El enigma del español que 'se saltó' el control policial y murió apuñalado

El enigma del español que 'se saltó' el control policial y murió apuñalado

Era el dueño del vehículo que arrolló a una agente en el control de la Diagonal pero no iba al volante, lo que abre la hipótesis de que condujera uno de los terroristas

YOLANDA VEIGA

A la confusión inicial tras la matanza de ayer en Barcelona (13 muertos y un centenar de heridos), le siguen las incógnitas en torno al atentado. Una de ellas, cómo murió el español que presuntamente se saltó un control policial. Inicialmente se descartó que este incidente estuviera relacionado con el ataque al epicentro de la ciudad condal, pero la investigación posterior ya no descarta un nexo.

Las autoridades han aclarado que esta persona, de nacionalidad española y sin antecedentes, no falleció a causa de los disparos de la Policía, como inicialmente se dijo. Presentaba una herida, posiblemente, por arma blanca que la autopsia ha demostrado que fue el origen del fallecimiento.

Además, no apareció en el asiento del piloto cuando el vehículo fue interceptado, por lo que habría habido una segunda persona que llevaba el coche y que habría sido la que se saltó el control de los Mossos d'Esquadra, arrollando a una de las agentes y provocándole una rotura de fémur. Y es esta persona, de la que se desconoce su identidad, la que estaría también bajo el punto de mira de los investigadores por su posible relación con el ataque del jueves.

Apenas dos horas y media después de producirse el masivo y mortal arrollamiento en las Ramblas un control de los Mossos en la Diagonal trató de dar el alto a un vehículo, que haciendo caso omiso a las indicaciones de detenerse atropelló a su paso a una sargento. Otro agente repelió entonces el ataque con disparos mientras el conductor se daba a la fuga.

Frenó después, en la zona de Sant Just Desvern, donde fue interceptado el vehículo. Cuando llegó la Policía encontró en el interior del coche a su propietario, un español que no tenía heridas de bala, sino que presentaba una herida mortal por arma blanca y que no estaba al volante.

Esta circunstancia abre una incógnita, ¿quién conducía la furgoneta y quién le apuñaló? No hay respuesta oficial para estas cuestiones, pero una de las teorías es que el fallecido no tiene relación con el atentado, sino que habría sido una víctima más. La hipótesis, que de momento no va más allá de la especulación, es que uno de los terroristas de las Ramblas habría secuestrado este coche junto a su ocupante y lo habría utilizado para huir, saltándose el control de la Diagonal e hiriendo de muerte al propietario del vehículo.

Fotos

Vídeos