrada de la sede. Algo que no gusta a los simpatizantes. «De qué tienen miedo», gritan apoyados en la valla que les impide cruzar al otro lado.

«Es una vergüenza y una traición a la clase trabajadora», explica Luis Miguel mientras sostiene una enorme pancarta con el clásico «no es no» acuñado por el ex secretario general Pedro Sánchez. Este simpatizante pide que el partido consulte a la militancia sobre si debe abstenerse en la investidura de Rajoy. Algo que en su opinión no deberían decidir «cuatro representantes que además están en consejos de administración».

Mientras los dirigentes socialistas debaten si permitir un gobierno de Rajoy como mal menor ante unas terceras elecciones que podrían ser catastróficas para el partido, las personas reunidas ante la sede lo tienen claro. «Es preferible ir a las terceras elecciones, aunque nos peguemos el tortazo», asegura Basilio, militante socialista desde hace 30 años y que sostiene una bandera republicana porque «está en el ADN del PSOE».

Los cánticos «mi voto es del PSOE y no de Rajoy» o «no a la gestora» se entremezclan con debates improvisados entre los congregados frente a Ferraz sobre qué dirigente socialista es responsable de la situación actual del partido. Unos critican apuntan a la presidenta andaluza Susana Díaz y otros al expresidente Felipe González. Pero también hay quien culpa a Sánchez por no haber intentado con más fuerza un Gobierno de izquierdas. La discusión cesa cuando un cántico se eleva sobre todos: «No es no».